La mala educación

julio 6th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando la mayoría de los políticos van a ver al rey se comportan de forma extremadamente respetuosa. Hacen cola para el besamanos e inclinan sus cabezas en señal de sumisión y respeto frente al soberano. Pero no, el rey ya no es el soberano. Según la Constitución Española: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Y ¿cómo se comportan esos mismos políticos frente al pueblo español? Ciertamente no lo hacen con el mismo respeto con el que saludan al rey.

EN LA SESIÓN del Congreso en la que se acabó con el gobierno del Partido Popular pudimos observar muchas actitudes y aprender bastante de cómo los políticos entienden y respetan esa soberanía del pueblo. El Congreso es la máxima representación del pueblo español y cada grupo representa una fracción de ese pueblo soberano.

El sillón vacío del presidente censurado

En múltiples casos vimos como algunos insultaban y despreciaban a los otros grupos que no estaban de acuerdo con ellos. Ciertamente se puede discrepar, pero no insultar a quienes representan parte de este pueblo soberano.

Primero fijémonos en como unos partidos designan a otros. Ahora, es común llamar partidos nacionalistas a los partidos catalanes y vascos. El nacionalismo se caracteriza en buscar a un culpable de todos los problemas del país y cubrir sus propias vergüenzas en una bandera. Evidentemente muchos partidos se comportan así.

Ahora en Estados Unidos el partido de Trump apunta a los mexicanos como culpables de todos los males y se cubre con la bandera.

En España tan nacionalistas son el PdCat y PNV como el PP y Ciudadanos.

Para unos los malos son los españoles, para los otros los catalanes y vascos. Cada uno va con su bandera y de los problemas reales del país ninguno habla.

Luego está la denominación de partidos constitucionalistas frente a los otros. Realmente los que se denominan constitucionalistas son los inmovilistas que no quieren cambiar la Constitución mientras que muchos de los otros quieren cambios.

LA CONSTITUCIÓN del 78 en 40 años solo ha tenido una enmienda, y se hizo por la puerta trasera sin consultar directamente al pueblo. La Constitución americana de 1787 tiene 27 enmiendas, lo que viene a ser una enmienda cada 8.5 años, la primera se hizo solo a los dos años de haberse aprobado. Todas esas enmiendas se han sometido a votación popular. Esto es lo que debe pasar con una Constitución, tiene que estar viva y adaptarse en todo momento a los cambios de la sociedad y los cambios deben ser aprobados por el pueblo soberano. El no querer cambiar la Constitución es puro inmovilismo, no es constitucionalismo.

Pero al pasar a un nivel más alto de insultos, podemos escuchar a Rafael Hernando que es el maestro de mentiras e insultos. Hernando acusó a Pedro Sánchez de poner en jaque la unidad de España al mendigar para su investidura el apoyo de los independentistas, a los que no se sabe qué ha prometido.

ESE LENGUAJE es ofensivo para todos y en particular para los ciudadanos hartos de un gobierno que destruye la Sanidad, la Educación y la Investigación. Menos mal que la audacia de ese señor le llevó a decir “que el PP no piensa permitir que los delincuentes tengan ni impunidad, ni inmunidad, ni indultos”.

Esta amenaza después de ver las razones por la moción de censura me permitió desahogarme con una gran carcajada.

Pero el premio al mayor acto de descortesía a los ciudadanos se lo doy a Rajoy, que estuvo ausente de la sala la mayor parte del tiempo en que se llevaba a cabo la moción de censura. Esto es inconcebible en ningún país democrático. A él no le importa oír la opinión de los ciudadanos sobre su mandato. El mientras en un restaurante con sus amigos tomándose un menú de 55 euros, que supongo pagamos entre todos.

Cuando en el último momento antes de la votación Rajoy reapareció en el Congreso, nos clarificó lo que para él es España. Nos dijo que ha dejado a España mejor que cuando llegó. Podemos hacer un simple ejercicio de mirar que es lo que esta mejor en España después de su gobierno y sabremos que es España para Rajoy.

 

El clima sigue cambiando y nosotros ni caso

junio 14th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Las noticias siguen llegando sobre consecuencias del cambio climático, aunque por esas tierras, si uno se informa por la tele, lo que dicen las noticias parece que nada está pasando. Claro que hay cosas más importantes de las que hablar como la casa que se compra Pablo Iglesias o las bodas reales en Inglaterra.

Según el informe que publicó la NOAA la semana pasada, este abril ha batido un récord, ha sido el 400 mes consecutivo en el que la temperatura ha estado por encima de la media a la vez que ha sido el tercer mes de abril más caliente de la historia.

También los niveles de dióxido de carbono han sido los más altos desde que se tienen medidas y la predicción de alcanzar un aumento en 2 grados de temperatura para el final de este siglo se hace cada vez más real. O sea que seguimos yendo al precipicio con constancia y determinación.

No hay hielo para tanta morsa

Pero no son los únicos records de este mes de abril. En el Ártico la zona cubierta de hielo a bajado por debajo de los 250.000 kilómetros cuadrados cuando el promedio en los últimos 38 años era de 700.000 km2. Es el valor más bajo de la historia.

EL MES DE ABRIL es el comienzo de la estación de caza en Alaska.

Es en este mes cuando los aborígenes de Alaska en las aldeas en la costa norte salen a cazar morsas. Estas normalmente están sobre el hielo del mar del Norte. Esto permite un blanco fácil para los cazadores. Este año debido a la dramática reducción del hielo se han quedado sin su fuente de alimentación ya que no había suficiente hielo para las morsas poder descansar.

Es esto ultimo no solo ha influido el calentamiento global sino que también ha sido consecuencia del cambio en la estructura de la circulación de aire en el norte por la que se impedía entrada de aire caliente del sur. Al fallar esta estructura en febrero, las temperaturas en el mar de Bering aumentaron de 10 a 12 grados sobre lo normal con lo cual en vez de formarse hielo durante este mes, el hielo que había empezó a fundirse. Esperemos que esos cambios en el norte sean más por efectos aleatorios del tiempo en general y no vuelvan a repetirse a corto plazo.

También se han publicado este mes los resultados de una misión conjunta de la NASA y el German Aerospace Center a través de satélites sobre la distribución del agua potable en el planeta.

El agua potable es menos del dos por ciento de toda el agua sobre la Tierra y no está distribuida uniformemente. Los datos de 2002 hasta el 2016 muestran que las zonas secas se vuelven más secas y las húmedas más húmedas. Este cambio es significativo y muestra con solo 15 años como pueden cambiar las cosas en esta área.

Los cambios en agua potable son en parte debidos al cambio climático y por otra a la actividad humana. Es en otra área en que hay que tomar medidas para evitar que la salud del planeta y de quienes lo habitamos no empeore.

Dado todo esto que esta pasando ¿Se han tomado medidas? La respuesta es no y seguimos sin hacer caso de todos estos avisos que nos están dando. Trump sigue con la idea de aumentar la producción de petróleo en Estados Unidos. Fomenta la subida del crudo como un estimulante para subir la producción interna. Ha retirado las medidas contra el fracking y esta propugnando la exploración de más fuentes de petróleo en Alaska.

HACE POCOS DÍAS en una reunion del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología del Congreso de los Estados Unidos el representante por el Estado de Alabama, Mo Brooks, estuvo argumentando en contra de Phillip Duffy que presentaba datos de la NASA. Brooks le comunicó que la subida del agua de mar era debido a las rocas que caían en el mar debido a la erosión de las costas y le dijo que los científicos no tenían ni idea de lo que realmente esta pasando.

Como siempre, la culpa de lo que pasa es de los científicos.

Cuando era niño me gustaba tirar piedras al mar. Ahora Brooks me hecho sentir culpable. ¿Seré yo parte de la causa de que el nivel del mar haya subido?

 

¿Qué es violencia?… me pregunto

mayo 15th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La interpretación de frases y conceptos siempre ha sido una cuestión difícil. Para cada uno de nosotros un sistema de referencia en el que nos situamos y que siempre suele funcionar en nuestro beneficio. La historia de las diversas interpretaciones bíblicas es un buen ejemplo de cómo funcionan estas cosas.

Un ejemplo que siempre me sorprende es que el primer mandamiento que Dios da a los hombres en el Génesis es «creced, multiplicaos y poblad la Tierra» y van los curas y se quedan solteros.

Recientemente ha habido un incidente en el Congreso de Estados Unidos en que se ha visto que ciertas interpretaciones molestan. El presidente del Congreso hizo gestiones para despedir al capellán de la Casa de Representantes. Sí, a pesar de ser un gobierno el americano que se supone laico, hay capellán del Congreso. Ahora el capellán es un jesuita, el Rev. Patrick Conroy.

En la oración antes de empezar la sesión del Congreso sobre la nueva ley de impuestos, el capellán dijo: «Que todos los miembros se recuerden que las instituciones y estructuras de nuestra gran nación garantizan las oportunidades que han permitido a algunos conseguir grandes éxitos, mientras otros continúan luchando» y siguió «que sus esfuerzos ahora garanticen que no haya ganadores y perdedores en la nueva ley de impuestos, sino beneficios equilibrados y compartidos por todos los americanos».

Esa oración no gusto nada a Paul Ryan y la consideró una intervención en la política. A través de sus ayudantes presionó al capellán a que dimitiera. Hubiera sido la primera vez que esto sucede. El capellán se resistió y al final se firmaron las paces.

¿Cuál era el problema? La interpretación de ser cristiano. La nueva corriente protestante que afirma que según la Biblia, Dios da a cada uno lo que se merece. Los ricos son ricos porque se lo merecen y los pobres igualmente. Para mí esta interpretación es un gran ejemplo de hasta qué punto se pueden distorsionar las ideas.

En España hemos vivido esta temporada otro problema de interpretación que no es bíblico pero sí inaudito. Es el concepto de violencia sobre el que parece hay gran desacuerdo. Yo creía que es uno de los conceptos más claros, pero no parece ser así.

Hace poco oímos al ministro del Interior decir que pitar al himno nacional es un acto de violencia y el llevar camisetas amarillas a un partido de fútbol era incitar a la violencia. Interpretaciones para mí muy curiosas de lo que es violencia. También hemos visto que algunos jueces concluyen que el promover el referendum del 1 de octubre pasado fue un acto de violencia y que los que fueron a votar promovieron actos violentos.

Los que vimos los vídeos del 1 de octubre nos puede haber sorprendido estas afirmaciones. Sí parece que hubo violencia, pero no parecía que fueran los que iban a votar los violentos.

Todo lo que nos comunicaba aquellos días el gobierno y los jueces es que la violencia puede ser cualquier cosa que a ellos no les gusta y que mejor ir con cuidado cuando uno pasea por la calle.

Pero de pronto todo parece cambiar. De pronto tres jueces no ven violencia en lo que hizo la llamada manada en el día de San Fermín. El ataque a la víctima de aquella despreciable fechoría no fue un acto de violencia, para dos jueces fue solo abuso para el tercero fue jolgorio. Es posible que si los miembros de la manada llevaran camisetas amarillas, los jueces hubieran visto violencia.

Ha habido muchos casos ya en que la definición de violencia parece que depende más de quiénes están involucrados que de los actos cometidos. Todo eso me parece que indica que no depende de cómo está escrita la ley sino de quienes la interpretan. A pesar de la multitud de ataques que han sufrido las mujeres y las muertes resultantes aún no parece que las instituciones respondan adecuadamente. Son las mentalidades que tienen que cambiar y quienes están en las más altas instituciones del Estado no debieran usar las interpretaciones para sus fines políticos.

¿Qué es violencia?

 

De la democracia a la caquistocracia

abril 30th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace unos días en las tertulias del Ateneo de Mahón Antonio Casero habló de aquel Mayo de 1968 que tantas ilusiones creó en muchos de los que éramos jóvenes en aquel momento. Para mí fue un año muy importante y que viví intensamente. Me hubiera gustado poder asistir a la tertulia, pero me ha pillado lejos.

Después de unos años de estudiante en la Universidad de Barcelona en los que empujamos la creación del sindicato democrático de estudiantes y que veíamos un camino que se abría para salir de la dictadura, el Mayo del 68 fue como una culminación de estas ilusiones. A mí ya me cogió de profesor ayudante en la Universidad Complutense, pero allí estudiantes y profesores participamos en una serie de huelgas y manifestaciones apoyando esas ilusiones de democracia. Después poco a poco vino un cierto grado de decepción.

Curiosamente, cuando llegó la transición y se instauró una forma de gobierno que se denominó democracia. No vi que entonces entrara en la política a prácticamente ninguna de las personas que activamente participaron en todas las actividades políticas contra la dictadura y que yo viví. De pronto aparecieron muchos lideres democráticos que no se habían visto durante los años de lucha.

El 15 M en Madrid fue un cierto resurgimiento de los deseos e ilusiones de aquel otro mayo, pero ya no lo viví igualmente.

Hay que ser muy joven para desarrollar estos estados de ánimo.

Demasiadas desilusiones acumuladas para poder recobrar esa ilusión inocente que entonces teníamos.

Han ido pasando ya muchos mayos y con ellos se fueron aquellos ideales del la imaginación al poder. Al poder parece que solo va la corrupción y el dinero. Cada día tenemos más historias sórdidas de lo que han hecho quienes ostentan el poder. De los millones de euros de la ciudadanía derrochados y robados, a la vez que nos cuentan que las pensiones no son sostenibles.

Se ha llegado a un punto en que nos mienten con todo descaro.

Mentiras sin pies ni cabeza solo para seguir se manteniéndose en sus sillones. Estoy tentado a organizar un máster en como mentir para darles algunos conceptos básicos de como engañar a la gente. Son tan inútiles que ni mentir saben. Al menos que nos engañen con gracia y no nos tomen por idiotas totales.

Hace tiempo que la democracia se ha ido extinguiendo en muchos países. No es solo un problema de España. Pero esta destrucción de la democracia no ha sido por golpes de fuerza, por eliminación de las constituciones. Ha sido más bien por el ascenso a los gobiernos de los más mediocres de la sociedad y de gente sin escrúpulos. No es una degradación de las instituciones de gobierno, es una degradación de la clase política que nos gobierna. Una degradación de su nivel ético e intelectual.

Hace unos días en Estados Unidos se ha resucitado una palabra para describir esta situación de gobierno, la caquistocracia (de kakistos en griego peor). Esto es el gobierno de los peores.

Yo no sabía si transcribir aquí la palabra como cacastocracia o cacostocracia, ya que no estoy seguro si nos gobierna la caca o los cacos. Finalmente he mantenido la forma original.

Parece que la palabra fue introducida por Paul Gosnold en un sermón en 1644 dirigido a los miembros del Parlamento de Inglaterra alertando de las posibles malas consecuencias de la guerra civil que se vivía en aquel momento. El término fue usado por conservadores para describir posibles situaciones caóticas si gobernaban las izquierdas revolucionarias, pero ya desde el siglo pasado se ha aplicado a gobiernos corruptos.

Esta es la palabra que usó John Brennan, el exdirector de la CIA, para describir el gobierno de Trump y que desde entonces se se ha vuelto viral en los medios sociales. Yo creo que este concepto describe perfectamente la situación de los gobiernos de muchos países incluyendo el nuestro.

Por parte de nuestros políticos parece que solo hay ansiedad para seguir chupando de la teta del estado y los ciudadanos no importan.

 

La mala reputación

abril 16th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Normalmente el escuchar las noticias me pone de mal humor. Hay tantos problemas en ese mundo y tan pocas soluciones que es desesperante estar sentado, escuchar lo que pasa y sin poder hacer nada. Pero las cosas cambiaron los últimos días. De pronto me he sorprendido a mí mismo riendo mientras miraba las noticias.

El espectáculo que han dado algunos políticos es más que una comedia, son situaciones que van más allá de lo imaginable y que ni a unos payasos profesionales se les hubiera ocurrido montar.

Claro, la risa te viene a corto plazo, ya que cuando piensas más allá de lo que está sucediendo y en las consecuencias para el país es para llorar.

Primero hemos tenido el asunto del master de la señora Cifuentes.

La sucesión de respuestas dadas tanto por ella como por la Universidad Rey Juan Carlos y por el PP ha sido un sainete. ¿Es que ni siquiera saben mentir? Se han contado las cosas más inverosímiles para quien tenga una mínima experiencia universitaria. ¡Qué historias más burdas!, ¡qué falsificación de documentos más pobre! Para ser el malo hay que ser inteligente y los miembros de ese grupo han demostrado su incapacidad total para representar ese papel.

Por su parte el PP ha respondido culpando a la Universidad y a los socialistas a quienes culpa de organizar el ataque contra Cifuentes. Los culpables no son los corruptos sino quienes lo destapan

Lo que va a pasar con esta historia es que probablemente se despedirá algún funcionario administrativo de la Universidad Rey Juan Carlos y los demás seguirán como siempre. Pero lo preocupante no es el desenlace para a señora Cifuentes, lo preocupante es el impacto negativo que eso tiene para las universidades españolas.

Como siempre cuando estas historias se propagan fuera de España la conclusión es que ya se sabe como son todos los españoles y sus universidades no merecen ninguna confianza. Años de trabajo de muchos para establecer una reputación de sus universidades se tiran por la ventana con historias como esas.

Ya dentro de España no se distingue muy bien cual es la universidad involucrada. Me ha pasado a mi. Más de una persona me ha dicho: que lío tenéis en vuestra universidad. Estas personas se creían que la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Carlos III eran la misma.

Tampoco los rectores han salido a la defensa de la universidad.

Salieron tarde y pasaron el problema a la fiscalía. No hubo defensa seria de la reputación de la universidad pública.

Luego hemos tenido la caza de Puigdemont. Otra aventura con sus aspectos cómicos. Parece que el “a por ellos” ha sido el aspecto dominante de la caza, sin pensar que yendo en plan duro con los rebeldes iban a perder la credibilidad. Primero fue una petición a Bruselas de entrega de Puigdemont a las autoridades españolas.

Esa orden, con mucha exageración de los delitos, la tuvieron que retirar al ver que la respuesta de Bruselas sería no. Luego vino una operación a lo James Bond para que los alemanes lo cazaran.

Parecía que el gobierno había conseguido lo que quería, pero de nuevo con una petición de entrega exagerando los hechos, consiguieron que la primera parte, la de rebelión, fuera inmediatamente rechazada por la justicia alemana.

Así que con este otro sainete se hace perder toda credibilidad a la llamada justicia española. Ya ha habido un larga trayectoria de incidentes judiciales relacionados con los delitos de corrupción.

En ellos se mostraba falta de voluntad en perseguir culpables por parte de algunos jueces. Ahora hay una pasión judicial por perseguir y encerrar a independentistas catalanes. En uno y otro caso creo que se han pasado la raya. Hay muchos jueces que seguro intentan hacer lo mejor posible su trabajo, pero basta con estas desafortunadas posiciones jurídicas para que todos los jueces españoles pierdan credibilidad frente el mundo.

Los defensores de la marca España no han demostrado ninguna habilidad y han conseguido cubrirnos de vergüenza a muchos de los que hemos de movernos a un nivel internacional.

 

Presupuestos del Estado

abril 2nd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Al fin se aprobaron los presupuestos en los Estados Unidos. Se ha pasado casi un año con soluciones de unos pocos meses sin llegarse a aprobar las cuentas anuales y varias veces se ha estado al borde de tener que cerrar el gobierno por falta de fondos.

Parece que hay una serie de historias paralelas entre los gobiernos de Estados Unidos y España en las que están compitiendo por demostrar quien es mas incompetente.

El presupuesto que se aprobó es de 1.3 billones de dólares. Vale la pena hacer una pausa y pensar en lo que es un billón de dólares, un millón de millones de dólares. Esto es una cantidad de dinero difícil de imaginar. Se llegó a esta cantidad para ponerse de acuerdo los dos partidos en la aprobación de presupuestos. Eso a pesar de que el partido mayoritario, los republicanos, está en contra de crear deficit, al menos es lo que dice cuando gobiernan los otros. Si Obama hubiera presentado un presupuesto como ese, el escándalo hubiera sido mayúsculo.

Donald Trump indignado, va a soltar la palabra ‘fuck’

¿Cual es la razón de tanto gasto? Primero una gran subida en la partida de Defensa, unos 144 mil millones de dólares, el mayor aumento de presupuesto desde la guerra de Irak hace quince años.

Aunque se llama Defensa debería llamarse mejor Ataque ya que el aumento es en bombas nucleares y similares y esto parece tener un carácter más ofensivo que defensivo. Creo que éramos mas honestos cuando al que llamamos ahora ministerio de Defensa se le llamaba ministerio de la Guerra.

También en España se ha anunciado un serio aumento en el presupuesto de Defensa, se propone duplicar el presupuesto para el año 2024, aunque no parece que en lo que se invierte tenga carácter tan ofensivo como en Estados Unidos. Por ejemplo el submarino que no flota no parece una seria amenaza a la paz. ¿Entre los multiples asesores de ministerio habrá algún experto en el principio de Arquímedes? No sé, no parece que sea este el caso.

Los republicanos pensaban compensar el gasto bélico con recortes sociales. Uno de los propuestos recortes era para el programa de Medicare, o sea la sanidad para los jubilados. Eso tiene un doble objetivo el reducir gasto de inmediato y el reducir la vida de los jubilados con el correspondiente ahorro en las pensiones.

Pero no les funcionó esta vez.

Para sacar el presupuesto adelante los republicanos tuvieron que pactar con los demócratas y estos introdujeron un aumento del gasto domestico y social de 52 mil millones. Es algo que debería aprender la izquierda, bueno la llamada izquierda, española, cuando se pacta con la derecha es para conseguir algunos objetivos.

Es curioso que ha habido incremento de presupuesto en casi toda las áreas que Obama pretendía hacerlo y los republicanos no le dejaron. Obama estaría encantado con ese presupuesto. A veces a uno le puede ir mejor estando en la oposición que en el gobierno.

Por ejemplo, la investigación científica a salido bien parada de estos acuerdos. Trump cuando llegó al gobierno anunció prioridades presupuestarias y entre esas estaba la reducción de fondos para investigación en general y en ciertas areas como el calentamiento global el corte era drastico. Los congresistas ya no hicieron caso de esas prioridades del presidente en 2017 y no han vuelto a hacerle en el presente presupuesto. Incluso ha habido aumentos presupuestarios en la mayoría de áreas de investigación.

Cuando Trump se enteró del acuerdo en el Congreso sobre los presupuestos se cogió un globo de los suyos y enseguida empezó a tuitear que él vetaría los presupuestos. Tampoco habían incluido los congresistas en los presupuestos la financiación total del muro con México, solo una financiación parcial. Eso para él era casi un ataque a su persona. Es lo que pasa cada vez que alguien lo contradice, se cabrea y si puede lo despide. En este caso no podia despedir a los congresistas.

El cabreo esta vez solo le duró unas horas y acabó firmando la ley de presupuestos.

Los vientos de la vida

marzo 19th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La vida tiene mucho en común con el navegar a vela. Aunque uno tenga el timón en sus manos, tienes que adaptar tu trayectoria al viento que te rodea. Si quieres llegar a algún puerto nunca sabes hasta que lo vives cuál será el camino y para alcanzarlo hay que perseverar y seguir navegando el tiempo que sea necesario.

En los años 60, si querías hacer una carrera en investigación científica sabías que no podías quedarte en Menorca ya que no había ninguna oportunidad y debías ir a donde los vientos te llevaran. Así fui navegando a Barcelona, Madrid, Glasgow, Manchester, Oak Ridge Un largo camino alejándome cada vez más de la isla donde nací. Claro que esto no lo sabía al salir de Menorca, hace ahora 58 años.

Edificio Mateu Orfila de la Universitat de les Illes Balears

No pensé al salir para Barcelona que este sería el largo camino que tenía por delante. No pensé que dejaba la Isla, ni se me ocurrió despedirme de amigos y conocidos. Menorca era el centro de mi vida y solo salía para estudiar. Fue bastante más tarde que me di cuenta que a muchas de las personas de las que no me había despedido no las volvería a ver.

Al tomar la decisión de lo que quería hacer con mi vida quedo claro que no podía regresar. No había forma de desarrollar la carrera que quería en la Isla ni en las islas vecinas. Pero una propiedad importante de los vientos es que cambian su dirección y así 58 años después de mi marcha he aterrizado por un mes en el Instituto de Física Interdisciplinaria y Sistemas complejos en la Universitat de les Illes Balears.

En aquellos años 60 era impensable que hubiera una universidad de las islas Balears y aún menos el que se creara un instituto puntero a nivel internacional en el tema de sistemas complejos.

Pero si se hizo y esto da una medida de cuanto se ha avanzado en estos años. Hay que reconocer ese progreso y los profundos cambios que ha habido.

Para mi ha sido un gran placer poder venir a trabajar ese mes de marzo a Mallorca. No solo por el poder colaborar con excelentes expertos en el campo de sistemas complejos sino también por la vuelta a mi mundo.

Es difícil explicar la emoción que se siente en poder discutir nuestros temas de trabajo en nuestra lengua y con nuestro acento.

Es una experiencia totalmente nueva para mí y que me encanta.

El estar en una comunidad isleña como la de Menorca te da este sentimiento de vuelta a casa a la vez que cumples con tu ideal de trabajo. Aquí para llegar a la oficina paso el edificio Mateu Orfila, en donde está la facultad de ciencias. En el edificio hay cuadros colgados sobre personas de las Balears que contribuyeron a la ciencia. Incluyo aquí uno que me ha llamado particularmente la atención. Es de químicos de las Balears, en el hay tres científicos y los tres nacidos en Mahón.

Mucho ha progresado el país desde aquellos años sesenta. A veces no nos damos cuenta del cambio cualitativo que ocurrió con la transición. La creación de muchas universidades, las mejoras en la educación y en la investigación, cosas que a veces no valoramos suficientemente.

Por desgracia, los vientos vuelven a cambiar. Ahora se están dando pasos atrás. Cortes de presupuestos, frenos en inversiones y reducción significativa en puestos de trabajo. Llevó muchos años conseguir lo que se ha conseguido, pero es muy fácil retroceder y volver a tiempos atrás. Ya se ha incrementado el flujos de jóvenes que dejan el país para buscar oportunidades fuera. Ya empezamos con ciclos negativos.

Volvemos a una filosofía de progreso que lo cifra todo en el turismo y que lleva a los españoles a puestos de trabajo que sean solo al servicio de este fin económico. Lo único que cuenta para quienes tienen el poder es el beneficio a corto plazo. No hay visión de futuro.

Ahora los jubilados han tomado la iniciativa y salido a la calle.

Una actitud muy importante para mantener las pensiones. Pero si hay que resolver este problema, hay que crear más trabajo y trabajo con proyección de futuro.

 

Siguen las matanzas

marzo 5th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Siguen las matanzas con armas de fuego en Estados Unidos. El 14 de febrero en el Instituto Stoneman Douglas en Parkland, Florida, 17 personas murieron por un ataque de un joven con un AR-15, un arma semi-automática la favorita de quienes cometen ese tipo de atentados. Una matanza más en un colegio que sigue dejándonos horrorizados pero que no por ello se tomarán medias efectivas para controlar esos ataques.

El que perpetró el atentado era un joven de 19 años, con muchos problemas, y que había sido expulsado del colegio ante la incapacidad de poderlo controlar. A pesar de la edad y su estado emocional y mental no tuvo ningún problema para comprar el arma. En cambio por su edad no hubiera podido comprar una cerveza.

Ese tipo de incidentes no son hechos aislados en Estados Unidos.

Niños practicando con armas

Los vivimos todos de cerca. Tres días después de este atentado, vino mi nieta del instituto contando que un chico había ido con una pistola diciendo que iba a matarlos a todos. En este caso, no pasó nada ya que el chico fue controlado, pero hubiera podido pasar.

Desde el 1 de enero de este año al 25 de febrero ha habido en Estados Unidos 7.678 incidentes con armas de fuego, de ellos han resultado 2.114 personas muertas y 3.612 heridos. El número de ataques masivos se cifra en 34. Ese número depende de la definición de ataque masivo.

Las cuentas oficiales dan un número mucho más bajo ya que su condición de ataque masivo requiere que haya cuatro muertos como mínimo. Esto es como las cifras de desempleo que siempre hay trucos para bajarlas. La cifra de 34 es más significativa en el sentido que son casos en que el atacante ha atentado a multiples personas.

En cualquier caso las cifras son alucinantes y parece que el solo mirarlas debería producir una reacción inmediata por quienes son responsables de la seguridad nacional.

Si hay un ataque jihadista aunque solo muera un persona se arma la de dios es Cristo y el gobierno toma medidas de todo tipo.

Por el hecho que una vez un jihadista escondió un explosivo en un zapato al entrar en un avión, ahora todos nos tenemos que quitar los zapatos al pasar por puntos de seguridad en los aeropuertos.

En cambio a pesar de los miles de muertos que hay cada año en Estados Unidos por armas de fuego no se ha tomado ninguna medida para controlar la venta y distribución de armas.

Los chicos del instituto en donde ocurrió la última matanza han demostrado gran madurez y sentido de responsabilidad al enfrentarse con los políticos que no quieren tomar ninguna medida respecto las armas de fuego. Ellos les han preguntado a los políticos si después de lo que ha pasado dejaran de recibir fondos para sus campañas de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), el lobby más importante de los fabricantes de armas de Estadps Unidos.

No obtuvieron respuestas claras.

La respuesta de Trump y del presidente de la NRA ha sido de acusar a los que pedían medidas de aprovecharse del incidente para intentar cortar las libertades de los ciudadanos.

La solución que ha dado Trump y que ya habían propuesto antes algunos políticos republicanos es la de armar a los profesores para que puedan defender a los estudiantes en caso de ataques.

Esta propuesta tan ridícula y peligrosa solo ha irritado más a estudiantes y profesores.

La reacción esta vez ha sido mas generalizada. El que las escuelas sean ya un blanco frecuente de este tipo de ataques ya empieza a preocupar a padres e hijos y al profesorado. Protestas ha habido por todo el país, pero los políticos siguen sin reaccionar. La fuerza de los fabricantes de armas sobre ellos es muy grande.

El control de las armas en Estados Unidos no solo es un problema al que los politicos no quieren hacer nada sino que también sería muy difícil de solucionar. Aunque se prohibiera la venta de armas en el país ya existen tantas armas que siempre sería posible a alguien conseguirla de segunda mano. Pero en cualquier caso medidas se han de tomar.

De momento el resultado de este suceso como de sucesos similares anteriores ha sido un incremento en la venta de armas ya que la gente teme que se pueda prohibir la venta y van a abastecerse de más. Así que como con casi todo seguimos yendo pasito a pasito hacia el precipicio.

 

Universidades a la deriva

febrero 22nd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Parece que el deterioro de las democracias occidentales es mucho más sistemático de lo que parecía hace unos años. Cada vez hay menos democracia real y menos politicos capacitados a la cabeza de los gobiernos. En eso último no hace falta dar ejemplos. La mediocridad de esos politicos y los intereses de los grupos que manipulan los gobiernos hace que la actividad intelectual se considere cada vez más como algo sin ningún valor o incluso con valores negativos.

Hace ya algunos años que en los ambientes universitarios españoles se percibía esta situación. Las universidades iban evolucionando a escuelas profesionales. No era cuestión de crear y transmitir ciencia, como decía Ortega, sino de dar títulos al mayor número de estudiantes posible.

Inicialmente los cambios fueron hechos con buena voluntad pero no muy inteligentemente. La idea era que todo el mundo tuviera derecho a estudios universitarios y eso es ciertamente bueno.

Escudo de la Universidad de Barcelona

Pero por desgracia se convirtió en que todo el mundo tenía derecho a un título universitario y eso ya no lo es. El título hay que ganárselo trabajando seriamente. Todo el mundo debería tener derecho a la oportunidad de ir a la universidad, luego depende de ellos el seguir adelante.

Muchos de los administradores de la Universidad empezaron a valorar a los profesores por el número de aprobados que daba. Eso naturalmente ha llevado a una bajada del nivel. Además solo se piensa que la misión de la universidad es dar clases. Desgraciadamente no se puede transmitir ciencia si no se hace.

La situación se ha agravado en los últimos años por los cortes en presupuestos. Este triste cuadro de la universidad española después de unos años de crecimiento y mejora que vimos después de la transición es preocupante. Yo creía que era solo un problema de España, pero desgraciadamente no es así.

Un profesor de Física de la Universidad de Cambridge, Eugene Terentjev, escribió un correo a sus alumnos de primer año de carrera diciendo que debían tomarse muy en serio la asignatura ya que es difícil y requiere que pongan toda su atención en ella.

Por tanto durante el curso mejor que se abstenga de bebidas alcohólicas y de juergas. Esto causó furor y un sin número de protestas por parte de organizaciones de estudiantes y autoridades universitarias.

Uno de los vicerrectores acusó al profesor de asustar a los alumnos.

Otros decían que tales amenazas ponían en peligro la salud mental de los estudiantes. Así que es mejor que los estudiantes sigan emborrachándose y yendo de juerga y el profesor que baje el nivel de exigencia.

Estos días en el Congreso anual que tenemos en Hawaii me he encontrado con bastantes profesores de diferentes universidades de Estados Unidos y en las conversaciones informales que hemos tenido me ha llamado la atención que casi con todos salió el mismo tema: la mala situación de las universidades.

En Estados Unidos la situación es diferente que en Europa pero la preocupación es la misma, la deterioración de la universidad.

El proceso es muy parecido al Laboratorio Nacional donde yo trabajaba y que ha sido provocado por los niveles políticos altos.

En el caso del Laboratorio, Wigner, el premio Nobel de Física y uno de los físico más brillante del siglo pasado, fue su primer director. Cuando yo me incorporé, en los 80, el director no era un premio Nobel pero si un experimentado investigador y así todos los directores de las diferente divisiones del Laboratorio.

Todos muy interesado en la investigación y procurando apoyar las iniciativas de los investigadores. Pero el Departamento de Energía que supervisaba el Laboratorio decidió que había que poner managers al mando. Según ellos los managers puede dirigir tanto una fabrica de chocolate como una universidad. Así empezó la decadencia del Laboratorio.

Ahora les esta pasado a la universidades. Los managers lo único que les interesa es dinero a corto plazo y se está derrumbando el nivel intelectual en las universidades.

Podemos mirar el lema de la universidad de Barcelona, ocultado durante el franquismo, «Libertas perfundet omnia luce». Ahora vuelve a estar en peligro Libertas.

 

¿En qué año vivo?

febrero 19th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Esta es una pregunta que sigo haciendo a mí mismo casi cada vez que me conecto con el mundo exterior. Viviendo en Oak Ridge, rodeado de árboles, con ciervos paseando por el jardín y sin ver prácticamente a nadie excepto mi familia uno no sabe muy bien ni qué día es, incluso el año en que vivimos.

Por mi trabajo estoy conectado continuamente a internet y de cuando en cuando miro la prensa y entonces me entra más confusión.

En Estados Unidos tenemos un presidente ignorante y creído que dice constantemente barbaridades y que actúa como un señor feudal.

Para él los derechos humanos solo se aplican a los hombres blancos, de mujeres, aparte de usarlas, ni las menciona. Probablemente en el siglo XIX se le consideraría aún bastante retrasado.

Así es la Tierra plana

Si miro a España cada día veo más reducción de la libertad de expresión, más desigualdad delante la justicia y más moverse atrás en reivindicaciones sociales. Mientras los miembros de la aristocracia política siguen paseándose tranquilamente a pesar de tener condenas y estar cubiertos de acusaciones de corrupción, aumenta el número de jóvenes y mayores que ingresan en prisión por algún tuit irreverente o participación en manifestaciones contrarias al régimen.

Parece que estamos andando hacia atrás en todas partes en cuanto se refiere a derechos y beneficios sociales. Pero aun son más asombroso estos pasos hacia atrás en cuanto al contenido y valor de la ciencia. Parece como si los científicos solo se preocupara de mentir y distorsionar la realidad que solo los políticos son capaces de percibir.

Trump y su gobierno desde que se establecieron a recortado todos los presupuestos de ciencia y se han dedicado a atacar a quienes hablen de calentamiento global. Para Trump todo eso son fake news e historias inventadas para parar el desarrollo económico de América. El quiere volver a implantar el desarrollo energético basado en carbón limpio, nadie sabe como lo va a limpiar, y en petróleo. El promociona el fracking en toda la costa de Estados Unidos menos en Florida naturalmente donde él tiene su mansión.

Estos día ha habido un cambio de táctica por parte Scott Pruitt cabeza de la Agencia de Protección Ambiental. Pruitt ya no niega que haya un cambio climático, lo que si dice es que puede ser bueno para todos. Según él la gente no entiende bien esas cosas y va a montar un grupo de estudio y comunicación para aclararlo al público. ¿ Por que tiene que ser mejor la temperatura en 1810 que ahora? nos dice. Y sigue : “Todo el mundo sabe que los humanos se han desarrollado mejor durante los periodos de calentamiento.

Por tanto creo que no necesariamente el calentamiento es malo.”

La opinión de los científicos en eso no cuenta para nada, el entiende mucho mejor lo que está pasando y como jefe de la protección ambiental se dedicará a hacer propaganda y eliminar todas las regulaciones sobre emisión de gases puestas por Obama. O sea que marcha atrás en todo lo referente a protección ambiental.

Pero aun hay cosas más sorprendentes en este país que ya te hacen cuestionar en que siglo vivimos. Hace dos semanas se celebró en Carolina del Norte la Conferencia Internacional sobre la Tierra Plana. Si así como suena, para los cientos de personas que se reunieron allí, la Tierra es plana.

Es curioso que el número de personas que creen que la Tierra es plana aumenta de día en día como puede observarse por el consumo en internet de historias de este tipo. Allí nos aclararon que todo lo que hace la NASA es falso y es propaganda anti-religiosa.

La Tierra es plana como dice la Biblia y el decir lo contrario es una ataque a Dios.

El actor Robert De Niro en una entrevista hace unos días resumió la situación en una frase: “Estados Unidos ha reemplazado la ciencia por la ignorancia”.

Todo eso refleja problemas básicos en la educación. De nuevo estamos ante un problema de la devaluación de la educación pública.

Problema fomentado por ciertos grupos políticos. Viendo lo que piensa esa gente no podemos sorprendernos de que voten a quien votan.