Otra profecía sobre el fin del mundo

CARTA DESDE TENNEESSE (EEUU)

Benjamín Carreras

Es posible que esta carta que estoy escribiendo no se llegue a publicar nunca. No es porque se me olvide enviarla, algo siempre posible con mis olvidos constantes. No, no es por algo así de simple. La razón es la segunda venida de Jesús anunciada para el día 21 de mayo a las 6 de la tarde hora del este, medianoche en España, y que va a ser seguida por el fin del mundo el 21 de octubre de este año.

No es una profecía, ni tiene que ver con el calendario maya que anuncia el fin del mundo para el año que viene, es el resultado de un cálculo. El autor del cálculo es Harold Camping conocido pastor/estudioso de la Biblia en Estados Unidos, que desde los años 50 participa en programas radiofónicos, Family Radio, de gran influencia en los medios cristianos del país. Su predicción ha tenido bastante resonancia, varios grupos cristianos la han aceptado, anuncios de la segunda venida como los de la Coca-cola han aparecido en carreteras, y algunos individuos, como Robert Fitzpatrick, han sacrificado sus ahorros para propagar la noticia.

Uno de los carteles anunciando la predicción de Harold Camping

Harold Camping, ahora ya casi en sus 90, ha basado sus cálculos en lo que anuncian los libros canónicos de la Biblia, versión King James, en particular el Apocalipsis de Juan. Él ya había hecho una predicción similar para 1994, pero admitió que tenía un error en sus cálculos.

Curiosamente estas noticias no suelen pasar la frontera de EEUU. Aquí en Madrid no habría tenido conocimiento del anuncio si no lo conociera de antes de venir a España y hubiera seguido las noticias de allá. La visión apocalíptica cristiana no tiene mucha aceptación en la Europa del presente, aunque la tuvo en el pasado. Ese es un aspecto significativo del contraste de culturas entre los dos continentes.

La visión apocalíptica cristiana se puede enraizar en la misma figura de Jesús que nos transmite el evangelio de Marcos, o en Pablo por lo que sabemos de él a través de las cartas que le son atribuibles, y sin duda en Juan, el autor del Apocalipsis canónico. La tradición siguió por muchos años y como podemos ver, aún sigue.

Independientemente de lo que opinemos de su cálculo, la actitud de Camping tiene consistencia con tradiciones cristianas. Lo que se me hace más difícil conectar con las raíces cristianas son otras actitudes que aparecen en otros grupos que se consideran cristianos en EEUU. Estas son las actitudes basadas en el odio a otros.

Así, en los últimos meses, vemos al pastor Terry Jones en Florida quemando el Corán y creando una oleada de odios y atentados. En Murfreesboro, Tennessee, la quema de una mezquita y las terribles declaraciones a la prensa de algunos de los “cristianos” locales sobre la presencia de la mezquita. O a los miembros de la Iglesia de Westboro, Kansas, que participan en los funerales de soldados muertos en batalla con pancartas diciendo: “Gracias Dios por los soldados muertos” y otras que no me atrevo a traducir, ya que consideran que la muerte de estos soldados es la pena a pagar por haber concedido derechos básicos a los homosexuales.

La historia del cristianismo está desgraciadamente llena de episodios en que se muestra el odio entre grupos cristianos o con otras religiones. Por desgracia ese odio continúa. Lo que no soy capaz de ver es la relación entre estas actitudes y lo que los evangelios nos cuentan de Jesús.

Leave a Reply