Archive for Marzo, 2016

El “Flos Sanctorum” leía…

Miércoles, Marzo 23rd, 2016

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

En casa de mi abuela Paula, en la salita, junto al balcón que daba a la calle Dr. Orfila y encima del escritorio había siempre el Flos Sanctorum. De niño, cuando yo iba a su casa, me gustaba sentarme en uno de los balancines de la salita y leer alguna de las vidas de santos. También compraba yo cada mes las vidas ejemplares que salían en forma de comic la vida de algún personaje interesante como Chopin por ejemplo.

En mi casa leía las distintas biografías que había escrito Stefan Zweig, creo que las teníamos todas. Siempre me gustaron sus biografías noveladas. Escribía muy bien y te daba el sabor de la época y una visión del personaje, de Robespierre a Erasmo, tenía un amplia colección de personages cuyas vidas eran apasionantes.

benjami

Era eso en la época de niño en que no sabes qué vida vas a construirte y miras hacia adelante con cierta ansiedad. En todas esas biografías, fueran de santos o de revolucionarios, de reyes o intelectuales, encontrabas lo importante que es tener algo que te ilusionara que te empujara a vivir una vida llena y feliz porque vas realizando lo que has soñado. Ese sueño que no necesariamente tiene que ser grandioso, no se trata de salvar este mundo o llegar a la santidad en el otro. Cualquier sueño que llene tu vida es suficiente.

No veo en los tiempos presentes que se fomente mucho este tipo de lecturas. Si miro los periódicos, tanto da del país que sea, hay siempre una sección de celebridades. Nos cuentan toda clase de estupideces sobre las vidas de esa gente que solo se dedican a hacer tonterías para salir en la prensa. Ese es su negocio. Eso sí, fotos de esas personajes semi-desnudas o desnudas del todo se propagan diariamente a través de la prensa.

La única ilusión que parecen tener esas celebridades es acumular dinero sin tener que trabajar mucho para ello, solo exhibirse es en muchos casos suficiente. El acumular dinero se transforma en el mensaje que se transmite a todos, niños incluido. ¿Para qué se quiere este dinero? En muchos casos no esta muy claro y parece que se acaba invirtiendo en consumo de drogas y otras actividades parecidas. Por eso muchos de esos personajes acaban pasando temporadas en centros de rehabilitación. ¿Es ese el objetivo de una vida?

Hace unas semanas fue la ceremonia de los Oscars. Un acontecimiento anual, ocupó la primera plana de la mayoría de periódicos. Pero ¿qué es lo que realmente se discutía en primera plana? No eran las películas. Ante todo los sofisticados vestidos de las señoras que a pesar de estar hechos con abundante ropa tienen vacíos estratégicos que permiten contemplar las partes más atractivas de sus cuerpos. También abundaban comentarios sobre quien no aplaudía a quien, fotos de sonrisas falsas y otros mil detalles irrelevantes.

Uno puede pensar si para los Oscar hay primera plana para los premios Nobel también la habrá. En general no es así ya que allí no asisten señoras con escotes profundos ni celebridades. Las personas que reciben esos premios no tienen interés para el público, excepto en algún caso del premio Nobel de la Paz en los que suele haber controversia. Ya si me refiero a los premios Abel, el equivalente al Nobel en Matemáticas, estos premios casi ni se mencionan en la prensa.

En un estudio reciente hecho en Bronx y Harlem muestra que los estudiantes que leyeron sobre las vidas de científicos, de sus luchas y problemas para conseguir lo que buscaban, mejoran su estudios en ciencias comparado con los que solo leyeron sobre los resultados de estos mismos científicos.  En estos estudios participaron unos 400 estudiantes, numero que ya es significativo para tomar en serio los resultados.

Creo que es muy importante para quienes empiezan a tomar control sobres sus vidas el tener ejemplos de lo que realmente significa vivir, tener ilusión por lo que se hace y tenacidad para conseguir lo que se busca y que eso no sea simplemente acumular dinero sino algo que de sentido a la vida. Cada uno tiene que desarrollar su propia vida, cada vida es única, pero el ver las luchas y las ilusiones de otros ayuda a descubrir tu propio camino. No pretendo volver a los tiempos del Flos Sanctorum, pero hay muchos ejemplos a seguir que no son precisamente los que se nos muestran.

Tres meses de la cumbre de París

Lunes, Marzo 7th, 2016

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Ya han pasado tres meses de la cumbre del clima en París. Una reunión que acabó en un ambiente optimista por parte de los políticos participantes y en media sonrisa de los que lo contemplábamos. Sí, fue positiva la reunión, pero a muchos nos hubiera gustado que las medidas fueran un poco más estrictas de las que se decidieron.

En tres meses obviamente no podemos percibir consecuencias de las decisiones tomadas. Las consecuencias las iremos viendo a más largo plazo, pero si han habido noticias que impactan al proceso y es bueno mantenerlas en mente porque será necesario seguir presionando a los politicos para tener resultados que permitan reducir el tren de calentamiento que sufre el planeta.

Mapa de la NASA mostrando la distribución de los incrementos de temperatura

Mapa de la NASA mostrando la distribución de los incrementos de temperatura

Hace unas semanas varias agencias de EE.UU. y del Reino Unido dieron los resultados de las medidas de temperatura en el planeta durante el año 2015. Los resultados son preocupantes. El año pasado fue el año con temperaturas más altas desde que se tienen medidas, o sea desde la segunda mitad del siglo XIX. No solo esto, sino que el incremento de temperatura relativo a 2014 solo lo superó 1998. Por tanto no solo es la temperatura que sube, sino que también el ritmo de subida crece.

Se han hecho estudios de la temperatura del planeta en épocas anteriores a las que tenemos medidas directas y sistemáticas, o sea antes de 1980. Estos estudios están basados en estudiar las zonas más internas del hielo en las capas polares y los anillos en los árboles entre otros métodos. Los resultados muestran que el año 2015 ha sido el más caliente en al menos los últimos 4.000 años.

Todos esos hechos, ya que son hechos y no teorías, parece que deberían haber aumentado la preocupación en todos los que tienen responsabilidades políticas en el país. Parece que el sentido de responsabilidad debería dominar sobre luchas partidistas, pero no. Aquí en EE.UU. si acaso la cosa ha ido a peor.

Desde el mismo día en que acabó la cumbre del clima los ataques de los republicanos a los acuerdos firmados por Obama aumentaron. Ya antes de la cumbre de París el Congreso aprobó dos medidas destinadas a parar las regulaciones para limitar las emisiones de gases invernadero en EE.UU. El Senado aprobó ambas resoluciones. Tanto el Congreso como el Senado están controlados por los republicanos. Como explicó Ed Whitfield, republicano por Kentucky, esto era para enviar un mensaje a la cumbre de París que en América había muchas discrepancias con las políticas de Obama. Estas resoluciones del Congreso tenían poca importancia práctica ya que el presidente las vetó, pero dan una idea clara de la disposición de los republicanos.

Después de la cumbre, el presidente del Congreso Paul Ryan, muy próximo al Tea Party, ya indicó su oposición a las medidas anunciadas y sus declaraciones fuero apoyadas por muchos de los miembros de su partido. La lucha ha seguido desde entonces.

Ahora estamos en primarias para la candidatura presidencial. Los aspirantes a la candidatura republicana son el conjunto más extremo que se ha visto nunca. Los mismos miembros de la estructura del partido están confusos sobre qué hacer con estos candidatos y muchos no se atreven a apoyarlos. Evidentemente, todos ellos son contrarios a ninguna medida que restrinja la emisión de gases o mejore el medio ambiente. Pero no solo son contrarios sino que muestran una ignorancia supina.

En este sentido es interesante ver los resultados de un experimento que organizó la Associated Press. Esta agencia pidió a 8 científicos que calificaran de 1 a 100 por el nivel científico a los candidatos basándose en los tweets que estos iban mandando sobre el cambio climático. La serie de tweets que les pasaron al comité no llevaban el nombre de quienes lo mandaban. Todos los candidatos republicanos suspendieron. Algunos resultados son, por ejemplo: Donald Trump sacó un 15, Ben Carson 13 y Ted Cruz un 6. De ese último comentó Micheal Mann de Penn State University que su nivel era inferior a niño de guardería.

En conclusión, si no queremos  destruir el planeta hay que seguir presionando.

¿Es un negocio dar conferencias?

Jueves, Marzo 3rd, 2016

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

En mi profesión es bastante corriente el dar conferencias. En algunos casos te invitan a darlas y quienes te invitan te suelen pagar el viaje y la estancia de un par de días. En otros casos somos nosotros que estamos interesados en darlas en ciertos forums y suele ser la institución a que pertenecemos que nos paga el viaje y la estancia. Naturalmente los anfitriones suelen invitarnos a una comida o cena para completar la discusión de los asuntos tratados. En USA esta invitación tiene que ser por máximo $25. No se nos suele permitir más.

Bernie Sanders y Hillary Clinton en un debate

Bernie Sanders y Hillary Clinton en un debate

Para nosotros tiene un doble interés el dar esas charlas ya que el prepararlas de por sí te ayuda a aclarar ideas y luego las preguntas y comentarios producen nuevas sugerencias, todo eso es útil para el proyecto en que estemos trabajando. Además la oportunidad de hablar en público nos abre puertas a futuras colaboraciones. También hay otro aspecto importante, la venta del producto que estamos produciendo. Eso es una parte importante del proceso para en el futuro conseguir nuevas fuentes de financiación para la institución que representamos.

Es también curioso el ver las actitudes del público en diversos países y culturas. La forma en que se pregunta o en que no se pregunta. En Estados Unidos suele haber una interacción bastante dinámica, en cambio en España cuesta más, sobre todo con público joven. Muchos de los jóvenes universitarios españoles tienen mucho miedo de hacer el ridículo al preguntar.

Hay toda clase de experiencias curiosas. Recuerdo en particular una vez que fui con mi jefe a dar una charla en el Departamento de Energía sobre planes de investigación. Fue en un sala pequeña y vinieron cuatro funcionarios del Departamento. Estaba yo a mitad de la charla cuando me doy cuenta de que los cuatro están profundamente dormidos. ¿Qué hago? interrogué con la mirada a mi jefe, él se encogió de hombros. Seguí sin hacer mucho ruido y hacia el final se fueron despertando. Menos mal que después de todo subvencionaron el proyecto.

No parece que para todo el mundo lo de dar conferencias sea algo para enriquecer su propio entendimiento de la materia y tener experiencias positivas. Para algunos es un gran negocio. Justo
un día antes de los caucus de Iowa se sacó a la luz que Hillary Clinton en los 18 meses antes de empezar su campaña electoral había dado unas 100 conferencias cobrando, pero no ganando unos eurillos extras, esta señora ganó con las conferencias un total de 21,7 millones de dólares en ese periodo. ¡No está mal como negocio!

Las conferencias las daba a bancos, organizaciones comerciales, grupos de caridad, compañías, etc. Lo normal era que ganara $225.000 por conferencia, pero algunas veces llegaba a $400.000. Entre los que más pagaron están el Deutsche Bank y Goldman Sachs. Luego ella dice que no tiene conexiones con Wall Street.

¿Qué debería contar esa señora para ganar ese dinero? Eso no se sabe. Se está intentando averiguar pero hasta el momento nada se sabe. Ella ha dicho que estas charlas le han sido muy útiles para clarificar sus ideas en la preparación de la campaña electoral. Evidentemente no puedo escribir aquí las palabras que salieron de mi boca cuando oí su respuesta.

Estos detalles salieron a la luz un día antes de los caucus de Iowa, donde prácticamente empató con Bernie Sanders, aunque Hillary le sacó algo de ventaja. Una semana después en New Hampshire, Sanders ganó claramente. No sé que impacto han tenido las conferencias en estos resultados pero evidentemente ponen en duda la capacidad de independencia de Hillary frente a las grandes compañías que le estuvieron pagando.

En Estados Unidos se controla mucho más los problemas de corrupción que en España, pero siempre hay soluciones. En vez de cobrar cuando estás en el poder, es menos peligroso cobrar antes, si las grandes empresas creen que vas a ganar. Yo diría que ese es el caso de Hillary, pero claro, no hay nada ilegal en ello.