¿Cómo explicaría Moisés lo que es un ordenador?

CARTA DESDE OAK RIDGE, TENNESSEE (EEUU)

Benjamín A. Carreras

Madrid, 21 de noviembre 2012. Una de las fuerzas detrás del movimiento conservador en Estados Unidos es la de los cristianos fundamentalistas. En el sur de Estados Unidos es probablemente el grupo religioso más numeroso. Desde su perspectiva, la Biblia debe interpretarse de forma literal.

La interpretación literal de la Biblia tiene muchos problemas. La misma idea de Dios se vuelve muy confusa. Por ejemplo, leo en Éxodo 20: 30, “Yo soy un Dios celoso”. Si luego paso al libro de Josué 6: 16-21, y leo las directrices de Josué recibidas de Dios en el ataque a Jericó me encuentro con: “El Señor les ha entregado la ciudad! Jericó, con todo lo que hay en ella, será destinada al exterminio como ofrenda al Señor.… El oro y la plata y los utensilios de bronce y de hierro pertenecen al Señor: colóquenlos en su tesoro. Mataron a filo de espada a todo hombre y mujer, joven y anciano. Lo mismo hicieron con las vacas, las ovejas y los burros; destruyeron todo lo que tuviera aliento de vida.” O en el libro de Job 1: 18 podemos leer: “Tus hijos y tus hijas comían y bebían en la casa de su hermano mayor, y de pronto sopló un fuerte viento del lado del desierto, que sacudió los cuatro ángulos de la casa. Esta se desplomó sobre los jóvenes, y ellos murieron.” Esto fue permitido por Dios para probar la fe de Job.

Ese Dios literal que emerge de estas páginas aparece dominado por muchas pasiones humanas y no es precisamente un personaje atractivo. Ya los cristianos gnósticos en el siglo primero no aceptaron a ese Dios como tal y lo consideraban como un Dios inferior, mientras creían que Cristo con su mensaje de amor venía del Dios supremo a corregir los errores de ese Dios creador de la Biblia. Muy interesante es la perspectiva de estos cristianos de las primeras generaciones y que la iglesia ortodoxa eliminó con casi todos sus escritos. Menos mal que en 1945 se encontraron numerosos manuscritos suyos en Egipto junto a sus evangelios, considerados apócrifos por la Iglesia. Ellos nos dan una visión de la tremenda variedad de interpretaciones cristianas que existieron en los primeros siglos del cristianismo.

Elohim creando a Adán, por William Blake

Elohim creando a Adán, por William Blake

Pero ¿cómo podría expresar alguien en el segundo milenio antes de Cristo un concepto tan complejo como el de Dios? Supongamos que pudiéramos comunicarnos con Moisés y explicarle detalladamente lo que es un ordenador y supongamos que Moisés estuviera suficientemente inspirado para entenderlo. ¿Cómo podría explicar él a la gente de su época lo que es el ordenador? Y si hiciéramos una lectura literal de lo que él dijera, ¿se podría reconstruir un ordenador? Estoy seguro de que no se podría. Si no se puede con algo tan simple como un ordenador, ¿cómo se puede con el concepto de Dios?

La lectura literal que los cristianos fundamentalistas hacen de la Biblia les lleva a un creacionismo extremo. Para ellos el mundo fue creado alrededor de 4004 antes de Cristo y Dios creó una a una cada especie animal que existe en la Tierra. Para ellos, la teoría de la evolución es totalmente inaceptable y no permiten enseñarla en sus escuelas. La evidencia de dataciones geológicas anteriores al 4004 tampoco cuenta para nada.

La visión del Dios creador que aceptan es la de un alfarero a gran escala. Probablemente cuando se escribió el Génesis, el alfarero era el tecnólogo más sofisticado del momento y esa es la imagen que se usó para describirlo. Los fundamentalistas tienen una imagen tan pobre de Dios que no conciben que pueda crear un universo con capacidad de evolucionar.

Pero aun más sorprendente me ha resultado la postura de alguna Universidad cristiana que se niega a enseñar lo que llamábamos en su tiempo “matemática moderna”, esto es la introducción de la matemática a partir de la teoría de conjuntos. La razón es que en la teoría de conjuntos se discuten varios tipos de conjuntos infinitos y ellos consideran que infinito solo puede haber uno que es Dios.

Así pues vemos que esa mentalidad que tanta influencia tiene en el sur de Estados Unidos ha creado un Dios a imagen y semejanza de lo más mediocre de los hombres y quiere reconstruir la sociedad en la base de ese Dios.

Leave a Reply