Archive for febrero, 2018

Universidades a la deriva

Jueves, febrero 22nd, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Parece que el deterioro de las democracias occidentales es mucho más sistemático de lo que parecía hace unos años. Cada vez hay menos democracia real y menos politicos capacitados a la cabeza de los gobiernos. En eso último no hace falta dar ejemplos. La mediocridad de esos politicos y los intereses de los grupos que manipulan los gobiernos hace que la actividad intelectual se considere cada vez más como algo sin ningún valor o incluso con valores negativos.

Hace ya algunos años que en los ambientes universitarios españoles se percibía esta situación. Las universidades iban evolucionando a escuelas profesionales. No era cuestión de crear y transmitir ciencia, como decía Ortega, sino de dar títulos al mayor número de estudiantes posible.

Inicialmente los cambios fueron hechos con buena voluntad pero no muy inteligentemente. La idea era que todo el mundo tuviera derecho a estudios universitarios y eso es ciertamente bueno.

Escudo de la Universidad de Barcelona

Pero por desgracia se convirtió en que todo el mundo tenía derecho a un título universitario y eso ya no lo es. El título hay que ganárselo trabajando seriamente. Todo el mundo debería tener derecho a la oportunidad de ir a la universidad, luego depende de ellos el seguir adelante.

Muchos de los administradores de la Universidad empezaron a valorar a los profesores por el número de aprobados que daba. Eso naturalmente ha llevado a una bajada del nivel. Además solo se piensa que la misión de la universidad es dar clases. Desgraciadamente no se puede transmitir ciencia si no se hace.

La situación se ha agravado en los últimos años por los cortes en presupuestos. Este triste cuadro de la universidad española después de unos años de crecimiento y mejora que vimos después de la transición es preocupante. Yo creía que era solo un problema de España, pero desgraciadamente no es así.

Un profesor de Física de la Universidad de Cambridge, Eugene Terentjev, escribió un correo a sus alumnos de primer año de carrera diciendo que debían tomarse muy en serio la asignatura ya que es difícil y requiere que pongan toda su atención en ella.

Por tanto durante el curso mejor que se abstenga de bebidas alcohólicas y de juergas. Esto causó furor y un sin número de protestas por parte de organizaciones de estudiantes y autoridades universitarias.

Uno de los vicerrectores acusó al profesor de asustar a los alumnos.

Otros decían que tales amenazas ponían en peligro la salud mental de los estudiantes. Así que es mejor que los estudiantes sigan emborrachándose y yendo de juerga y el profesor que baje el nivel de exigencia.

Estos días en el Congreso anual que tenemos en Hawaii me he encontrado con bastantes profesores de diferentes universidades de Estados Unidos y en las conversaciones informales que hemos tenido me ha llamado la atención que casi con todos salió el mismo tema: la mala situación de las universidades.

En Estados Unidos la situación es diferente que en Europa pero la preocupación es la misma, la deterioración de la universidad.

El proceso es muy parecido al Laboratorio Nacional donde yo trabajaba y que ha sido provocado por los niveles políticos altos.

En el caso del Laboratorio, Wigner, el premio Nobel de Física y uno de los físico más brillante del siglo pasado, fue su primer director. Cuando yo me incorporé, en los 80, el director no era un premio Nobel pero si un experimentado investigador y así todos los directores de las diferente divisiones del Laboratorio.

Todos muy interesado en la investigación y procurando apoyar las iniciativas de los investigadores. Pero el Departamento de Energía que supervisaba el Laboratorio decidió que había que poner managers al mando. Según ellos los managers puede dirigir tanto una fabrica de chocolate como una universidad. Así empezó la decadencia del Laboratorio.

Ahora les esta pasado a la universidades. Los managers lo único que les interesa es dinero a corto plazo y se está derrumbando el nivel intelectual en las universidades.

Podemos mirar el lema de la universidad de Barcelona, ocultado durante el franquismo, «Libertas perfundet omnia luce». Ahora vuelve a estar en peligro Libertas.

 

¿En qué año vivo?

Lunes, febrero 19th, 2018

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Esta es una pregunta que sigo haciendo a mí mismo casi cada vez que me conecto con el mundo exterior. Viviendo en Oak Ridge, rodeado de árboles, con ciervos paseando por el jardín y sin ver prácticamente a nadie excepto mi familia uno no sabe muy bien ni qué día es, incluso el año en que vivimos.

Por mi trabajo estoy conectado continuamente a internet y de cuando en cuando miro la prensa y entonces me entra más confusión.

En Estados Unidos tenemos un presidente ignorante y creído que dice constantemente barbaridades y que actúa como un señor feudal.

Para él los derechos humanos solo se aplican a los hombres blancos, de mujeres, aparte de usarlas, ni las menciona. Probablemente en el siglo XIX se le consideraría aún bastante retrasado.

Así es la Tierra plana

Si miro a España cada día veo más reducción de la libertad de expresión, más desigualdad delante la justicia y más moverse atrás en reivindicaciones sociales. Mientras los miembros de la aristocracia política siguen paseándose tranquilamente a pesar de tener condenas y estar cubiertos de acusaciones de corrupción, aumenta el número de jóvenes y mayores que ingresan en prisión por algún tuit irreverente o participación en manifestaciones contrarias al régimen.

Parece que estamos andando hacia atrás en todas partes en cuanto se refiere a derechos y beneficios sociales. Pero aun son más asombroso estos pasos hacia atrás en cuanto al contenido y valor de la ciencia. Parece como si los científicos solo se preocupara de mentir y distorsionar la realidad que solo los políticos son capaces de percibir.

Trump y su gobierno desde que se establecieron a recortado todos los presupuestos de ciencia y se han dedicado a atacar a quienes hablen de calentamiento global. Para Trump todo eso son fake news e historias inventadas para parar el desarrollo económico de América. El quiere volver a implantar el desarrollo energético basado en carbón limpio, nadie sabe como lo va a limpiar, y en petróleo. El promociona el fracking en toda la costa de Estados Unidos menos en Florida naturalmente donde él tiene su mansión.

Estos día ha habido un cambio de táctica por parte Scott Pruitt cabeza de la Agencia de Protección Ambiental. Pruitt ya no niega que haya un cambio climático, lo que si dice es que puede ser bueno para todos. Según él la gente no entiende bien esas cosas y va a montar un grupo de estudio y comunicación para aclararlo al público. ¿ Por que tiene que ser mejor la temperatura en 1810 que ahora? nos dice. Y sigue : “Todo el mundo sabe que los humanos se han desarrollado mejor durante los periodos de calentamiento.

Por tanto creo que no necesariamente el calentamiento es malo.”

La opinión de los científicos en eso no cuenta para nada, el entiende mucho mejor lo que está pasando y como jefe de la protección ambiental se dedicará a hacer propaganda y eliminar todas las regulaciones sobre emisión de gases puestas por Obama. O sea que marcha atrás en todo lo referente a protección ambiental.

Pero aun hay cosas más sorprendentes en este país que ya te hacen cuestionar en que siglo vivimos. Hace dos semanas se celebró en Carolina del Norte la Conferencia Internacional sobre la Tierra Plana. Si así como suena, para los cientos de personas que se reunieron allí, la Tierra es plana.

Es curioso que el número de personas que creen que la Tierra es plana aumenta de día en día como puede observarse por el consumo en internet de historias de este tipo. Allí nos aclararon que todo lo que hace la NASA es falso y es propaganda anti-religiosa.

La Tierra es plana como dice la Biblia y el decir lo contrario es una ataque a Dios.

El actor Robert De Niro en una entrevista hace unos días resumió la situación en una frase: “Estados Unidos ha reemplazado la ciencia por la ignorancia”.

Todo eso refleja problemas básicos en la educación. De nuevo estamos ante un problema de la devaluación de la educación pública.

Problema fomentado por ciertos grupos políticos. Viendo lo que piensa esa gente no podemos sorprendernos de que voten a quien votan.