¿Se derrite Donald Trump?

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La pregunta que se hacía la revista «Time» es si Donald Trump se está derritiendo y lo ilustraba con un dibujo muy expresivo que ha dado la vuelta al mundo y que aquí reproduzco. En las últimas encuestas Trump ha pasado de ir un par de puntos delante de Clinton a caer 8 puntos detrás. Pero las encuestas son las encuestas como bien sabemos y uno se alegra de ellas si van en la dirección que se quiere, si no se dice que solo son encuestas.

La cuestión es que Trump en su esfuerzo por exagerar y provocar a todo el mundo puede que se haya pasado. Bueno el que se ha pasado eso seguro, se pasó de lo correcto y normal desde que empezó la campaña, pero ahora se ha pasado en tratar de atraer a una mayoría de descontentos.

benjami

Atacó de mala manera al padre de un soldado americano que falleció en Irak por ser los dos musulmanes. Ha acusado a Obama y Clinton de ser los fundadores de Isis. Ha envalentonado a los que poseen armas a atacar a la Clinton. La lista de provocaciones y disparates no tiene fin. Esto ya ha empezado a seriamente preocupar a los miembros del Partido Republicano y a crear dudas entre muchos de si quitarle la candidatura por el partido, cosa que no sería nada fácil.

Mientras, la señora Clinton está fallando en atraer a descontentos. No tiene gancho y está demasiado ligada a los poderes de Wall Street. Esta falta de atracción a los electores preocupa a los demócratas. Se está hablando muchos de terceros candidatos. Es difícil para alguien que no está apoyado por los grandes partidos tener oportunidad de competir en las elecciones presidenciales, pero este año puede ser distinto debido a la dificultad que todos tenemos en escoger entre los dos candidatos. Veremos si alguien interesante se echa al ruedo y ofrece una alternativa seria.
Claro esto preocupa a los demócratas mas que a nadie. Muchos republicanos creo que sentirían alivio ante la presencia de una alternativa no demócrata a Trump. Pero los demócratas ven en esta tercera candidatura un peligro real para Clinton, así que ellos han empezado a hablar del voto útil.

El argumento del voto útil es bastante general en los casos en que hay dos partidos grandes y varios más pequeños. Cuando uno de los partidos grandes tiene un candidato poco atractivo dicen que es importante el voto útil, el que los voten a ellos para que no salga el malo y el voto a un tercer partido es inútil. Puede haber algo de verdad en ello pero el problema está en haber puesto un candidato o un programa poco atractivo al votante.

Con los años he dejado de hacer caso alguno al argumento del voto útil. Ya que es útil para el partido que lo propugna pero no está nada claro que sea útil al ciudadano. El ciudadano al no hacer caso a este argumento lo que le dice a este partido es: la próxima vez pon un candidato mejor y un programa dirigido al ciudadano. Por desgracia en muchos casos ni oyen el mensaje.

En España está pasando lo mismo. Tenemos candidatos que no dan la talla y piden que los votemos. La situación en que nos encontramos sería mucho más fácil de solucionar si Rajoy se retirara y el PP pusiera una candidatura nueva y limpia de corrupción. Es posible que Rajoy no haya cometido ningún delito, pero eso no es suficiente, tiene la responsabilidad política sobre un partido en que la corrupción reinaba y él o no se enteraba o participaba. En ambos casos debería dimitir. Pero que los otros no nos digan lo del voto útil. También tienen muchos a reformar y tener unas candidaturas mejores.

Volviendo a Estados Unidos, habrá que ver lo que pasa. Aun faltan más de dos meses para las elecciones y mucho puede pasar en este tiempo. ¿Se está derritiendo Trump? O es que todos deseamos tanto que desaparezca que vemos lo que no es aun cierto. Habrá que ver si aparece algún tercer candidato con credibilidad y peso. Pero mientras no perdamos la oportunidad de gozar un poco mirando la portada del «Time».

Leave a Reply