Alcaldías

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Ya se han ido estableciendo las alcaldías en todo el país, aunque aún se esperan posibles cambios debido a acuerdos que se tambalean. Ha sido todo un espectáculo de postureo y con alguna sorpresas. Parece que a la hora de pactar falta aún mucha experiencia en España.

Ha habido bastantes cambios de alcaldes y no siempre en la buena dirección. He visto con cierta tristeza que la alcaldesa de Mahón era una de las que perdía su puesto. Yo estoy desde hace muchos años fuera de la ciudad por tanto no puedo opinar sobre las políticas internas de Mahón. Lo que sí he visto desde mi lejanía muchas iniciativas tomadas por la Sra. Juanola que siempre me han parecido muy positivas. No hay duda que es una mujer inteligente y con personalidad y creo que se la echará de menos.

Pancarta contra la violencia machista en la junta de distrito de Arganzuela

Más cerca de mí está lo que ha pasado en Madrid. La pérdida de la alcaldía por parte de Manuela Carmena ha sido un golpe. Después de años en que se han despilfarrado los dineros de los madrileños en proyectos faraónicos que nunca se pueden completar, años de corrupción, de la venta de viviendas sociales a fondos buitres y de acabar con una inmensa deuda, hemos tenido una persona inteligente y con sentido común. Probablemente por eso no ha durado. Ahora nos enfrentamos con una vuelta al pasado.

Una de las iniciativas de Carmena fue el llamado Madrid Central con la que se limita la entrada de coches por el centro de Madrid con el fin de reducir la polución en una ciudad que tenía valores de los más altos de Europa. Una de las primeras medidas del nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, del PP, ha sido empezar a desmontar Madrid Central cancelando a partir de 1 de julio las multas a los coches que violen las condiciones establecidas por el Madrid Central.

Otra iniciativa de Martínez-Almeida es promocionar la candidatura de Madrid para ser sede de los Juegos Olímpicos. Uno de los objetivos que persiguió la alcaldesa Botella durante años. Naturalmente también han dejado de hablar sobre promover la vivienda social. A todo esto hay que agregar el acto simbólico de retirar de los edificios institucionales las pancartas contra la violencia machista. La colocación de estas pancartas había sido aprobada por unanimidad en plenos de la anterior legislatura. Han sido pocos días de estar en la alcaldía el Sr. Martínez-Almeida y ciertamente todas esas medidas no son nada prometedoras.

Esa alcaldía es el resultado de lo que hace un año el PP llamaba un «pacto de perdedores.» Es el resultado de un acuerdo entre las tres derechas, pero hecho de forma peculiar. El PP hizo un acuerdo con Ciudadanos, acuerdo que es público, y otro acuerdo con Vox que es secreto. Parece que en este secreto acuerdo el PP aceptó el dar un número de concejalías a Vox proporcional a sus votos. En cambio con Ciudadanos se acordó que Vox no participara en el gobierno. A la hora de formar el gobierno, Martínez-Almeida no dio ninguna concejalía a Vox, lo que ha resultado en protesta de este último y la paralización de negociaciones para la formación del gobierno autonómico de Madrid.

La persona que dirigirá en principio el gobierno autonómico según esos acuerdos tripartitos es Isabel Díaz Ayuso del PP. Al ser preguntada por el acuerdo secreto entre PP y Vox, respondió que no sabía nada ya que el acuerdo se había llegado a las 4 de la madrugada y ella dormía a esa hora. Esta señora ya era conocida durante la campaña electoral por el número de barbaridades que dijo. Basta consultar a Google para ver el número de páginas que han llenado los comentarios a sus ya famosas frases.

Tampoco Ciudadanos sabe nada de todo eso. Según Arrimadas, ellos no se sientan a negociar con Vox, pero si se sientan a hablar con ellos. Ya no se sabe si el Cs se cree que todos somos idiotas.

Así que nos encontramos en esta situación que no se sabe si de comedia o de tragedia y sin saber a dónde vamos en cuanto al gobierno de Madrid.

Leave a Reply