El respeto hay que ganarlo

septiembre 3rd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Se habla siempre de la necesidad de tener respeto a las instituciones y esto evidentemente es cierto, pero lo que a veces no se distingue es entre las instituciones y quienes ocupan puestos en ellas.

Por ejemplo, no hay duda que hay que respetar a la Justicia pero los jueces tienen que ganarse el respeto por su trabajo y forma de ejercerlo. Es cierto que muchos jueces se ganan este respeto, pero hay otros que no.

No basta ponerse una toga y collares, o un uniforme y medallas, para que tengamos que sentir respeto por estas personas si ellas no se esfuerzan en ganarlo. Así hemos visto una serie de veredictos sobre violencia sexual que nos hacen sentir avergonzados y cuyos autores por mucha toga que lleven no se merecen ningún respeto.

McCain en el Senado con la cicatriz de la operación que había tenido dos semanas antes y nueve días después de haber anunciado su cáncer terminal.

La judicatura en vez de pedir ese respeto amparándose en la institución, deberían intentar limpiar la institución de quienes no se ganan el respeto.

En política es lo mismo. Quienes critican al oponente a base de insultos personales y mentiras no merecen ostentar los puestos que tienen y sería de desear una seria limpieza de estas personas en puestos públicos. Por desgracia, cada vez abundan más esos políticos lenguaraces y cada vez hay menos que se ganen el respeto de los ciudadanos.

Precisamente estos días pasados murió un político que fue un ejemplo de conducta y uno de los políticos más respetados en Estados Unidos. Se trata del senador John McCain. Un hombre con quien tenía muy pocas opiniones políticas en común, pero que siempre tuvo todo mi respeto.

John McCain procede de familia de militares y como tal empezó su carrera en la Armada. Participó en la guerra de Vietnam y en 1967 fue capturado. Más de cinco largos años pasó en prisión, fue torturado y maltratado, pero él nunca perdió esa firmeza que siempre le ha caracterizado. Fue liberado en 1973 después de la firma de la Paz de París. Una vez devuelto a los Estados Unidos, intentó seguir su carrera en la Armada pero las consecuencias de las heridas sufridas en cautiverio impidieron una carrera normal en este cuerpo. Fue en 1981 cuando entró en la política dentro del Partido Republicano y en 1986 fue elegido al Senado por el estado de Arizona.

En los 32 años que pasó en el Senado mostró claramente su enérgica personalidad y su capacidad de enfrentarse con cualquier poder que afectara a su postura ética. Bastantes veces votó en contra de su partido si no creía que lo propuesto era correcto. En muchos aspectos puso por delante los intereses de los ciudadanos al interés de su partido. Con esta actitud se ganó el respecto de todos, conservadores y progresistas.

En 2008 fue el candidato presidencial por el Partido Republicano y se enfrentó a Obama. Como ya sabemos McCain perdió las elecciones.

Pero hubo una anécdota durante la campaña que refleja el carácter de McCain. En un meeting electoral una mujer le dijo: “No creo que pueda fiarme de Obama. El no es… él es un árabe”. McCain le respondió: “No señora, es un ciudadano decente y un hombre de familia. Lo que pasa es que tenemos desacuerdos en asuntos fundamentales y eso es el motivo de esta campaña”.

Naturalmente con Trump ha tenido muchos desacuerdos y McCain se enfrentó con él en más de una ocasión. En 2017, cuando Trump presentó una ley para cargarse el sistema de seguridad social que había iniciado Obama, McCain fue al Senado a votar en contra cuando solo llevaba dos semanas de una operación, con la clara cicatriz en la frente, y nueve días después de haber anunciado que tenía cáncer.

Trump también mostró su estilo rastrero cuando hizo una critica de él en un meeting durante su proceso electoral. Trump dijo: “Es un héroe de la guerra porque lo capturaron, pero a mi me gusta la gente que no se deja capturar”. Dos personas y dos anécdotas que las retratan.

En los últimos meses de su vida siguió yendo al Senado. Debido al cáncer y a su tratamiento lo llevaban en silla de ruedas, pero a pesar del cáncer McCain siguió en su puesto ganándose el respeto de todos. Descanse en paz.

 

Viva la ignorancia, muera la inteligencia

agosto 20th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Las primarias antes de las elecciones de 2016 en Estados Unidos fueron altamente decepcionantes llevando a primera linea para las elecciones presidenciales a los candidatos probablemente menos inteligentes de cada partido. En el Partido Republicano emergió Trump del que ya no necesito dar detalles sobre su capacidad intelectual.

La situación en el país era de que una gran parte de los trabajadores en minería y en fabricación habían perdido sus trabajos y los partidos no se preocupaban de ellos. El trabajo en minería, en especial carbón, estaba desapareciendo por agotamiento de las minas y cada vez menos uso del carbón. En fabricación los trabajos se trasladaban a China donde las compañías podían conseguir los mismos resultados a precios de esclavos.

¿Duda, confusión, ignorancia?

Los dos casos eran difíciles de solucionar, el primero ya que había que entrenar de nuevo a los mineros para otros trabajos, lo segundo porque implicaba enfrentarse con Wall Street. Pero claro si había una salida fácil muy usada cuando no se sabe que hacer: culpar a los emigrantes sin papeles. Con eso y un posible boicot a China salió adelante Trump.

En el Partido Demócrata había un candidato inteligente, Sanders, y una candidata fiel a la estructura del partido y a Wall Street, Clinton. En las primarias del Partido Demócrata aparte de los delegados elegidos por los miembros están los superdelegados, cargos del partido, y estos se encargaron que saliera Clinton.

Ya sabemos que pasó al final entre una candidata mediocre y un candidato idiota, salió elegido el idiota y allí lo tenemos de presidente.

La situación con la que el Reino Unido se enfrentó al brexit fue parecida. Por una parte una porción de la clase obrera perdiendo oportunidades de trabajo sin apoyo político y por otra un discurso xenófobo. Cortar la entrada de emigrantes fue la solución preferida que por desgracia ni es solución ni es un camino aceptable a seguir.

Proponer una solución real a esos problemas no es nada fácil. Requeriría un programa a varios años de reestructuración laboral que no gustaría a las grandes compañías y necesitaría una cuidadosa planificación por parte de gente inteligente y dedicada. Un plan a la misma escala que el que desarrolló Roosevelt para salir de la Gran Depresión. Pero no hay Roosevelts ahora y los tontos ganan gracias a falsas soluciones como la xenofobia.

En un ambiente social y cultural totalmente distinto hemos tenido en España las primarias del PP. Al final parecía que la elección era bastante fácil. Una candidata, Santamaría, es una mujer inteligente y con gran experiencia en la Administración y Gobierno. Una estudiante brillante durante su carrera y la número uno de su promoción. El otro candidato, Casado, guapetón y un representante de los ninis. En siete años de estudios en la Complutense no consiguió aprobar más que la mitad de asignaturas de la carrera y de allí pasó a la política directamente sin haber tenido ningún puesto de trabajo normal. Pero fue el ganador, como ya parece habitual gana el más tonto.

Casado traía ademas la pesada mochila de como había conseguido su máster en le Universidad Rey Juan Carlos I. No voy a entrar en si hubo o no delito, eso los jueces lo decidirán. Pero para mi es lo de menos. Lo que es inaceptable es que pudiera completar el máster de una forma distinta a los estudiantes normales y que indica una mentalidad tristemente muy extendida: a la Universidad se va a sacar un título, no se va a aprender y a formarse. Eso es inaceptable y una persona en su puesto debería dar ejemplo de lo contrario.

Pero lo que para mi ha llegado al límite es la frase que uso el otro día para defender el que se mantenga en su puesto de presidente del PP: «La ética la marca la ley». En esto demuestra primero que su ignorancia no tiene límites y en segundo lugar de que no tiene ni idea de lo que es la ética. ¿Como podemos esperar un comportamiento ético de esa persona que no sabe lo que es la ética?

 

El pueblo unido jamás será vencido

agosto 6th, 2018

Desde principios del siglo XX ese eslogan y también la canción con ese título se ha cantado con bastante frecuencia en las manifestaciones callejeras y en muchos actos reivindicativos. Es una frase que muestra la ilusión de que la sociedad puede ser auténticamente democrática y que pone además la condición necesaria para lograrlo: la unidad del pueblo.

Recuerdo la ilusión con que lo gritábamos en la fase dictatorial del gobierno de España y la esperanza que nos infundia. Ahora lo sigo oyendo y a veces me produce la sensación de una triste risa.

Cada vez más me doy cuenta que esa unión que esperábamos conseguir está más fuera de nuestro alcance, y no es porque el pueblo no quiere esa unión, sino porque quienes representan a ese pueblo tienen otras prioridades y se dedican a pelearse entre ellos para conseguir los objetivos políticos de sus dirigentes mas que a unirse para apoyar a lo que este pueblo quiere y necesita.

Pedro Sanchez en su escaño al tumbarle su propuesta de aumentar el techo de gasto

La Izquierda Unida fue un ejemplo de constantes disensiones internas que llevaron al partido casi a su desintegración. Con la emergencia de Podemos, con ilusión renovadora, parte de IU se les unió. Pero otra parte no quiso hacerlo, porque según dijeron era importante mantener las siglas. Ya aquí se ve las prioridades de algunos, la unidad tiene menor valor que las siglas.

Pero claro, con la intrínseca estupidez de la dirección de Podemos que demostró desde el principio que lo más importante eran los sillones en el gobierno, el crecimiento de Podemos paró.

Después de las elecciones del 2016, Podemos torpedeó la posibilidad de un gobierno de centro izquierda con el PSOE. Esto unido al motín de Ferraz que partió al PSOE en dos por la ambición de la Susana y que acabó con la posibilidad de un gobierno de los llamados partidos de izquierdas, dando el poder a Rajoy.

De nuevo las izquierdas en aquel momento volvieron a demostrar que no les gusta ir unidos, que para ellos es más importante los deseos de gobierno de los individuos que encabezan sus partidos que lo de ir unidos. En cambio en eso el PP no tuvo problemas, con el apoyo de Ciudadanos se mantuvo en el poder.

El pasado 1 de julio y con la moción de censura PSOE y Podemos dieron muestras de que a lo mejor podrían ir unidos. Se formó un gobierno del PSOE que requería el apoyo de Podemos y otros partidos Parecía que recobraban el sentido común y estaban dispuestos a pactar para mantener un gobierno de izquierdas.

Duró poco la paz en la izquierda. Podemos retiró su apoyo al gobierno de Sanchez al proponer un nuevo techo de gasto que había negociado con Europa. La subida no era grande, pero algo mejoraba el presupuesto del PP, pero en vez de intentar negociar como se distribuía el gasto dentro el presupuesto, Podemos retiró el apoyo al PSOE, haciendo aun más vulnerable el Gobierno de Pedro Sanchez. Con esto han conseguido perjudicar también a los ciudadanos que se podían beneficiar de la subida, aunque pequeña, del presupuesto.

A la vez Podemos central mantiene una lucha con el Podemos de Andalucía por el grave problema de las siglas. Así se ven sus prioridades, las siglas lo primero.

Durante el gobierno en minoría del PP, Ciudadanos mantuvo siempre su apoyo en el Congreso, a pesar de las discrepancias que existían entre ellos. La derecha entiende muy bien que para gobernar hay que mantener la unidad. Eso parece que nunca lo ha entendido la izquierda, a pesar de seguir cantando lo del pueblo unido jamás será vencido.

¿Que podemos hacer los votantes? Si votamos la derecha es probable que gobierne la derecha. Si votamos a uno de los partidos que se denominan de izquierda y estos ganan escaños se van a pelear entre si, dejando el camino libre para que vuelva la derecha.

Hay que esperar que algún día salgamos de esta pseudo-democracia en que vivimos y cada miembro del Congreso sea elegido por los ciudadanos, no por el jefe de lista. En este caso puede que entiendan que su continuidad en el escaño, depende de los ciudadanos y no del jefe. Entonces posiblemente voten según la voluntad del pueblo.

 

Trump entre el narcisismo y la incompetencia total

agosto 3rd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cómo de mal pueden hacerse las cosas? Es difícil saberlo ya que siempre hay alguien que puede hacer las cosas peor. Pero con Donald Trump creo que hemos llegado al límite. Dudo que alguien puede hacer las cosas peor que él. Claro que por un cierto tiempo pensaba eso de George W. Bush. Los fallos de Bush eran fundamentalmente por incapacidad, no sabia hacerlo mejor. En el caso de Trump no solo es incapacidad, es arrogancia mezclada con un infantilismo ridículo.

También Trump tiene una gran dosis de xenofobia y una actitud que recuerda más a los nazis que a un demócrata. Eso se ha visto claramente con su proyecto ya fallido de separar a los niños de los padres en el casos de que estos fueran inmigrantes no legales. Eso era totalmente impensable en una sociedad como la americana hace unos años. A pesar de las condenas legales de tal proyecto aun permanecen unos 2000 niños separados de sus padres. Una barbaridad que viola todos los derechos humanos.

El globo con el que se recibió a Trump en Londres

Si estos hechos caracterizan su xenofobia y falta de empatía, su incapacidad y arrogancia han quedado claras en su reciente visita al Reino Unido. Su comportamiento en esta visita ha superado todos los límites de la estupidez y mala educación.

La señora May se sintió muy apoyada por Trump apenas este fue presidente y le invito inmediatamente a visitar el Reino Unido.

Trump había mostrado desde el principio su apoyo al brexit y su actitud anti-europea. Pero claro la señora May no se pudo imaginar que el Trump podía comportarse como un niño mal educado.

La historia empezó el día antes de la visita al Reino Unido con una entrevista de Trump al periódico sensacionalista “The Sun”. Ese periódico es propiedad de Murdoch que también es dueño de la cadena televisiva Fox New, la menos de fiar y la preferida de Trump. Lo primero que hizo en la entrevista fue criticar a Theresa May por como llevaba el brexit. Él le dijo como hacerlo y ella no hizo caso. Luego sugirió que Boris Johnson, contrincante de May, sería un buen primer ministro. Una buena manera de preparar la entrevista con Theresa May el día siguiente.

Trump sabía que en Londres algunos grupos le preparaban una recepción no muy amistosa, con protestas por sus políticas, incluyendo un globo que le representaba como un niño enfadado con un móvil en la mano. El globo que se permitió exhibir junto al Parlamento y estuvo presente en su visita. Como un niño con una rabieta atacó durante su entrevista al alcalde de Londres, Sadiq Khan, que lo había permitido.

Trump ya había culpado a Sadiq Khan por los atentados terroristas en Londres. Le culpa de recibir en la ciudad demasiados inmigrantes.

En la entrevista volvió al ataque. Además culpó a esos emigrantes de que el nivel de crimen en Londres fuera alto. Evidentemente todo eso sin datos en que apoyarse.

Remató su entrevista diciendo que él era el presidente republicano con mas popularidad en su partido, citando un 92%, y afirmando que más popular que lo que fuera Abraham Lincoln. Curiosa afirmación ya que no está claro de donde sale el 92% ni como podia afirmar algo así de Lincoln ya que en su época no se hacían encuestas.

Con eso reafirmó su narcisismo y su total falta de respecto a la verdad.

Todo ello muestra la forma más estúpida posible de preparar una visita diplomática. Luego durante la visita y junto a Teresa May desmintió lo que había dicho de ella y lo atribuyó a fake news. La culpa era de los periodistas.

¿Podría rematar tanta estupidez? Pues sí, Trump lo consiguió.

Después de llegar tarde a su visita a la reina, pasó revista a las tropas junto a ella, andó más rápido que ella y se le puso delante, una falta de respeto y de protocolo total.

Después de tan efectivos actos oficiales se fue a un campo de golf suyo en Escocia para así poder hacer propaganda de sus negocios.

Parece que para llegar a puestos altos en la política la inteligencia es un problema. Hay que ser mediocre y demostrarlo. Pero el caso de Trump va más allá de todos los limites de la mediocridad.

 

La mala educación

julio 6th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando la mayoría de los políticos van a ver al rey se comportan de forma extremadamente respetuosa. Hacen cola para el besamanos e inclinan sus cabezas en señal de sumisión y respeto frente al soberano. Pero no, el rey ya no es el soberano. Según la Constitución Española: “La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”. Y ¿cómo se comportan esos mismos políticos frente al pueblo español? Ciertamente no lo hacen con el mismo respeto con el que saludan al rey.

EN LA SESIÓN del Congreso en la que se acabó con el gobierno del Partido Popular pudimos observar muchas actitudes y aprender bastante de cómo los políticos entienden y respetan esa soberanía del pueblo. El Congreso es la máxima representación del pueblo español y cada grupo representa una fracción de ese pueblo soberano.

El sillón vacío del presidente censurado

En múltiples casos vimos como algunos insultaban y despreciaban a los otros grupos que no estaban de acuerdo con ellos. Ciertamente se puede discrepar, pero no insultar a quienes representan parte de este pueblo soberano.

Primero fijémonos en como unos partidos designan a otros. Ahora, es común llamar partidos nacionalistas a los partidos catalanes y vascos. El nacionalismo se caracteriza en buscar a un culpable de todos los problemas del país y cubrir sus propias vergüenzas en una bandera. Evidentemente muchos partidos se comportan así.

Ahora en Estados Unidos el partido de Trump apunta a los mexicanos como culpables de todos los males y se cubre con la bandera.

En España tan nacionalistas son el PdCat y PNV como el PP y Ciudadanos.

Para unos los malos son los españoles, para los otros los catalanes y vascos. Cada uno va con su bandera y de los problemas reales del país ninguno habla.

Luego está la denominación de partidos constitucionalistas frente a los otros. Realmente los que se denominan constitucionalistas son los inmovilistas que no quieren cambiar la Constitución mientras que muchos de los otros quieren cambios.

LA CONSTITUCIÓN del 78 en 40 años solo ha tenido una enmienda, y se hizo por la puerta trasera sin consultar directamente al pueblo. La Constitución americana de 1787 tiene 27 enmiendas, lo que viene a ser una enmienda cada 8.5 años, la primera se hizo solo a los dos años de haberse aprobado. Todas esas enmiendas se han sometido a votación popular. Esto es lo que debe pasar con una Constitución, tiene que estar viva y adaptarse en todo momento a los cambios de la sociedad y los cambios deben ser aprobados por el pueblo soberano. El no querer cambiar la Constitución es puro inmovilismo, no es constitucionalismo.

Pero al pasar a un nivel más alto de insultos, podemos escuchar a Rafael Hernando que es el maestro de mentiras e insultos. Hernando acusó a Pedro Sánchez de poner en jaque la unidad de España al mendigar para su investidura el apoyo de los independentistas, a los que no se sabe qué ha prometido.

ESE LENGUAJE es ofensivo para todos y en particular para los ciudadanos hartos de un gobierno que destruye la Sanidad, la Educación y la Investigación. Menos mal que la audacia de ese señor le llevó a decir “que el PP no piensa permitir que los delincuentes tengan ni impunidad, ni inmunidad, ni indultos”.

Esta amenaza después de ver las razones por la moción de censura me permitió desahogarme con una gran carcajada.

Pero el premio al mayor acto de descortesía a los ciudadanos se lo doy a Rajoy, que estuvo ausente de la sala la mayor parte del tiempo en que se llevaba a cabo la moción de censura. Esto es inconcebible en ningún país democrático. A él no le importa oír la opinión de los ciudadanos sobre su mandato. El mientras en un restaurante con sus amigos tomándose un menú de 55 euros, que supongo pagamos entre todos.

Cuando en el último momento antes de la votación Rajoy reapareció en el Congreso, nos clarificó lo que para él es España. Nos dijo que ha dejado a España mejor que cuando llegó. Podemos hacer un simple ejercicio de mirar que es lo que esta mejor en España después de su gobierno y sabremos que es España para Rajoy.

 

El clima sigue cambiando y nosotros ni caso

junio 14th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Las noticias siguen llegando sobre consecuencias del cambio climático, aunque por esas tierras, si uno se informa por la tele, lo que dicen las noticias parece que nada está pasando. Claro que hay cosas más importantes de las que hablar como la casa que se compra Pablo Iglesias o las bodas reales en Inglaterra.

Según el informe que publicó la NOAA la semana pasada, este abril ha batido un récord, ha sido el 400 mes consecutivo en el que la temperatura ha estado por encima de la media a la vez que ha sido el tercer mes de abril más caliente de la historia.

También los niveles de dióxido de carbono han sido los más altos desde que se tienen medidas y la predicción de alcanzar un aumento en 2 grados de temperatura para el final de este siglo se hace cada vez más real. O sea que seguimos yendo al precipicio con constancia y determinación.

No hay hielo para tanta morsa

Pero no son los únicos records de este mes de abril. En el Ártico la zona cubierta de hielo a bajado por debajo de los 250.000 kilómetros cuadrados cuando el promedio en los últimos 38 años era de 700.000 km2. Es el valor más bajo de la historia.

EL MES DE ABRIL es el comienzo de la estación de caza en Alaska.

Es en este mes cuando los aborígenes de Alaska en las aldeas en la costa norte salen a cazar morsas. Estas normalmente están sobre el hielo del mar del Norte. Esto permite un blanco fácil para los cazadores. Este año debido a la dramática reducción del hielo se han quedado sin su fuente de alimentación ya que no había suficiente hielo para las morsas poder descansar.

Es esto ultimo no solo ha influido el calentamiento global sino que también ha sido consecuencia del cambio en la estructura de la circulación de aire en el norte por la que se impedía entrada de aire caliente del sur. Al fallar esta estructura en febrero, las temperaturas en el mar de Bering aumentaron de 10 a 12 grados sobre lo normal con lo cual en vez de formarse hielo durante este mes, el hielo que había empezó a fundirse. Esperemos que esos cambios en el norte sean más por efectos aleatorios del tiempo en general y no vuelvan a repetirse a corto plazo.

También se han publicado este mes los resultados de una misión conjunta de la NASA y el German Aerospace Center a través de satélites sobre la distribución del agua potable en el planeta.

El agua potable es menos del dos por ciento de toda el agua sobre la Tierra y no está distribuida uniformemente. Los datos de 2002 hasta el 2016 muestran que las zonas secas se vuelven más secas y las húmedas más húmedas. Este cambio es significativo y muestra con solo 15 años como pueden cambiar las cosas en esta área.

Los cambios en agua potable son en parte debidos al cambio climático y por otra a la actividad humana. Es en otra área en que hay que tomar medidas para evitar que la salud del planeta y de quienes lo habitamos no empeore.

Dado todo esto que esta pasando ¿Se han tomado medidas? La respuesta es no y seguimos sin hacer caso de todos estos avisos que nos están dando. Trump sigue con la idea de aumentar la producción de petróleo en Estados Unidos. Fomenta la subida del crudo como un estimulante para subir la producción interna. Ha retirado las medidas contra el fracking y esta propugnando la exploración de más fuentes de petróleo en Alaska.

HACE POCOS DÍAS en una reunion del Comité de Ciencia, Espacio y Tecnología del Congreso de los Estados Unidos el representante por el Estado de Alabama, Mo Brooks, estuvo argumentando en contra de Phillip Duffy que presentaba datos de la NASA. Brooks le comunicó que la subida del agua de mar era debido a las rocas que caían en el mar debido a la erosión de las costas y le dijo que los científicos no tenían ni idea de lo que realmente esta pasando.

Como siempre, la culpa de lo que pasa es de los científicos.

Cuando era niño me gustaba tirar piedras al mar. Ahora Brooks me hecho sentir culpable. ¿Seré yo parte de la causa de que el nivel del mar haya subido?

 

¿Qué es violencia?… me pregunto

mayo 15th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La interpretación de frases y conceptos siempre ha sido una cuestión difícil. Para cada uno de nosotros un sistema de referencia en el que nos situamos y que siempre suele funcionar en nuestro beneficio. La historia de las diversas interpretaciones bíblicas es un buen ejemplo de cómo funcionan estas cosas.

Un ejemplo que siempre me sorprende es que el primer mandamiento que Dios da a los hombres en el Génesis es «creced, multiplicaos y poblad la Tierra» y van los curas y se quedan solteros.

Recientemente ha habido un incidente en el Congreso de Estados Unidos en que se ha visto que ciertas interpretaciones molestan. El presidente del Congreso hizo gestiones para despedir al capellán de la Casa de Representantes. Sí, a pesar de ser un gobierno el americano que se supone laico, hay capellán del Congreso. Ahora el capellán es un jesuita, el Rev. Patrick Conroy.

En la oración antes de empezar la sesión del Congreso sobre la nueva ley de impuestos, el capellán dijo: «Que todos los miembros se recuerden que las instituciones y estructuras de nuestra gran nación garantizan las oportunidades que han permitido a algunos conseguir grandes éxitos, mientras otros continúan luchando» y siguió «que sus esfuerzos ahora garanticen que no haya ganadores y perdedores en la nueva ley de impuestos, sino beneficios equilibrados y compartidos por todos los americanos».

Esa oración no gusto nada a Paul Ryan y la consideró una intervención en la política. A través de sus ayudantes presionó al capellán a que dimitiera. Hubiera sido la primera vez que esto sucede. El capellán se resistió y al final se firmaron las paces.

¿Cuál era el problema? La interpretación de ser cristiano. La nueva corriente protestante que afirma que según la Biblia, Dios da a cada uno lo que se merece. Los ricos son ricos porque se lo merecen y los pobres igualmente. Para mí esta interpretación es un gran ejemplo de hasta qué punto se pueden distorsionar las ideas.

En España hemos vivido esta temporada otro problema de interpretación que no es bíblico pero sí inaudito. Es el concepto de violencia sobre el que parece hay gran desacuerdo. Yo creía que es uno de los conceptos más claros, pero no parece ser así.

Hace poco oímos al ministro del Interior decir que pitar al himno nacional es un acto de violencia y el llevar camisetas amarillas a un partido de fútbol era incitar a la violencia. Interpretaciones para mí muy curiosas de lo que es violencia. También hemos visto que algunos jueces concluyen que el promover el referendum del 1 de octubre pasado fue un acto de violencia y que los que fueron a votar promovieron actos violentos.

Los que vimos los vídeos del 1 de octubre nos puede haber sorprendido estas afirmaciones. Sí parece que hubo violencia, pero no parecía que fueran los que iban a votar los violentos.

Todo lo que nos comunicaba aquellos días el gobierno y los jueces es que la violencia puede ser cualquier cosa que a ellos no les gusta y que mejor ir con cuidado cuando uno pasea por la calle.

Pero de pronto todo parece cambiar. De pronto tres jueces no ven violencia en lo que hizo la llamada manada en el día de San Fermín. El ataque a la víctima de aquella despreciable fechoría no fue un acto de violencia, para dos jueces fue solo abuso para el tercero fue jolgorio. Es posible que si los miembros de la manada llevaran camisetas amarillas, los jueces hubieran visto violencia.

Ha habido muchos casos ya en que la definición de violencia parece que depende más de quiénes están involucrados que de los actos cometidos. Todo eso me parece que indica que no depende de cómo está escrita la ley sino de quienes la interpretan. A pesar de la multitud de ataques que han sufrido las mujeres y las muertes resultantes aún no parece que las instituciones respondan adecuadamente. Son las mentalidades que tienen que cambiar y quienes están en las más altas instituciones del Estado no debieran usar las interpretaciones para sus fines políticos.

¿Qué es violencia?

 

De la democracia a la caquistocracia

abril 30th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace unos días en las tertulias del Ateneo de Mahón Antonio Casero habló de aquel Mayo de 1968 que tantas ilusiones creó en muchos de los que éramos jóvenes en aquel momento. Para mí fue un año muy importante y que viví intensamente. Me hubiera gustado poder asistir a la tertulia, pero me ha pillado lejos.

Después de unos años de estudiante en la Universidad de Barcelona en los que empujamos la creación del sindicato democrático de estudiantes y que veíamos un camino que se abría para salir de la dictadura, el Mayo del 68 fue como una culminación de estas ilusiones. A mí ya me cogió de profesor ayudante en la Universidad Complutense, pero allí estudiantes y profesores participamos en una serie de huelgas y manifestaciones apoyando esas ilusiones de democracia. Después poco a poco vino un cierto grado de decepción.

Curiosamente, cuando llegó la transición y se instauró una forma de gobierno que se denominó democracia. No vi que entonces entrara en la política a prácticamente ninguna de las personas que activamente participaron en todas las actividades políticas contra la dictadura y que yo viví. De pronto aparecieron muchos lideres democráticos que no se habían visto durante los años de lucha.

El 15 M en Madrid fue un cierto resurgimiento de los deseos e ilusiones de aquel otro mayo, pero ya no lo viví igualmente.

Hay que ser muy joven para desarrollar estos estados de ánimo.

Demasiadas desilusiones acumuladas para poder recobrar esa ilusión inocente que entonces teníamos.

Han ido pasando ya muchos mayos y con ellos se fueron aquellos ideales del la imaginación al poder. Al poder parece que solo va la corrupción y el dinero. Cada día tenemos más historias sórdidas de lo que han hecho quienes ostentan el poder. De los millones de euros de la ciudadanía derrochados y robados, a la vez que nos cuentan que las pensiones no son sostenibles.

Se ha llegado a un punto en que nos mienten con todo descaro.

Mentiras sin pies ni cabeza solo para seguir se manteniéndose en sus sillones. Estoy tentado a organizar un máster en como mentir para darles algunos conceptos básicos de como engañar a la gente. Son tan inútiles que ni mentir saben. Al menos que nos engañen con gracia y no nos tomen por idiotas totales.

Hace tiempo que la democracia se ha ido extinguiendo en muchos países. No es solo un problema de España. Pero esta destrucción de la democracia no ha sido por golpes de fuerza, por eliminación de las constituciones. Ha sido más bien por el ascenso a los gobiernos de los más mediocres de la sociedad y de gente sin escrúpulos. No es una degradación de las instituciones de gobierno, es una degradación de la clase política que nos gobierna. Una degradación de su nivel ético e intelectual.

Hace unos días en Estados Unidos se ha resucitado una palabra para describir esta situación de gobierno, la caquistocracia (de kakistos en griego peor). Esto es el gobierno de los peores.

Yo no sabía si transcribir aquí la palabra como cacastocracia o cacostocracia, ya que no estoy seguro si nos gobierna la caca o los cacos. Finalmente he mantenido la forma original.

Parece que la palabra fue introducida por Paul Gosnold en un sermón en 1644 dirigido a los miembros del Parlamento de Inglaterra alertando de las posibles malas consecuencias de la guerra civil que se vivía en aquel momento. El término fue usado por conservadores para describir posibles situaciones caóticas si gobernaban las izquierdas revolucionarias, pero ya desde el siglo pasado se ha aplicado a gobiernos corruptos.

Esta es la palabra que usó John Brennan, el exdirector de la CIA, para describir el gobierno de Trump y que desde entonces se se ha vuelto viral en los medios sociales. Yo creo que este concepto describe perfectamente la situación de los gobiernos de muchos países incluyendo el nuestro.

Por parte de nuestros políticos parece que solo hay ansiedad para seguir chupando de la teta del estado y los ciudadanos no importan.

 

La mala reputación

abril 16th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Normalmente el escuchar las noticias me pone de mal humor. Hay tantos problemas en ese mundo y tan pocas soluciones que es desesperante estar sentado, escuchar lo que pasa y sin poder hacer nada. Pero las cosas cambiaron los últimos días. De pronto me he sorprendido a mí mismo riendo mientras miraba las noticias.

El espectáculo que han dado algunos políticos es más que una comedia, son situaciones que van más allá de lo imaginable y que ni a unos payasos profesionales se les hubiera ocurrido montar.

Claro, la risa te viene a corto plazo, ya que cuando piensas más allá de lo que está sucediendo y en las consecuencias para el país es para llorar.

Primero hemos tenido el asunto del master de la señora Cifuentes.

La sucesión de respuestas dadas tanto por ella como por la Universidad Rey Juan Carlos y por el PP ha sido un sainete. ¿Es que ni siquiera saben mentir? Se han contado las cosas más inverosímiles para quien tenga una mínima experiencia universitaria. ¡Qué historias más burdas!, ¡qué falsificación de documentos más pobre! Para ser el malo hay que ser inteligente y los miembros de ese grupo han demostrado su incapacidad total para representar ese papel.

Por su parte el PP ha respondido culpando a la Universidad y a los socialistas a quienes culpa de organizar el ataque contra Cifuentes. Los culpables no son los corruptos sino quienes lo destapan

Lo que va a pasar con esta historia es que probablemente se despedirá algún funcionario administrativo de la Universidad Rey Juan Carlos y los demás seguirán como siempre. Pero lo preocupante no es el desenlace para a señora Cifuentes, lo preocupante es el impacto negativo que eso tiene para las universidades españolas.

Como siempre cuando estas historias se propagan fuera de España la conclusión es que ya se sabe como son todos los españoles y sus universidades no merecen ninguna confianza. Años de trabajo de muchos para establecer una reputación de sus universidades se tiran por la ventana con historias como esas.

Ya dentro de España no se distingue muy bien cual es la universidad involucrada. Me ha pasado a mi. Más de una persona me ha dicho: que lío tenéis en vuestra universidad. Estas personas se creían que la Universidad Rey Juan Carlos y la Universidad Carlos III eran la misma.

Tampoco los rectores han salido a la defensa de la universidad.

Salieron tarde y pasaron el problema a la fiscalía. No hubo defensa seria de la reputación de la universidad pública.

Luego hemos tenido la caza de Puigdemont. Otra aventura con sus aspectos cómicos. Parece que el “a por ellos” ha sido el aspecto dominante de la caza, sin pensar que yendo en plan duro con los rebeldes iban a perder la credibilidad. Primero fue una petición a Bruselas de entrega de Puigdemont a las autoridades españolas.

Esa orden, con mucha exageración de los delitos, la tuvieron que retirar al ver que la respuesta de Bruselas sería no. Luego vino una operación a lo James Bond para que los alemanes lo cazaran.

Parecía que el gobierno había conseguido lo que quería, pero de nuevo con una petición de entrega exagerando los hechos, consiguieron que la primera parte, la de rebelión, fuera inmediatamente rechazada por la justicia alemana.

Así que con este otro sainete se hace perder toda credibilidad a la llamada justicia española. Ya ha habido un larga trayectoria de incidentes judiciales relacionados con los delitos de corrupción.

En ellos se mostraba falta de voluntad en perseguir culpables por parte de algunos jueces. Ahora hay una pasión judicial por perseguir y encerrar a independentistas catalanes. En uno y otro caso creo que se han pasado la raya. Hay muchos jueces que seguro intentan hacer lo mejor posible su trabajo, pero basta con estas desafortunadas posiciones jurídicas para que todos los jueces españoles pierdan credibilidad frente el mundo.

Los defensores de la marca España no han demostrado ninguna habilidad y han conseguido cubrirnos de vergüenza a muchos de los que hemos de movernos a un nivel internacional.

 

Presupuestos del Estado

abril 2nd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Al fin se aprobaron los presupuestos en los Estados Unidos. Se ha pasado casi un año con soluciones de unos pocos meses sin llegarse a aprobar las cuentas anuales y varias veces se ha estado al borde de tener que cerrar el gobierno por falta de fondos.

Parece que hay una serie de historias paralelas entre los gobiernos de Estados Unidos y España en las que están compitiendo por demostrar quien es mas incompetente.

El presupuesto que se aprobó es de 1.3 billones de dólares. Vale la pena hacer una pausa y pensar en lo que es un billón de dólares, un millón de millones de dólares. Esto es una cantidad de dinero difícil de imaginar. Se llegó a esta cantidad para ponerse de acuerdo los dos partidos en la aprobación de presupuestos. Eso a pesar de que el partido mayoritario, los republicanos, está en contra de crear deficit, al menos es lo que dice cuando gobiernan los otros. Si Obama hubiera presentado un presupuesto como ese, el escándalo hubiera sido mayúsculo.

Donald Trump indignado, va a soltar la palabra ‘fuck’

¿Cual es la razón de tanto gasto? Primero una gran subida en la partida de Defensa, unos 144 mil millones de dólares, el mayor aumento de presupuesto desde la guerra de Irak hace quince años.

Aunque se llama Defensa debería llamarse mejor Ataque ya que el aumento es en bombas nucleares y similares y esto parece tener un carácter más ofensivo que defensivo. Creo que éramos mas honestos cuando al que llamamos ahora ministerio de Defensa se le llamaba ministerio de la Guerra.

También en España se ha anunciado un serio aumento en el presupuesto de Defensa, se propone duplicar el presupuesto para el año 2024, aunque no parece que en lo que se invierte tenga carácter tan ofensivo como en Estados Unidos. Por ejemplo el submarino que no flota no parece una seria amenaza a la paz. ¿Entre los multiples asesores de ministerio habrá algún experto en el principio de Arquímedes? No sé, no parece que sea este el caso.

Los republicanos pensaban compensar el gasto bélico con recortes sociales. Uno de los propuestos recortes era para el programa de Medicare, o sea la sanidad para los jubilados. Eso tiene un doble objetivo el reducir gasto de inmediato y el reducir la vida de los jubilados con el correspondiente ahorro en las pensiones.

Pero no les funcionó esta vez.

Para sacar el presupuesto adelante los republicanos tuvieron que pactar con los demócratas y estos introdujeron un aumento del gasto domestico y social de 52 mil millones. Es algo que debería aprender la izquierda, bueno la llamada izquierda, española, cuando se pacta con la derecha es para conseguir algunos objetivos.

Es curioso que ha habido incremento de presupuesto en casi toda las áreas que Obama pretendía hacerlo y los republicanos no le dejaron. Obama estaría encantado con ese presupuesto. A veces a uno le puede ir mejor estando en la oposición que en el gobierno.

Por ejemplo, la investigación científica a salido bien parada de estos acuerdos. Trump cuando llegó al gobierno anunció prioridades presupuestarias y entre esas estaba la reducción de fondos para investigación en general y en ciertas areas como el calentamiento global el corte era drastico. Los congresistas ya no hicieron caso de esas prioridades del presidente en 2017 y no han vuelto a hacerle en el presente presupuesto. Incluso ha habido aumentos presupuestarios en la mayoría de áreas de investigación.

Cuando Trump se enteró del acuerdo en el Congreso sobre los presupuestos se cogió un globo de los suyos y enseguida empezó a tuitear que él vetaría los presupuestos. Tampoco habían incluido los congresistas en los presupuestos la financiación total del muro con México, solo una financiación parcial. Eso para él era casi un ataque a su persona. Es lo que pasa cada vez que alguien lo contradice, se cabrea y si puede lo despide. En este caso no podia despedir a los congresistas.

El cabreo esta vez solo le duró unas horas y acabó firmando la ley de presupuestos.