Los ‘neocon’ reescriben la Biblia

Carta desde Oak Ridge

Benjamín Carreras

Ya pasaron las Navidades y con ello se ha parado la contraofensiva conservadora contra lo que ellos llaman la «Guerra a la Navidad». Este año la contraofensiva ha sido particularmente fuerte, llegándose en algunos lugares a violencia física.

¿Que es la «Guerra a la Navidad»? se preguntará quien no viva en EE. UU. Hace algunos años que empezó a extenderse en este país el felicitar la Navidad diciendo «felices fiestas»en vez de «feliz Navidad». La razón de ello es que hay una elevada fracción del país que es de religión no cristiana. Por respeto a todos los sectores de la sociedad se usa esa forma de felicitación. Los sectores cristianos más conservadores consideran que eso es una guerra contra la Navidad instigada por los liberales que pretenden sacar a Jesús de la Navidad.

Curiosamente estos mismos cristianos consideran a papá Noel, al árbol y las compras navideñas como parte integrante de la cultura cristiana de Navidad. Si en algún aspecto  se ha sacado a Jesús de la Navidad, yo señalaría a las compras navideñas como la mayor causa de paganización de la fiesta, pero eso es solo una opinión personal.

Este año ha habido incluso incidentes violentos. Un caso es el de señora, Kristina Vindiola, que recogía donaciones para el Ejercito de Salvación enfrente de un supermercado en Phoenix, Arizona, saludó a una de las personas comprando diciendo «felices fiestas». La respuesta fue: ¿Vd. no cree en Dios? Y un porrazo.

La incomparable Sarah Palin ha protagonizado una campaña nacional de lucha contra esta guerra y ha aprovechado para promocionar la venta de su nuevo libro sobre la defensa de la Navidad. Según Sarah, «los ateos cabreados intentan abortar a Cristo de la Navidad», y dice que estos ataques van contra los fundamentos de la nación y si los padres de la Constitución vivieran lo denunciarían como ella lo hace.

El entusiasmo guerrero de estos cristianos conservadores aumentó aun más tras las declaraciones del Papa Francisco criticando el capitalismo por los daños que causa en la parte más pobre de la población. Inmediatamente el Papa fue acusado de marxista, porque según parece Jesús era defensor del capitalismo.

Esa curiosa visión del cristianismo conservador está llena de paradojas. Mientras luchaban por la defensa de Jesús en la Navidad intentaban que el Congreso cortara el programa de «food stamps». Este programa ayuda a las personas en estado de pobreza a comprar un mínimo de alimentos. De nuevo, esos programas del Gobierno se consideran comunismo por esos cristianos.

La lucha de estos cristianos conservadores para mantener la imagen auténtica de Jesús continua. La versión conservadora de la wikipedia, la Conservapedia, está llevando a cabo un programa de mejora de la traducción de la Biblia y pide ayuda para hacerlo. Las versiones más recientes de la Biblia basadas en los manuscritos más fiables y en traducciones más cuidadosas, las consideran corrupciones por parte de los liberales.

Este grupo, no busca expertos en griego o arameo para las traducciones. Ellos solo quieren rescribir partes de la Biblia para que las ideas estén claras y no haya confusiones. Así por ejemplo cuando Jesús dice a los apóstoles: «la paz sea con vosotros» (Juan 20:26), ellos lo cambian a: «la tranquilidad (paz mental) sea con vosotros», así que quede claro que Jesús no era un pacifista.

Más interesante me parece el cambio hecho a la famosa frase: «es más fácil que un camello pase por el ojo de un alfiler que un rico entre en el reino de los cielos». Aquí cambian la palabra rico y lo sustituyen por «miserable vago». Así queda claro que Jesús no tenía nada en contra de los ricos.

Con una sistemática serie de clarificaciones como las mencionadas se va a llegar a una nueva versión de la Biblia que sea totalmente aceptable al movimiento conservador. Así descubrimos que Jesús, ese hebreo de Galilea, era un Neocon y nosotros sin darnos cuenta!

One Response to “Los ‘neocon’ reescriben la Biblia”

  1. manumenorca dice:

    … Están locos esos romanos, que decía Astérix. Y estaba en lo cierto. La estadounidense es una sociedad enferma, enferma de tontería. Con decir que es una sociedad muy religiosa se dice todo. Fanática llegando al paroxismo, pero aún así hay lugar para la esperanza, el sano ateísmo se está abriendo paso poco a poco, y estas puntuales manifestaciones neocon demuestran aquello que si te pica, ráscate. Y si ladran, cabalgamos… En francés, la palabra “con” significa imbécil, gilipollas. NEOCON queda así pues perfectamente retratado.

Leave a Reply