Rabia en la carretera

CARTA DESDE BANGKOK, TAILANDIA

Francisco Caules Sintes

Este artículo pretende ser una especie de “Aviso a los navegantes” para quienes tengan previsto visitar Tailandia en un futuro más o menos próximo. La moraleja de este relato es: si visita Tailandia deje su permiso de conducir en casa y no ponga sus manos al volante de ningún vehículo.

Los periódicos tailandeses utilizan el modismo ”road rage” para calificar un tipo de incidente que se produce con cierta frecuencia en las carreteras de este país. La traducción más o menos fiel de las dos palabras inglesas podría variar desde “conductor enojado”, “automovilista furioso” o “rabia en la carretera” que es el título que hemos adoptado.

Sucedió hace un par de años en una carretera cerca de Chiang Mai. Un motorista de nacionalidad alemana adelantó algo imprudentemente a un pick-up. El conductor del pick-up molesto por la maniobra adelantó a su vez a la motocicleta y sacando una pistola mató al motorista. Al inquirir la policía los motivos del crimen el acusado se limitó a declarar que se había enfadado por el comportamiento del motero. Al día siguiente los periódicos ingleses atribuían el hecho a un caso típico de “road rage”.

Hoy el Bangkok Post titula a cuatro columnas en primera página: “Hijo de parlamentario muerto a tiros en su coche”. Un hijo del diputado por Uthai Thani Mr. Chada. de 57 años falleció al recibir un impacto de bala en la cabeza disparado desde otro coche. El joven Farut de 27 años conducía el Toyota Prado de su padre que se había subido al BMW de un amigo momentos antes. Según relatan dos testigos un pick-up Mitsubishi Strada con unos potentes focos en el techo para la caza nocturna empezó a seguir a los dos coches para seguidamente adelantarlos y parando al borde de la carretera espera a que pasaran, De pronto encendió sus potentes focos y sobrepaso de nuevo a los coche de padre e hijo. Otra vez se estacionó en el arcén. Dejo pasar al BMW pero cuando paso el coche del hijo del diputado en rápida maniobra acelero y poniéndose al lado de los ocupantes del pick-up abrieron fuego de pistola contra Farut. Eran las 11 de la noche y uno de los disparos acertó en la cabeza de Farut cuyo coche, ya sin control, chocó contra un poste de electricidad. Farut murió camino del cercano hospital.

El jefe de Policía de Korat opinó que se trataría de un típico caso de “rabia en la carretera”. Los dos testigos explicaron que momentos antes se había producido un intercambio de luces largas entre el automóvil de Farut y el pick-up, las luces largas de Farut debieron deslumbrar o molestar a los homicidas y estos enojados persiguieron al Mitsubishi hasta acribillarlo a tiros.  La policía recogió trece casquillos de bala en el escenario del tiroteo. El vicepresidente de Tailandia cree que el tiroteo fue premeditado y quizá por motivos políticos contra el parlamentario y antiguo alcalde de Uthai Thani.

Sea cual sea el desenlace lo interesante de la noticia es la opinión del jefe de Policía para no tener que investigar el caso y darlo por cerrado sin más. Tan solo por tocar el claxon a otro coche o por hacer un cambio de luces pidiendo paso corre usted  peligro de muerte en el país de las Sonrisas… y de las pistolas en la guantera.

Leave a Reply