Diferencias culturales

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

En España, charlando con amigos y colegas que sean al menos unos diez años más jóvenes que yo, es bastante común que mencionen su interés en retirarse pronto. Hay un deseo bastante general en dejar el trabajo y cambiar de estilo de vida, aunque muchos por lo que he comprobado no tienen muy claro cual será esa nueva vida.

Si hablara con un minero, eso no me extrañaría. Hay trabajos muy duros que deben agotar la capacidad de resistencia de quienes los practican. Pero con quienes hablo suelen ser de profesiones liberales como yo, por eso me cuesta tanto entender ese afán por el retiro.

2 Hace unos días, estaba yo comiendo en mi restaurante habitual cuando en la mesa de al lado se sentó una pareja de Texas. No se porque razón empezamos a hablar. Ambos tenían mi edad, y el marido había venido a Madrid por trabajo, como yo. El me habló de cambiar su ritmo de trabajo en el futuro y me dijo que planeaba crear su propia empresa. Eso es lo que he hecho yo, le dije. Así que seguimos hablando de nuestras posibilidades futuras de trabajo.

El profesor Freeman Dyson

El profesor Freeman Dyson

Al salir me di cuenta de cómo habíamos sintonizado y de mi habitual falta de sintonía con quienes están deseando el retiro. Me di cuenta así que tengo más de americano de lo que creía.

En Estados Unidos uno en general tiene tres pagas de jubilación, la del Estado, la de la empresa donde trabajó y la personal que se haya preparado uno mismo. Uno puede cobrar las tres sin que eso impida el seguir trabajando. Claro que al hacerlo, tienes que pagar a la Seguridad Social lo que le corresponda. La Seguridad Social cada año aumenta tu paga de jubilación según lo que hayas pagado el año anterior. Además no hay edad de retiro obligatoria, así uno puede seguir trabajando el tiempo que quiera, aunque con la edad cambiemos de estilo y ritmo de trabajo.

En 1979, estaba yo trabajando en el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton. Allí tu ve el honor de conocer personalmente al profesor Freeman Dyson uno de los grandes en Mecánica Quántica, pertenecía al grupo investigador en esta área que emergió al final de la Segunda Guerra Mundial. Hace poco más de un año miembros y exmiembros del Instituto celebramos sus 90 años y allí sigue, de profesor emérito en el Instituto y con múltiples actividades. Su actitud es un ejemplo para mi.

En España se argumenta que el retirarse es necesario para dejar paso a los jóvenes. Esto realmente no es necesariamente así. Evidentemente uno cambia de estilo de trabajo con los años. El que uno siga trabajando, no quita plazas, abre nuevos empleos. Si nosotros conseguimos dinero para un determinado proyecto de investigación, parte del dinero irá a estudiantes o a posiciones posdoctorales para colaborar en el proyecto. De esta forma realmente se crea más empleo joven.

Otro aspecto importante dentro de la cultura americana es que el trabajo que hagamos siga siendo remunerado. No porque sea necesario ganar más después de recibir las pagas de jubilación. En general, al menos en nuestra profesión estas pagas son suficientes para seguir viviendo sin problemas. Es importante el trabajo remunerado para seguir actuando como profesional.  Si simplemente uno trabaja en lo que le gusta en su casa y sin remuneración, no tiene ese sentido de profesionalidad que en EEUU consideramos importante. Esta es otra característica cultural del país.

Naturalmente, en América siempre hay casos extremos, así hay los que creen que no debiera existir el retiro. Este es el caso de Greg Gianforte, un empresario multimillonario que es candidato en potencia a gobernador del Estado de Montana por el partido republicano. Según él «no hay nada en la Biblia que hable de retiro» y añade «considere el caso de Noé, ¿qué edad tenia Noé cuando construyó el arca? 600 años. Él no cobraba de la Seguridad Social, ni pasaba el día sin hacer nada, el trabajaba». ¡No hay como ser millonario cristiano para entender la Biblia!

Leave a Reply