Archive for febrero, 2015

Las monjas de Estados Unidos y el Vaticano

martes, febrero 17th, 2015

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

A todos nos marca la profesión que tenemos. En mi caso, mi trabajo me hace que sea bastante crítico y escéptico a afirmaciones hechas puramente desde una posición de autoridad. Esta postura no es difícil en cuanto a afirmaciones hechas por los políticos prominentes a ambos lados del Atlántico, lo difícil sería lo contrario, creerse lo que dicen.

Sin embargo últimamente hay una persona que me pone nervioso: el papa Francisco, ya que tiendo a estar de acuerdo con muchas de las declaraciones que hace. Eso no me pasaba desde la época de Juan XXIII y me lleva a preguntarme si he perdido mi sentido crítico o realmente hay un cambio profundo. La publicación hace unas semanas de un documento Vaticano sobre las monjas de Estados Unidos me hace pensar que si hay realmente un cambio profundo.

Las monjas estadounidenses han sido desde hace muchos años un ejemplo de iniciativas sociales cristianas. Estas actividades sociales nacieron del espíritu del Concilio Vaticano II. Las actividades van desde ayuda social en grandes ciudades a familias, rotas debido a la pobreza, a actividades de ayuda a afectados por las guerras en Chile y el Salvador en las que los correspondientes dictadores desconfiando de las actividades de la iglesia perseguían a quienes llevaban esa actividad social. También en la frontera con México, en donde emigrantes quedan atrapados cada día en situaciones muy difíciles, allí están las monjas procurando dar cobijo y ayuda.

SUS ACTIVIDADES se extienden también a África, en lugares donde mujeres sufren constantemente violaciones y maltrato, ellas procuran curar las heridas físicas y morales que ese maltrato causa. Es imposible enumerar todas las actividades que esas mujeres llevan a cabo.

El misoginismo que ha caracterizado a la jerarquía católica desde hace siglos, se reflejó en el rechazo por parte de autoridades vaticanas de estas iniciativas femeninas. En el año 2008 el Vaticano inició una investigación de las actividades de las monjas de Estados Unidos. La investigación estaba bajo la dirección del cardenal Franc Rodé, quien sugirió que las mojas «estaban bajo la influencia de una cierta mentalidad secular y quizás también de un cierto espíritu feminista». Se enviaron cuestionarios a unas 350 comunidades religiosas y a unas 80 enviaron investigadores. El espíritu de la investigación era el de cambiar el enfoque de estas comunidades de una búsqueda de mayor justicia social a otro enfoque «más religioso». Además preocupaba al Vaticano la posición de muchas de estas religiosas en las cuestiones de aborto y matrimonio homosexual.

No todas las comunidades de religiosas cooperaron en la investigación. También hubo bastante indignación entre los católicos seglares que se han manifestado frente a iglesias en varias ciudades de Estados Unidos protestando por la investigación y unos 60.000 miembros de la iglesia católica firmaron un documento de protesta.

CON EL PAPA FRANCISCO hubo cambios en quienes dirigían la investigación y el documento que publicó el pasado diciembre la comisión investigadora elogia las actividades sociales de estas monjas y las anima a seguir adelante. El informe fue muy bien recibido en la reunión con gran número de monjas en que fue presentado en el Vaticano.

Aún hay pendiente una investigación por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Leadership Conference of Women Religious (LCWR) que agrupa al 80% de las monjas de Estados Unidos. A la LCWR se le acusó de invitar a sus reuniones a oradores de carácter feminista y que se desviaban de la doctrina católica. En 2012, esta asociación se puso bajo la vigilancia de un obispo americano por cinco años para revisar sus actividades. Esperemos que el resultado de esta investigación tenga el mismo carácter positivo que el informe de diciembre.

Amb les maces de rompre

lunes, febrero 2nd, 2015

Pau Obrador
La legislatura que ara acaba se la recordarà per la seva agror. El PP ha fet una esmena a la totalitat als consensos bàsics de les nostres Illes. Fins a l’arribada de Bauzà el PP es movia dins el paràmetres més o manco inofensius del regionalisme. Enlloc de desafiar ideològicament a la societat civil, el PP es feia seves, encara que només fos de paraula, els seus principis bàsics. El regionalisme del PP va fer possible un consens de mínims al voltant de la llengua i el territori. No debades va ser el PP que va aprovar la llei de normalització lingüística, la llei d’Espai Naturals i la declaració de Menorca Reserva de la Biosfera.

El territori ha estat la base del consens social, l’eix de l’economia i la identitat. Des del començament de la democràcia  hi hagut el convenciment que el futur turístic de les nostres Illes passava per la millora de la qualitat ambiental. És des d’aquesta perspectiva que es va bastir tot un cos jurídic basat en els principis de la sostenibilitat. Primer van ser els decrets Cladera que van augmentar les exigència ambientals als hotels; després va venir la Llei d’Espais Naturals que van protegir fins a un 40% del territori; la declaració de Menorca Reserva de la Biosfera va bastir un discurs turístic basat en el paisatge. El procés va culminar amb el PTI, una vertadera constitució territorial. El PP mai s’ho va acabar de creure però tampoc ho va combatre ideològicament.

Aquesta legislatura el PP ha entrat amb les maces de rompre i s’ha dedicat a combatre ideològicament qualsevol idea que li fa nosa. Amb l’excusa de la crisi Bauzà (I Tadeo) han trencat d’arrel amb el discurs de la sostenibilitat, compartit per la immensa majoria de la població. Pel PP el futur del turisme ja no passa per la qualitat ambiental sinó per facilitar inversions. És la conclusió que es treu de llegir les lleis en matèria turística que s’han aprovat aquesta legislatura. S’han eliminat exigències ambientals i s’ha relaxat molt la regulació urbanística amb l’objectiu que els grans propietaris i hotelers puguin fer el que vulguin on vulguin. Perquè per art de màgia ens beneficiarem tots. En diuen combatre la inseguretat jurídica quan l’únic que fan és crear-ne.

Tot govern erigeix el seu monument, el d’aquest govern són les rotondes. L’únic que les justifica és el seu valor simbòlic. No estan pensades per millorar la circulació sinó per cridar l’atenció. Són un missatge en forma de ciment. Ens diuen que les regles de joc a Menorca han canviat, que el futur no passa per la sostenibilitat sinó per repartir contractes d’obra pública. Originàriament volien fer una autopista però com que no era possible s’han hagut de conformar amb un succedani que encara fa més evident el seu missatge. Crida l’atenció que el partit que s’autoproclama del turisme li sigui ben igual els que diguin els turistes. Perquè ningú ve a Menorca perquè tinguem un monument en forma de rotonda.

El conflicte està servit. Per una banda tenim una població empobrida que demana posar fi al desgavell que ha enriquit uns pocs a costa de molts. Per altra banda, tenim un govern al servei de l’oligarquia que camina en la direcció contrària. Mentre la població encara somnia en ser Europea, El PP mira cap el Carib. Busquen convertir les mateixes condicions jurídiques que han permès als hotelers fer-s’hi d’or. El trencament del consens és el que explica les dues grans mobilitzacions d’aquesta legislatura. La gent ha sortit al carrer perquè li han robat el país. Li han robat la llengua i també el paisatge que tant s’estima.

Paradoxalment l’única esperança que li queda al PP és Podemos. Sap que no pot guanyar per majoria absoluta i que ningú pactarà amb ells. La seva única esperança és que Podemos no vulgui pactar amb un PSOE d’hores baixes que ja fa olor de PASOK. El seu pla passa per fer un govern en minoria que duraria uns pocs mesos fins que el fenomen Podemos es desinflés. Llavors convocarien eleccions i tornarien a guanyar. Crec que no han entès massa bé per on van els tirs.

Anaven amb les maces de rompre i han acabat fent el ridícul.

Twitter: @pauobrador

El paraíso encontrado o el paraíso robado

lunes, febrero 2nd, 2015

Benjamí Carreras
Las islas de Hawai se las califica muchas veces de paradisíacas. Yo
nunca tuve a ocasión de visitar el paraíso terrenal, aunque me hubiera gustado, nací algo tarde para ello, pero sí puedo decir que basado en la idea genérica que tenemos del paraíso, algo de ello tienen esas islas.

El clima no puede ser mejor. Eso de disfrutar en pleno mes de enero de temperaturas de 25 grados con cielos azules despejados mientras está uno sentado junto al mar es perfecto. La ligera brisa
marina modera la temperatura mejor que cualquier aire acondicionado.

LA VEGETACIÓN muy variada con zonas en que es muy abundante y de carácter tropical y la zonas volcánicas más áridas. Junto a la costa puedes encontrar gran diversidad de árboles, algunos de muchos años con bellísimos troncos retorcidos, cada uno con una personalidad particular. A eso se suma el colorido de la gran variedad de flores que en esa época del año te da una sensación de felicidad y descanso.

El paisaje es único. La orografía es muy interesante con zonas de origen volcánico creando estructuras de gran belleza. Estas estructuras se combinan con playas maravillosas, con un mar de un
azul intenso.

En alguna otra visita a las islas he hablado de las puestas de sol. Son increíbles. La claridad del cielo permite ver como el sol lentamente se sumerge en el horizonte marino. En su despedida, he podido ver mas de una vez el famoso rayo verde, ese último destello verde antes de ocultarse y que fue motivo de una novela de Julio Verne.

Cuando uno combina los tres aspectos: clima, vegetación y paisaje, si se obtiene algo muy sugestivo del paraíso. Esta sensación creo que la compartimos los que estamos aquí. En mis paseos junto a la costa siempre encuentro gente con la sonrisa en los labios y con sensación de relajo. Es esa felicidad que transmite el ambiente que te rodea.

Así uno sumergido en ese ambiente paradisíaco se olvida de los problemas personales y encuentra reposo y tranquilidad. Pero, … ¿dónde están los hawaianos? Es una pregunta que uno puede
plantearse ya que las características raciales nuestras y suyas son muy diferentes y fácilmente identificables.

Poco a poco vienen las respuestas. Pensando uno recuerda que eran los que se ocupaban de la limpieza del hotel, los jardineros y los que recogían las maletas. También los he visto de camareros
y despachando en el supermercado. Además están los que te dan la bienvenida a las islas y te ponen el típico leis, el collar de flores o frutos, alrededor del cuello.

No, no los he visto entre los altos puestos administrativos del hotel, ni entre los organizadores de nuestro congreso anual, ni entre los profesores de las universidades hawaianas que participaban en el congreso. Tampoco los he visto viviendo en las casas junto a la costa, ni alquilando condominios. En la mayoría de casos, las zonas donde viven son poblados interiores alejados del mar. Por ley, todas las playas tienen que tener acceso público. Así los fines de semana sí ves algunas familias locales pasando el día junto al mar.

No solo toda la zona turística está en manos de compañías forasteras, también las grandes plantaciones frutales y los ranchos donde se cría el ganado bovino son propiedad en general de norteamericanos.

EL HOMBRE BLANCO con su generosidad habitual y usando la legalidad de los mercados, echó del paraíso a sus habitantes, pero les ha dado la oportunidad de trabajar en los servicios y los ha convertido al cristianismo.

Evidentemente, cuando tomas conciencia de la situación, tienes un cierto sentido de culpabilidad al disfrutar de este paraíso. Pero no solo es eso lo que me preocupa, uno piensa en España y como algunos político planean, o no planean pero lo llevan acabo, su futuro y me pregunto: ¿Nos muestra Hawai una imagen de lo que puede ser el futuro de nuestro país.

Ada Lovelace

lunes, febrero 2nd, 2015

Benjamí Carreras
Hace unos días que tuve que ir a un edificio oficial para una gestión. Como ya es habitual, hay que pasar por el sistema de seguridad, lo que implica vaciar los bolsillos: monedero, teléfono, reloj de bolsillo… Al llegar al reloj noté que los guardias me miraron sonriendo y uno me dijo: «Hacía años que no veía uno de estos!».

Esta anécdota me hizo notar hasta que punto han cambiado las cosas en los últimos años. Todo es electrónico y digital. Es muy posible que en unos años reloj de agujas desaparezca y en unas generaciones si se dice que algo gira en la dirección de las agujas del reloj muchos no entenderán qué quiere decir. Pasará como me pasaba a mí de niño cuando mi abuela para decir que un remedio había ido muy bien decía: «Ha estat com oli a un llum». Yo había nacido en la edad de la luz eléctrica y lo de poner aceite a una lámpara no sabía de qué iba.

Estamos en la edad de los ordenadores y de la informática. En muy pocas décadas nuestras vidas han sido cambiadas por la electrónica, lo curioso es que ha habido personas que muchos años antes anticiparon y entendieron su potencial. Tal es el caso de Ada Lovelace, la hija de Lord Byron.

Ada Lovelace

Ada Lovelace

ESTE AÑO se cumple el segundo centenario del nacimiento de Ada Byron, que por su matrimonio se la conoce como Ada Lovelace. Lord Byron se casó con una matemática, Annabella Milbanke. Al poco de nacer Ada, su madre pidió la separación debido al nada ejemplar comportamiento de su marido. Él nunca llegó a conocer
a su hija.

Annabella puso todo su esfuerzo en educar a su hija en ciencias y matemáticas procurándola alejar de la poesía para que no cayera en los malos hábitos de su padre. Ada, una mujer extremadamente
inteligente, no solo se concentró en las matemáticas sino que mostrando un espíritu algo rebelde ensalzó el lado poético y estético de esta disciplina. Así que combinó las virtudes de sus dos progenitores.

De joven, Ada acudía a unas reuniones periódicas que organizaban un grupo de damas para discutir literatura y temas diversos y a las que se invitaba a algún estudioso para que presentara algún tema de interés. Así tuvo la ocasión de conocer a Charles Babbage, que fue a enseñarles su máquina de cálculo que había construido. Ada con solo 17 años captó enseguida la idea de la máquina y sobre todo se entusiasmó por la idea de la máquina analítica que Babbage proyectaba construir, una máquina que debería haber ido más allá de los calculadores mecánicos. Así empezó una relación de trabajo que duró años.

Babbage nunca llegó a construir su máquina analítica, pero dio una serie de charlas que se escribieron en francés y Ada posteriormente tradujo al inglés. Pero su trabajo no se limitó a una traducción. Ella incluyó una serie de publicaciones en forma de notas en que analizaba los aspectos matemáticos y desarrollaba sus ideas sobre el potencial de la máquina.

Ada no solo pensó que esas maquinas eran útiles para el manejo de números y resolución de ecuaciones. Ella concibió que podrían manejar lenguaje simbólico que permitiría dar instrucciones a la máquina. O sea que Ada inventó la programación y empezó a desarrollar algunos de sus elementos básicos.

Pero no solo pensaba que el lenguaje a usar fueran instrucciones de un posible programa, ella veía también la posibilidad de usar lenguaje musical y artístico dentro de su concepción poética de la ciencia.

Ada murió a los 36 años después de haber tenido tres hijos, a la misma edad que murió su padre. Es realmente asombroso que aquella joven tuviera la visión de lo que ahora constituye la esencia de los ordenadores cuando ella solo tuvo acceso a unas calculadoras mecánicas. Ada es todo un ejemplo que debería ser recordado y celebrado en su bicentenario.