…Y llegaron de arriba

septiembre 14th, 2020

La Biblia ha sido un libro básico para muchos aspectos de las sociedades occidentales. Como base de las doctrinas judeo-cristianas se ha usado y se sigue usando en ciertas sociedades como base para justificar toda clase de interpretación de hechos. Así se sigue esgrimiendo en Estados Unidos para negar el cambio climático o para justificar la desigualdad social en la sociedad capitalista.

Eso ha sido así desde el principio en que se han introducido múltiples cambio y falsificaciones de su contenido para servir a los intereses de quienes la manejan. Un ejemplo muy interesante son las inclusiones en la Biblia de cartas atribuidas a Pablo que están destinadas a enfatizar el papel subordinado de las mujeres. La carta que corrientemente se cita para indicar que la mujer debe ser sumisa al marido es un buen ejemplo de una carta que no fue escrita por él.

Los Nefilim

Por otra parte también la Biblia tiene mucho interés por las memorias de tradiciones milenarias. Hay un capítulo que ha estado abierto a múltiples interpretaciones. Se trata del principio de Génesis 6 que empieza diciendo: «Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la Tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien y tomaron por mujeres a las que preferían entre todas ellas». Esta es la versión suave que da la Biblia de Jerusalén, otras traducciones de la Biblia dan una versión más cruda. En una religión politeísta, los dioses tienen siempre numerosos hijos, pero en una religión como la judía ¿quienes serían los hijos de Dios? Ese capítulo 6 del Génesis tiene muchas partes provenientes de tradiciones sumerias, el diluvio por ejemplo, es posible que de allí venga.

Otro aspecto curioso, pero normal en la Biblia, es que las mujeres juegan un papel básico en los pecados. Ya dijo San Agustín que por la mujer vino el pecado en el mundo y esa actitud misógina tan característica de esta religión sale por todos lados.

Pero la historia sigue con la aparición de los Nefilim en la Tierra, que según algunas traducciones de la Biblia son el resultado de las relaciones entre los hijos de dios y las hijas del hombre. En muchas versiones de la Biblia este nombre, Nefilim, se traduce por gigantes, ya que tanto Ezequiel como Números hablan de ellos como grandes guerreros y gigantes. Pero ¿cuál es la traducción de la palabra Nefilim? Su significado es «venido de arriba». Es un nombre curioso que ha llevado a mucha especulación.

En años recientes han aparecido muchos libros usando esos Nefilim para explicar uno de los misterios de la historia de la humanidad. Este misterio es la de la aparición de la civilización humana. Después de miles de años de vivir el hombre sobre la Tierra sin dejar prácticamente señales culturales, alrededor del 3500 antes de la era común irrumpe la civilización en Summer, se inventa la escritura, las matemáticas y la astronomía entre otras cosas. ¿Qué pudo pasar? Realmente no lo sabemos.

La palabra Nefilim ha sugerido una teoría para explicarlo, los que vinieron de arriba son personas de otro planeta que nos trajeron la civilización. Zecharia Sitchin es quien inició la especulación en ese campo. Usando la Biblia como compilaciones de recuerdos vagos del pasado, no desde el punto de vista teológico, y escritos sumerios, ha desarrollado toda esta teoría sin ninguna base en hechos reales. Llegando a sugerir que en las pirámides de Egipto estaban los centros de control para el aterrizaje de las naves espaciales. Es altamente curioso.

De todas formas, el Génesis 6 a mí me sugiere otra teoría. ¿Dónde podrían vivir estos gigantes? Pues en el único lugar donde hay mesas para gigantes es en Menorca. En las taulas es donde los gigantes celebraban sus banquetes. También sabemos que en Menorca hay muchas mujeres muy guapas, lo que encajaría en la primera parte de la historia. Entonces el mar Mediterráneo puede ser el resultado del diluvio que siguió a los hechos aquí mencionados.

Ya tenemos candidatura demócrata

agosto 31st, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace unos ocho meses que empezó el proceso de primarias en Estados Unidos para las próximas elecciones presidenciales en noviembre.

Como es habitual, el Partido Demócrata hizo unas encuestas sobre los candidatos que se presentaban en aquel momento, una docena más o menos. Preguntaron por los candidatos a presidente preferidos, yo escogí a dos: Elisabeth Warren y Bernie Sanders. Dos políticos comprometidos y progresistas que tenían unos objetivos claros.

También preguntaron por los candidatos que en ningún caso apoyarías, yo señalé a uno: Joe Biden, un hombre soso sin más plan que llegar a ser presidente y sumiso a Wall Street.

Joe Biden y Kamala Harris

Tengo la impresión que el diablo me envía estas encuestas para que se transformen en una maldición para los candidatos. Así los dos que escogí se hundieron y Biden ha salido ganador. Al empezar las primarias, Sanders iba a la cabeza con un apoyo entusiástico principalmente de los jóvenes. Eso preocupó al aparato del partido que empezó una campaña contra Sanders y a favor de Biden.

A los poderes económicos no les hacia ninguna gracia que un hombre como Sanders fuera candidato a la presidencia. La campaña que se montó se basaba en el argumento de que Sanders era demasiado de izquierdas para ganar a Trump. La campaña tuvo éxito y Biden pasó a encabezar las primarias ganando finalmente la candidatura a presidente.

Desde que Biden pasó a ser el cabeza de las primarias, él intentó ganarse el ala progresista del partido. Un aspecto en el que empezó este juego fue en el de seleccionar la persona a ocupar la vicepresidencia. En ello mostró su poca habilidad. Después del 8-M, aprovechó para decir que escogería a una mujer para la vicepresidencia y después de las manifestaciones sobre black lives matter añadió que seria una mujer de color.

Es típico de quienes quieren pasar por progresistas tomar esas posiciones. No se dan cuenta que haciendo esas declaraciones degradan la elección que hagan. La gente luego dice que si esa es la vicepresidenta elegida es por ser mujer de color, no porque se lo merezca. No hacia falta poner ninguna condición ya que hay muchas mujeres preparadas para el puesto.

La decisión final sobre la vicepresidencia la hizo la semana pasada justo antes de la convención del Partido Demócrata. Kamala Harris fue la elegida, una mujer de gran energía y capacidad para el puesto. Es algo más centrista que los candidatos que yo elegí en la encuesta, pero estaba en mi lista de posibles candidatos progresistas. Si el equipo fuese Kamala Harris como presidente y Biden como vicepresidente, estaría yo encantado.

Kamala Harris ha defendido siempre los derechos de las mujeres al aborto, tanto en su puesto político actual, senadora por California, como cuando era fiscal general en California. Ha apoyado iniciativas a la reducción de emisiones en Estados Unidos y el acabar con el uso de combustibles fósiles. En el Senado apoyó la iniciativa de dar 2000 dólares al mes a todas las personas adultas durante la crisis del coronavirus. También ha apoyado las iniciativas de Bernie Sanders para dar seguro medico a todos los ciudadanos.

La primera reacción de Trump al nombramiento de Kamala Harris fue poner en duda si podría ocupar la vicepresidencia por las mismas razones que batallaron durante años a Obama, por si era realmente ciudadana americana al nacimiento. También aprovechó para llamarla mal educada por su comportamiento durante las primarias.

Por tanto, la reacción ha sido lo natural en él, montar una trama conspiratoria e insultar.

Ahora, Trump está desmontando los servicios de correos de Estados Unidos. Les ha cortado casi toda la financiación y quiere cerrar el sistema. Uno de sus argumentos es la de la eliminación del voto por correo, ya que dice que es fuente de falsificación de votos. Lo que quiere es cortar el acceso de muchos votantes a las próximas elecciones. Es una medida increíble propia de un dictador fascista, que es lo que le gustaría ser.

Mientras, lejos de mi taller de escultura en donde puedo mitigar mi rabia y mi tristeza con fuertes martillazos a un viejo tronco de árbol, hay que aguantarse.

Se creen que soy idiota

agosto 17th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando era yo un niño, me sentía humillado si la familia me contaba que los niños venían de París y les traía una cigüeña o cuando me decían que los regalos del 6 de enero los traían los Reyes Magos. Yo hablaba poco y nunca sonreía, me quedaba callado pensando que me creían tonto. Claro que en represalia me gustaba hacer algún juego. Así un día le dije a mi padre que en el cuarto oscuro, donde me castigaban cuando no me portaba bien, había hablado con uno de los Reyes Magos. Mi padre me dijo: “mentiroso”, y le pregunte ¿por qué? y rápidamente dijo: «Porque …” y silencio. Casi se le escapa que los Reyes Magos no existían. Me quedé serio, pero reía por dentro.

Con el principe de España en 1973

Estos días he tenido la misma sensación de humillación que en aquellos tiempos cuando he oído las explicaciones de la Casa Real, el gobierno, los jueces y de grandes nombres de la política sobre la situación del rey emérito. Se creen que soy idiota, me decía a mí mismo y esta vez no podía hacer ningún juego. Han hablado de la presunción de inocencia, de falta de procedimiento judicial y de lo que le debemos al monarca, todo bien mezclado y cocinado.

Cuando Felipe VI renuncia a la herencia de su padre y le quita el sueldo de la Casa Real se carga cualquier presunción de inocencia. Y cuando el mismo Juan Carlos se va del país ya le da el golpe definitivo. Si yo estuviera en su lugar y fuera inocente lo primero que haría es buscar los mejores abogados y montar una serie de procesos judiciales contra quienes hubiesen faltado a la verdad. Un inocente lucha para demostrarlo, el culpable se esconde.

No vale la pena hablar de la falta de proceso judicial. Primero la inviolabilidad y segundo, la respuesta de la alta judicatura es función de quien eres. Si eres separatista, la respuesta es en horas, si eres un alto cargo ya va por años, y como más alto, más tarda. Ya sé que hay el caso de la infanta. Eso se debió a un juez honesto al que empujaron a la jubilación. Sí, hay algunos jueces honestos y casi todos han pagado por ello.

En cuanto a lo que debemos a Juan Carlos, sí hay buenas razones, pero nada tiene que ver con lo que está pasando. Si me invento una historia, por ejemplo que Einstein una vez en Princeton hubiese matado a una persona, él habría sido juzgado y condenado. ¿Se debería argumentar que el hecho de haber creado la teoría de la relatividad le exculpaba? No, ya que nada tiene que ver. Como tampoco se le quitaría méritos a sus descubrimientos por los hechos que cometiera luego. Con Juan Carlos, lo mismo.

En el año 1972, yo regresé a España después de varios años trabajando en el Reino Unido. El ambiente en el país era esperanzador y muchos de los que trabajábamos juntos teníamos el entusiasmo de promover la investigación en España. En estos tiempos estábamos con la llamada crisis de la energía y pensábamos en la necesidad de desarrollar nuevos campos. Uno que creíamos muy importante era la Fusión Termonuclear. Dentro del Grupo Inter-Universitario de Física Teórica y en colaboración con el CSIC desarrollamos planes de investigación en este campo.

Para lanzar los planes y conseguir que se nos oyera necesitábamos salir al público, en el entonces Príncipe de España encontramos uno de los apoyos que necesitábamos y él aceptó presidir los actos públicos en los que lanzamos nuestra llamada. Él se mostró muy compresivo y cercano, cuando en aquellos años el jefe del Estado era muy lejano. Mucho tengo que agradecer a Don Juan Carlos por su ayuda en el desarrollo de este programa que desde entonces sigue con éxito. Claro está, después vino la Transición y de nuevo su labor es de agradecer.

Pero a pesar de está simpatía personal que tengo hacia él, ahora tiene que responder por sus actos. También todos hemos de analizar de dónde proceden algunos de los problemas. Es urgente revisar la inviolabilidad del Jefe del Estado y ponerle límites. Es esencial exigir transparencia a la Casa Real, todos sus miembros deben poner al descubierto su patrimonio. Esto de inmediato, con más tiempo habrá que ver cuál es la opinión de los ciudadanos sobre el sistema de gobierno.

Murió John Lewis

agosto 3rd, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Después de seis meses con cáncer pancreático falleció John Lewis a los 80 años, todo un símbolo en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos. Desde los años 60 hasta ahora ha sido constante su lucha por los derechos civiles tanto como simple ciudadano primero como político en estos últimos 34 años.

En 1965, el presidía el Comité de Coordinación de Estudiantes No-Violentos y venia a ser el segundo de a bordo en el equipo de Martin Luther King, el líder máximo en derechos civiles para los afroamericanos. En este año se reunieron en Selma, Alabama, grupos en defensa de los derechos civiles. La represión fue sangrienta y a las pocas semanas se vuelve a reunir para protestar de la muerte de un ciudadano afroamericano en manos de la policía. Como puede verse muchas cosas no cambian. Hubo de nuevo una manifestación pacífica de Selma a Montgomery cruzando el puente llamado Edmund Pettus Bridge. Pero allí acabó debido a una nueva represión policial.

En aquella ocasión John Lewis recibió un golpe en la cabeza que le ocasionó fractura de cráneo. Como el mismo contó, él creyó que eso era su final. Pero sobrevivió y siguió luchando por los derechos civiles durante todos esos años. Cuando Obama llegó a presidente y en la manifestación que se hizo conmemorando el 50 aniversario de Selma, el presidente ya dijo que John Lewis había abierto el camino para llegar a donde estábamos.

En aquellos años 60 los españoles que creíamos en la democracia, mirábamos a los afroamericanos y en particular a Martin Luther King como ejemplo a seguir. Era los años del Sindicato Democrático de Estudiante y de organización de manifestaciones pacíficas. Lo viví en la Universidad de Barcelona. También fueron años de represión a porrazos. Siguiendo la lucha de los afroamericanos cantábamos aquello: «Como un pino junto a la ribera, no nos moverán». Los afroamericanos en Estados Unidos habían tenido una vida muy dura y sabía resistir. Nosotros unos señoritos universitarios a la primera porra salíamos corriendo.

A pesar de correr, nos ganamos algunos porrazos en las costillas que nos dejaron señales. Las del cuerpo con los años se fueron pasando, pero las del espíritu no, se quedaron dentro y aun duelen al ver que por lo que luchamos aquellos años poco se ha conseguido, una democracia nominal cada vez mas deteriorada, una justicia que no lo es, y unos cuerpos de protección ciudadana que siguen aporreando a quienes se manifiestan pacíficamente. El 1-O nos dejó buena prueba de ello.

El día 27 el féretro de John Lewis volvió a cruzar el puente ahora escoltado por una guardia de honor. Supongo que se sentiría triste al ver como la policía sigue matando afroamericanos a pesar del progreso conseguido. Es fácil el honrar a los difuntos que no se han respetado en vida.

El puente en Selma sigue llevando el nombre: Edmund Pettus Bridge, en honor de un dirigente de Ku Klux Klan de Alabama. Como puede verse, la memoria histórica sigue sin respetarse en muchas partes del mundo. Es particularmente llamativo en este caso por lo simbólico del puente en la lucha de los afroamericanos.

¿Y qué dice de todo esto el Partido Republicano? Un par de congresistas republicanos quisieron honrar su memoria y dieron el pésame… poniendo la foto de ‘otro negro’, se equivocaron.

Trump, callado sobre este asunto, pero sí intentó justificar a los policías frente a les demandas de los grupos Black Lives Matter. Como siempre su justificación es de libro, dijo: «Hay más blancos que negros que mueren en manos de la policía». La frase es para estar orgullosos, pero no tiene en cuenta que hay muchos más ciudadanos blancos que negros y la mayoría de blancos iban armados y los negros desarmados. ¡Pero qué importa!

Esperemos que la lucha pacífica siga en defensa de los derechos civiles, que sigamos el camino abierto por ciudadanos como John Lewis que en paz descanse.

Trump, ese sinvergüenza

julio 20th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Trump empieza a tener problema serios de imagen en Estados Unidos. No es que su imagen haya sido muy buena entre personas ‘normales’, pero sabía venderla bien en un amplio sector de votantes. En estas últimas semanas han aparecido dos libros que no le son precisamente favorables. El hizo todo lo posible para que no se publicaran, pero la prensa como es lógico tuvo acceso a ellos y ahora ya están a la venta.

El primer libro fue de John Bolton que era National Security Adviser del presidente Trump durante un año y medio. Se titula «La habitación donde pasó» y pone de manifiesto claramente la incapacidad de Trump para ejercer las labores de presidente. Muestra su ignorancia en cuestiones básicas, su afán de interferir en la Justicia y su forma corrupta de proceder con otros países.

Roger Stone, socio y amigo de Donald Trump

El otro libro es el de Mary L. Trump, sobrina del presidente y sicóloga de profesión. El libro se titula «Demasiado y nunca suficiente: como mi familia creo al hombre más peligroso del mundo». El título ya dice mucho. En el cuenta toda la historia de una familia disfuncional. A la vista de la dureza y el maltrato que su padre dio a su hermano mayor cada vez que cometía un error, Trump desarrolló su estrategia de mentir sistemáticamente y nunca aceptar haber cometido un error.

La descripción que estos libros hacen de Trump no puede ser no puede ser peor para alguien que pretenda seguir siendo presidente. De todas formas no debería ser necesario ir con tanto detalle en su vida para saber que no se debe votar a esa persona, sus hechos deberían ser suficientes para llegar a esa conclusión.

Ahora todos sus esfuerzos están dirigidos a que se vuelva a la normalidad. Abrir escuelas y universidades, normalidad laboral, etc. Mientras el número de infecciones sube dramáticamente. De esto culpa a médicos y científicos que según él usan la ciencia con fines políticos. La Casa Blanca ahora usa la cifra de muertos, ya que aun las muertes no han empezado a repuntar. Ataca al Dr. Fauci, el que fue el Fernando Simón en Estados Unidos y que Trump apartó por no seguir sus ordenes. La posición de Trump con respecto a la pandemia es que «ya pasará». Ahora hay que reconstruir la economía antes del 4 de noviembre cuando hay las elecciones presidenciales.

Pero como siempre, Trump se ha superado a si mismo cometiendo lo que se ha llamado un hecho histórico de corrupción sin precedentes. Se trata de la conmutación de la pena de prisión a su socio y amigo Roger Stone. Este está condenado por varios delitos a tres años de cárcel y alguno de estos delitos fueron para proteger al mismo Trump. Eso es lo que hace que este caso sea un caso de corrupción.

2 Trump ya había ejercido más de una docena de perdones a personas de su entorno político y por delitos que otros presidentes no hubieran aceptado como perdonables. Por ejemplo en el caso de asesinatos. Tampoco suele hacer caso de las recomendaciones judiciales que acompañan a las peticiones de perdón.

En el caso de Roger Stone ha ido más allá. Se ha saltado el orden de peticiones y lo ha puesto el primero. Stone había sido sentenciado por siete delitos entre ellos mentir al Congreso con relación de las actividades de Rusia con la elección de Trump. Por tanto, mintió para proteger a Trump. Como ha dicho Mitt Romney, senador republicano, una cosa así no se hubiera atrevido hacerla ni Nixon.

Trump ha continuado acusando a diestro y siniestro de que Stone había sufrido una persecución política. Culpando a Muller de que debido a su fallo de poder probar la conspiración con Rusia, habían cargado contra Stone. Acusaciones a los Demócratas del uso político de la justicia. Como siempre todo el mundo es culpable menos Trump.

Trump sigue con sus mentiras constantes. El «Washington Post» ya lleva contabilizadas más de 20 000 falsedades que ha dicho Trump desde que es presidente. A pesar de todo esto queda aun en el aire la pregunta: ¿será capaz de ganar las próximas elecciones?

La Tierra cambia

julio 7th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando andamos, pisamos el suelo con la sensación de que ese suelo es firme y casi eterno. La Tierra esta siempre aquí y nada cambia. Pero no es así, la Tierra cambia y evoluciona constantemente. Eso lo hemos visto estos días cuando de pronto hemos oido hablar de nuevo de Zelandia, el octavo continente que ahora está bajo el mar.

La cosa pasó hace unos 84 millones de años, no es ayer para nosotros pero es casi ayer para la Tierra. Fue cuando se separaron Australia y la Antártida y como resultado se hundió en el Océano Pacífico Zelandia, ese octavo continente que los unía. Nos enteramos de lo que pasó solo hace tres años, cuando se descubrió y empezó a explorar ese territorio submarino. Esas exploraciones fueron muy detalladas extrayéndose miles de muestras en las que se encontraron centenares fósiles de lo animales que lo poblaban.

Mapa de Zelandia, el continente sumergido

En estos días, científicos de Nueva Zelanda han hecho público un mapa detallado de Zelandia en una pagina web, de forma que se puede explorar con detalle ese continente. Esto es lo que ha llevado de nuevo ese continente a la actualidad. Es importante tenerlo presente como un ejemplo de que grandes cambios pueden ocurrir y han ocurrido en el planeta.

Ahora los cambios más obvios se ven en el clima, ya he hablado de eso bastantes veces en estas páginas, pero creo que es muy importante seguir hablando y discutiendo las novedades que hay y de las que casi no mencionan la mayoría de medios de comunicación. De nuevo hemos tenido un record este mes de Mayo como el más caliente desde que tenemos datos. Sigue sin parar el aumento de la temperatura en la Tierra y eso nos puede llevar a más serios cambios, más serios que la presente pandemia.

Como hemos visto últimamente, los aumentos térmicos han sido más pronunciados en el norte de Estados Unidos y en la zona norte de Siberia. En la zona de New England y en el Este de Canada se han llegado a temperatures record por esa época del año, unos diez grados por encima de la temperatura media habitual. En Siberia, en la ciudad de Verkhoyansk, al norte del circulo polar Artico, hace unos 15 días se llegó a los 38 grados, la temperatura más alta de su historia.

Con esos aumentos de temperatura en Siberia se está fundiendo el permafrost creando serios problemas. Como ciudades están construidas sobre el permafrost esto afecta a la estabilidad de los edificios y al futuro de cultivos. Aparte de los problemas a más largo plazo, un serio problema ha sido la rotura de un tanque de combustible en Norilsk en donde se almacenaban veinte mil toneladas de diesel. El combustible se ha desparramado a un rio cercano, el Ambarnaya, causando una catástrofe medio-ambiental de serias consecuencias para la región.

A pesar de la negativa de algunos a reconocer el cambio climático, el aumento térmico es sistemático en particular en los últimos años. Ya se ve muy difícil parar esa subida y controlar sus consecuencias.

Alguien puede decir: Siberia está muy lejos, eso no me afecta a mi. Curiosamente ha aparecido estos días un estudio que ilustra como algo lejano nos puede afectar. Los años 43 y 42 antes de la era común, en Europa y el norte de Africa, fueron muchos más fríos y lluviosos que lo normal. Se destruyeron las cosechas, hubo hambrunas y enfermedades como consecuencia. Esto generó una grave crisis social. Esto pasaba al año siguiente del asesinato de Julio Cesar. Esta tensión social contribuyó de forma importante a la caída de la República Romana y la implantación del Imperio.

El cambio en el clima durante estos dos años fue consecuencia de una gran erupción volcánica. Ahora se ha identificado el volcán que causó el problema. Es el monte Okmok en la isla de Umnak en las costas de Alaska. O sea que no fue un volcán en una esquina del Mediterráneo sino cerca del circulo polar Artico.

El planeta sigue cambiando y estos cambios nos afectan a todos los que lo habitamos. Pero no hay que olvidar que somos nosotros los responsables del cambio climático global.

Un triste espectáculo

junio 23rd, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando una sociedad acumula alta tensión interna, a veces basta un simple incidente para que se produzca una explosión. La sociedad norteamericana lleva muchos años de tensión por la discriminación racial. El desprecio de muchos a los afroamericanos y la desigualdad económica y social en que estos se encuentran es ciertamente una gran fuente de tensión. En las últimas semanas hemos visto como esta tensión estallaba con lo que no fue un simple incidente, el asesinato de George Floyd por parte de la policía de Minneapolis.

Manifestante en Buffalo golpeado y abandonado por la policía.

El vídeo de cómo la policía trató a George Floyd es suficiente para ver la mentalidad que tienen al tratar con la comunidad afroamericana. El vídeo es tan explícito que por eso se explica el enorme impacto que ha tenido no solo en Estados Unidos sino en todo el mundo. Pero eso no fue un caso aislado. Cada año hay un promedio de 1.000 personas que han muerto en manos de la policía en Estados Unidos. Según la cuenta que mantiene el «Washington Post», desde el 2015 ha habido 5.400 muertos en manos de la policía.

En la estadística hay que referirse al «Washington Post» ya que no se dan datos oficiales sobre estos casos. El sistema encubre todos esos asesinatos y en general no se toman medidas contra la policía. El 13 de marzo, hubo otro caso igualmente horrible en Louisville. Se trata del asesinato de Breonna Taylor, una joven afroamericana de 26 años que trabajaba y a la vez se preparaba para ser enfermera. Un grupo de policías, en una investigación sobre drogas, sin llamar derribaron la puerta de su casa y la cosieron a tiros mientras ella estaba en la cama. No encontraron ninguna droga en la casa. Ninguna medida se tomó con los policías que participaron en esta muerte. Ahora parece que se iniciará una investigación bajo la presión que existe ahora sobre estos casos.

Manifestaciones multitudinarias de protesta han tenido lugar en todo el país y también en el extranjero. En Estados Unidos, la represión a los manifestantes ha sido dura, estimulada por Trump, y llevamos casi veinte muertos debido a esa represión. Un caso ha sido particularmente llamativo para ver la actitud de la policía con los manifestantes. Un hombre blanco de 75 años que era parte de una manifestación pacifica en Buffalo fue golpeado por la policía y lo echaron al suelo. Allí se quedó, sin conocimiento y sangrando mientras la policía pasaba por su lado sin preocuparse en absoluto por él. La fotografía de este caso dice más que lo que se puede decir con palabras. A pesar que al principio nada se hizo, ahora ya están suspendidos de empleo y sueldo dos policías responsables por los hechos mientras se hace una investigación sobre los hechos.

¿Cuál fue la reacción de Trump al ver la foto? En un tweet acusó al manifestante de ser un provocador antifascista y de fingir su caída y su herida. Eso después de haber ordenado el dispersar manifestaciones pacíficas cerca de la Casa Blanca y haber montado un número saliendo Biblia en mano para dirigirse a una iglesia episcopaliana cercana. La obispo de esta iglesia, Mariann Budde, le recriminó públicamente su forma de actuar.

Trump hace unos días declaro que los Antifas, antifascistas, son grupos terroristas y como tales quiere que los trate la ley. Parece que en esto está de acuerdo con la señora Álvarez de Toledo. Esta declaración tuvo su impacto en la sociedad. En varias zonas rurales de América corrió el rumor de que un autobús con antifascistas se acercaba a los pueblos y que iban a matar el ganado e incendiar las cosechas. Cundió el pánico y entonces empezaron a salir grupos pro-Trump todos con armas de fuego para protegerse de los antifascistas.

La reacción de Trump a todo lo que está pasando muestra una falta de empatía total con las víctimas de esos maltratos policiales. Solo le interesa aprovecharse de ellos para ganar votos en las próximas elecciones. Aunque no sé si su táctica electoralista es efectiva. A ella solo pueden resonar los más extremistas.

Hoy, una pausa

junio 9th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

En los últimos años, el mes de marzo lo paso en Palma de Mallorca trabajando en la Universitat de les Iles Balears. Este año allí me pescó la pandemia y sigo en Palma disfrutando de esta oportunidad que me ha ofrecido la vida. No soy el primero en vivir desterrado en Mallorca, han habido muy ilustres personajes que pasaron destierro aquí, por ejemplo Don Gaspar Melchor de Jovellanos fue encerrado en esta isla no por la pandemia sino por Godoy. Después de unos meses en Palma puedo decir que vería difícil escoger mejor sitio para un destierro.

La ciudad, vacía de turistas en este momento, es preciosa, pasear por ella y sentarse a dibujar es un auténtico placer. El otro día mientras lo hacía me di cuenta del tiempo que hace que no me encuentro con el demonio. En Madrid, los fines de semana voy al Retiro. Entro siempre por la puerta del ángel caído y a unos pasos, cuesta arriba, está el monumento dedicado a él. No es común encontrar monumentos al diablo, pero el del Retiro tiene ademas una peculiaridad, está a 666 metros sobre el nivel del mar. Nada menos que 666, el número de la bestia según el Apocalipsis de Juan. Esto atrae periódicamente a los cultos satanistas que hacen allí algunas de sus ceremonias.

Estatua del ángel caído en el parque del Retiro de Madrid.

Cuando yo era un crío nos hablaban mucho del demonio y usaban múltiples nombres como Satanás, Lucifer, Belcebú, y yo me preguntaba cómo tenía tantos nombres este señor. Me gustaba el de Lucifer, un nombre atractivo que más tarde aprendí que en latín quiere decir «portador de luz.» Parecía un buen nombre y no me sonaba a algo malo sino todo lo contrario.

Con los años me pregunté de dónde venían esos nombres y entonces se volvió aún más interesante. Lucifer aparece en la vulgata al hacerse la traducción la parte del libro de Isaías que profetiza la caída de Babilonia. Allí la palabra que usa Isaías es más bien «estrella de la mañana» y con ella Isaías se refiere al malo, al rey de Babilonia, pero no al diablo. Viene a decir que el rey de Babilonia pretende ser «la estrella de la mañana» y dominar el cielo, pero cuando amanece y sale el sol, símbolo de Dios, su brillo desaparece. No es pues el nombre del diablo, pero es aun un nombre interesante.

La palabra Satanás aparece por primera vez en la Biblia en el libro de Job, pero no es el nombre de ninguna persona. Se refiere a la profesión de funcionario celeste con la misión de fiscal y esto es lo que el nombre quiere decir en hebreo, fiscal. De nuevo por su origen Satanás nada tiene que ver con el diablo.

El nombre Belcebú aparece en los tres evangelios sinópticos de Marcos, Mateo y Lucas y se refiere con este nombre al «príncipe de los demonios». Aquí sí estamos más cerca de encontrar algo. Pero el nombre realmente se deriva del nombre de una divinidad de la región cananéa-hugarítica. Ciertamente antes no lo usa la Biblia como tal. Por tanto tampoco está muy claro que sea el nombre del diablo. Con eso se me están agotando las posibilidades de encontrar su nombre.

Si alguien ha tenido la paciencia de leer hasta aquí, se estará preguntando ¿por qué diablos ese tío habla aquí del diablo? Pues sí, tengo una respuesta. Si me voy a temas de actualidad, por ejemplo el coronavirus yo ya estoy hasta la corona de este tema. Si me paso a la política, después de los espectáculos que hemos presenciado estas últimas semanas en el Congreso he de confesar que he cogido más simpatía al diablo que a los políticos. Es vergonzoso como se comportan muchos de ellos que hacen de todo menos preocuparse de lo que los ciudadanos, que pagan sus sueldos, necesitan. Si miro la situación en mi segunda patria, al otro lado del Atlántico, me pongo enfermo. Así que de todos me quedo con el diablo.

Dadas las circunstancias y volviendo a una de las oraciones que recitaba de niño, la cambio y digo: renuncio a los políticos a sus obras y a sus pompas y prometo servir a mi conciencia por siempre jamás.

¿Capitalismo y progresismo de acuerdo?

abril 29th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Estamos viviendo momentos que son más bien de una comedia de enredos que de una situación política enfrentándose con una crisis. En Estados Unidos vemos el caos total dirigido por alguien al que solo le interesa ganar las próximas elecciones. En pocos días Trump pasó de decir que el controlaría todo lo relacionado a la cuarentena a pasar toda la responsabilidad a los gobernadores de los estados. Una vez hecho eso empezó a incitar a la población a salir a la calle y protestar contra los gobernadores. A los gobernadores que pertenecen al Partido Demócrata, naturalmente.

Así hemos vistos sus tuits diciendo: «liberar Michigan», «liberar Virginia», etc. Naturalmente sus partidarios han salido a la calle con pancartas pidiendo que se abran las tiendas de armas o las chicas pidiendo ir a la peluquería. Encima del desorden de la cuarentena por el dispar control local, el presidente pide desobediencia. Es una situación increíble.

El cheque de Trump

Pero ya habíamos estado viviendo momentos de los más estrambóticos. La Asociación Nacional del Rifle (NRA) ha puesto un pleito al gobernador del Estado de Nueva York por haber obligado a cerrar en la cuarentena a las tiendas de armas. Esta situación la resolvió posteriormente Trump declarando las tiendas de armas como trabajo esencial.

Por otra parte algunos de los líderes evangelistas también han levantado protestar por no permitir ceremonias religiosas con presencia de los fieles. Algunos hablaron que lo de la muerte lo decide Dios, no es el virus. Un pastor Gerald O. Glenn que en su protesta afirmó públicamente ser esencial ya que él hablaba con Dios desobedeció las reglas de cuarentena y organizó servicios religiosos públicos. A los pocos días moría de coronavirus. Casi me hace pensar que tenían razón los predicadores y ha sido decisión divina.

Mientras seguía la comedia, el Congreso trabajó en buscar una solución para ayudar a la economía en este difícil momento. La decisión fue dar a los ciudadanos dinero para que pudiera mantenerse el mercado durante esos meses de crisis. La cosa se puso en marcha rápidamente y ya hace más de una semana que recibí mi cheque del Gobierno. Lo que se distribuyó fueron 1.200 dólares por persona a quienes tuvieran las rentas más bajas, y fuero recortando la cantidad al ir subiendo el nivel de la renta. A mi me ha parecido una muy buena iniciativa, aunque yo no hubiera dado nada a quienes tenían las rentas más altas y mejor dar un poco más a quienes están en mínimos. Tampoco se dio nada a las personas sin papeles que naturalmente es uno de los grupos más débiles económicamente. Como es lógico, Trump que estaba en contra con esta medida cuando se puso en marcha resultó ser su iniciativa e hizo poner su nombre en todos los cheques.

Esta es una manera inteligente de poner en marcha los mercados ya que todo ese dinero en ese momento va directo al mercado porque la gente lo necesitaba para comprar. Como decía Henry Ford «yo pago a mis empleados lo suficiente para que puedan comprar mis coches.» Posición puramente capitalista, pero inteligente y practica. Mientras que las iniciativas tipo neoliberal van hacia cortar los impuestos a los que tienen ingresos más altos esperando el goteo de dólares a través de inversiones de este capital. Eso realmente no suele funcionar ya que los que tienen más ingresos ya compran todo lo que quieren y en momentos difíciles no invierten.

La iniciativa del Congreso americano tiene bastante en común con lo que quieren los miembros más progresistas del gobierno de Sánchez en España, poner en práctica lo más pronto posible la Renta Mínima Vital, aunque la motivación sea diferente. En el caso de los políticos progresistas la primera motivación es ayudar al sector de población que está en más serio peligro en la crisis económica. En España las cosas de palacio van despacio y no se pondrá en marcha hasta el mes que viene. Bueno habría sido repartir los cheques a las personas con máxima necesidad a primeros de abril.

Las primarias del Partido Demócrata

febrero 17th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

El mes de febrero esta siendo un mal mes para la democracia en EE. UU., pero no quiero hablar de lo más negro que ha pasado, sino del posible cambio iniciado por las primarias del partido Demócrata. Sobre todo porque algunas de las noticias que se han publicado en España no han sido muy exactas y algunos han acusado a Bernie Sanders de faltar a la verdad.

Las primarias en EE.UU. son un proceso complejo y no me sorprende que haya habido confusiones. El proceso ha empezado ahora, durará varios meses y culminará en un congreso en el mes de Julio en el que los representantes de los diferentes estados votarán al candidato a la presidencia. El proceso no solo es de larga duración sino también complicado.

Berni Sanders celebrando su victoria en la Universidad de New Hampshire

El primer estado en elegir los representantes es Iowa. Un Estado con algo más de 3 millones de habitantes. Este año ha sido particularmente difícil por fallos informáticos según explica la dirección del partido Demócrata en Iowa. Las elecciones fueron un lunes y hasta el viernes no se supieron los resultados, algo que levantó sospechas.

En Iowa es un “caucus”y el proceso de elección es el siguiente. En una primera vuelta, los participantes en el caucus votan a los candidatos. En esta votación Bernie Sanders obtuvo el 24,75% de los votos seguido por Pete Buttigieg con el 21,29%, Elizabeth Warren con el 18,44%, Joe Biden con el 14,95% y Amy Klobuchar con el 12,73%. Es en ese sentido que Sanders dice que ganó en Iowa. En una segunda vuelta, vuelven a votar los participantes lo que permite re-alienarse de acuerdo con los resultados de la primera votación. No hubo muchos cambios en esta segunda votación y el orden fue el mismo con Sanders a la cabeza.

Después se mira la distribución territorial, el estado esta dividido en cuatro distritos, y se calculan los votos de los llamados Delegados equivalentes del Estado y aquí es donde Buttigieg pasa a ser el primero con el 26,21% de los “votos equivalentes”, Sanders le sigue de cerca con el 26,12%, luego Warren con el 17,98%, Biden con el 15,85% y Klobuchar con el 12,27%. En este último resultado Buttigieg pasa a ser el ganador en delegados de Iowa. Sanders ha pedido una revisión de estos resultados.

Como se puede apreciar el proceso es complicado y uno puede preguntarse ¿donde se ha ido la democracia? Si a este proceso se suma los supuestos problemas informáticos, se levantaron muchas dudas sobre lo que pasó. Como algunos han dicho, el ganador final de Iowa ha sido Trump.

Las sospechas en este caso eran debidas a que los mandos del partido Demócrata ve con muy malos ojos a Sanders, un “viejo comunista”. Para muchos es inaceptable a pesar de ser un político con una seria trayectoria y con um programa progresista. Cae mejor Buttigieg ya que es joven y centrista, aceptable en Wall Street, pero también tiene un problema. Pete Buttigieg es abiertamente gay y casado con Chasten Buttigieg. Se teme, que en un país con tantos que se auto-identifican con el cristianismo, no pueda tener éxito frente a Trump, “un hombre elegido por Dios para presidir América”. El preferido por el aparato del partido es Biden, pero este no pasó del cuarto puesto en todas las vueltas.

En New Hampshire el sistema sistema se llama primarias y es más simple, solo votación directa. Los resultados han sido parecidos a Iowa con Sanders a la cabeza seguido de cerca de Buttigieg. El único cambio importante ha sido que Amy Klobuchar ha pasado al tercer puesto. El preferido del partido Joe Biden se desploma al quinto lugar. De momento Sanders se está consolidando como la cabeza del grupo.

El nivel de nerviosismo en la maquina del partido Demócrata es muy alto y no saben como parar a Sanders. Claro que aun faltan meses para el congreso del partido Demócrata con muchos Estados a participar. Todo puede cambiar, pero es interesante y curioso que los menos aceptables por el establishment estén ganando.