Archive for julio, 2019

La barbarie de la sociedad en que vivimos

lunes, julio 22nd, 2019

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cuando vemos alguna de las películas sobre la situación europea en los años 30 o leemos libros sobre lo que pasaba en aquellos años a veces se nos ponen los pelos de punta. Las historias sobre los campos de concentración nazis en donde judíos, republicanos españoles huidos, comunistas, etc. eran exterminados de la forma más cruel hacen que nos preguntemos cómo podía pasar todo esto.

¿Cómo una sociedad occidental y nominalmente cristiana podía tolerar esa crueldad? Desgraciadamente hay respuesta fácil, como nosotros lo toleramos. En la frontera sur de Estados Unidos tenemos ahora los centros de detención de migrantes. No los llamamos campos de concentración ya que suena mal, pero no hay mucha diferencia con ellos. Allí se hacinan cientos de personas en condiciones inhumanas. Por otra parte están los muertos en pateras en el Mediterráneo y los detenidos en los CIE en Europa.

Uno de los centros de detención de migrantes en Texas

Hace unos días narraba uno de los periodistas del «Washington Post» que acompañaba al vicepresidente Pence durante una visita a uno de estos centros lo que él vio: «400 hombres apretados dentro de jaulas sin suficiente sitio para todos poderse acostar sobre el suelo de cemento. No había ni colchones ni almohadones para los que habían conseguido encontrar suficiente espacio para tumbarse. El mal olor de sudor llenaba el aire». Si esto es lo que se veía durante una visita oficial, se puede imaginar lo que pasa cuando no hay visita oficial. Para Pence no había realmente ningún problema. Según dijo, él habló con varias personas del centro y todas le dijeron que los trataban bien.

Días antes la representante Alexandria Ocasio-Cortez había visitado algunos de estos centro y centros donde están confinados los niños que han sido separados de sus padres en la frontera. Otro de los aspectos más horribles de esta situación. Ella calificó estos centros de campos de concentración. Eso le valió muchos ataques. Por una parte, los republicanos diciendo que era propaganda demócrata, Trump ha coronado esto con insultos racistas a ella y a otras tres congresistas de color. Por otra parte grupos judíos que consideraban que llamar campos de concentración a los CIE rebajaba el horror de los «auténticos» campos de concentración y era insultar la memoria de los que murieron en el holocausto. Siempre hay razones de ataque contra quienes llevan a los ojos de los ciudadanos esos horrores que existen.

De hecho han muerto niños en estos centros de detención y ha habida una madre que ha llevado el caso de su hija al Congreso. Yazmin Suárez declaró como su hija de 19 meses murió a las pocas semanas de haber sido liberada de uno de estos centros. La muerte fue debido a la dejadez y mal tratamiento que sufrió en el centro de detención.

Mientras, Scott Warren, un joven de 36 años profesor de Geografía y que dejaba agua, alimentos y medicinas en el desierto para que los migrantes que pasaban por allí tuvieran un mínimo para sobrevivir, se enfrenta a una posible condena de 10 años de cárcel en Arizona. Se le acusa de tráfico de personas. Igual que la capitana del «Sea Watch», Carola Rackete, se enfrente a una posible condena del mismo tipo por salvar vidas en el Mediterráneo.

Para Europa, los campos de exterminio son ahora el Mediterráneo y alguno de los países costeros. Es un estilo diferente al americano pero en el fondo es lo mismo y el horror puede ser aún mayor si se contabilizan los muertos. Ahora para algunos gobiernos europeos, los malos a quienes se persigue son las ONG que intentan salvar vidas. Estas están amenazas de multas y con castigos aun mayores como en el caso de Rackete.

Sí, el número de muertos aun no es comparable al caso del Holocausto, pero ¿hemos de esperar a que lo sea para elevar nuestras voces en protesta?

La bandera del cambio climático en España

lunes, julio 8th, 2019

Ya hemos pasado una primera ola de calor y apenas ha empezado el verano. En estos días las temperaturas máximas de muchas ciudades han batido los récords establecidos para mes de junio. En algunos lugares de Francia han tenido la temperatura más alta de su historia.

Para algunos no ha pasado de ser unos días más calientes que otros. He leído el comentario de que ya se sabe en España hace calor en verano, y eso es cierto pero ese efecto sistemático de batir récords año tras años nos cuenta otra historia que muchos no quiere escuchar.

También en estos días para ilustrar lo que esta pasando el científico británico Ed Hawkins ha producido una especie de banderitas para cada país mostrando con los colores la variación de la temperatura media desde 1901 hasta 2018. Los colores van de azul a rojo al ir aumentando la temperatura. Incluyo aquí la bandera correspondiente a España. No hay mucha duda de como se va calentando la situación.

Cambio de la temperatura media en España entre 1901 y 2018. Cada barra es un año y varía de azul a rojo, de frío a caliente

Valdría la pena colgar esta bandera en algún lugar público.

Los políticos en este país de momento solo se ocupan de los pactos.

Una situación bastante ridícula, pero eso si en muchos de los ayuntamientos que se han formado una de las primeras cosas a que se han dedicado es a aumentarse los sueldos, pero el problema del clima no parece que haya sido de mucho interés. En Madrid incluso se han cancelado medidas que se habían establecido para reducir la polución.

Pero no es solo cosa de este país. En USA Trump esta destruyendo todas las medidas tomadas por su antecesor. California reaccionó imponiendo sus propias leyes para frenar el cambio climático.

Ahora Oregon con mayoría demócrata intenta hacer lo mismo, pero cuando las leyes se presentaron a la asamblea estatal para ser votadas, los 11 representantes republicanos se dieron a la fuga, con lo que no hay quórum para el voto. El gobernador del Oregon dio orden de búsqueda y captura de estos representantes pero de momento no han podido ser localizados. Un ejemplo más de la falta de respeto a la democracia que tienen muchos políticos.

Aunque hay bastantes políticos que hacen lo que las grandes empresas quieren que hagan, hay muchos otros que no son así y cada vez van aumentando los que se preocupan por el cambio climático.

El partido verde europeo ha pasado de 46 a 70 diputados en estas elecciones europeas de 2019. Es un incremento significativo y ha pasado a ser la cuarta fuerza en el Parlamento Europeo. Eso es una buena medida de como las cosas están cambiando y una buena razón para ser optimistas. Cada vez la preocupación por el cambio climático afecta más a las políticas europeas.

También un signo muy positivo ha sido la concienciación de las nuevas generaciones por este problema que va a ser su problema.

Es muy importante que sean conscientes de esto y luchen for su futuro. Un gran ejemplo lo ha dado Greta Thunberg, esa chica de 16 años que ha sido la voz de la protesta frente los políticos.

Ella habló muy claramente ante los políticos de las Naciones Unidas reunidos en la cumbre del cambio climático. Sin pelos en la lengua les dijo: «Durante 25 años han venido muchísimas personas a las cumbres del cambio climático de la ONU para pedir que se pararan la emisiones y claramente no a servido para nada, la emisiones siguen aumentando. Así que yo no voy a pedir a los líderes mundiales que velen por nuestro futuro. Yo vengo a decirles que el cambio se acerca les guste o no.»

Esta joven sueca se ha convertido en todo un símbolo y una auténtica líder frente a los políticos de todos los países. Ahora acaba de convocar una huelga general el 20 de septiembre. ¡Sigamos su ejemplo! Creo que ha llegado el momento de enarbolar esa bandera del cambio climático que tiene un significado mucho más claro que muchas de las banderas que cada día se pasean por este y por otros países.