La bandera del cambio climático en España

Ya hemos pasado una primera ola de calor y apenas ha empezado el verano. En estos días las temperaturas máximas de muchas ciudades han batido los récords establecidos para mes de junio. En algunos lugares de Francia han tenido la temperatura más alta de su historia.

Para algunos no ha pasado de ser unos días más calientes que otros. He leído el comentario de que ya se sabe en España hace calor en verano, y eso es cierto pero ese efecto sistemático de batir récords año tras años nos cuenta otra historia que muchos no quiere escuchar.

También en estos días para ilustrar lo que esta pasando el científico británico Ed Hawkins ha producido una especie de banderitas para cada país mostrando con los colores la variación de la temperatura media desde 1901 hasta 2018. Los colores van de azul a rojo al ir aumentando la temperatura. Incluyo aquí la bandera correspondiente a España. No hay mucha duda de como se va calentando la situación.

Cambio de la temperatura media en España entre 1901 y 2018. Cada barra es un año y varía de azul a rojo, de frío a caliente

Valdría la pena colgar esta bandera en algún lugar público.

Los políticos en este país de momento solo se ocupan de los pactos.

Una situación bastante ridícula, pero eso si en muchos de los ayuntamientos que se han formado una de las primeras cosas a que se han dedicado es a aumentarse los sueldos, pero el problema del clima no parece que haya sido de mucho interés. En Madrid incluso se han cancelado medidas que se habían establecido para reducir la polución.

Pero no es solo cosa de este país. En USA Trump esta destruyendo todas las medidas tomadas por su antecesor. California reaccionó imponiendo sus propias leyes para frenar el cambio climático.

Ahora Oregon con mayoría demócrata intenta hacer lo mismo, pero cuando las leyes se presentaron a la asamblea estatal para ser votadas, los 11 representantes republicanos se dieron a la fuga, con lo que no hay quórum para el voto. El gobernador del Oregon dio orden de búsqueda y captura de estos representantes pero de momento no han podido ser localizados. Un ejemplo más de la falta de respeto a la democracia que tienen muchos políticos.

Aunque hay bastantes políticos que hacen lo que las grandes empresas quieren que hagan, hay muchos otros que no son así y cada vez van aumentando los que se preocupan por el cambio climático.

El partido verde europeo ha pasado de 46 a 70 diputados en estas elecciones europeas de 2019. Es un incremento significativo y ha pasado a ser la cuarta fuerza en el Parlamento Europeo. Eso es una buena medida de como las cosas están cambiando y una buena razón para ser optimistas. Cada vez la preocupación por el cambio climático afecta más a las políticas europeas.

También un signo muy positivo ha sido la concienciación de las nuevas generaciones por este problema que va a ser su problema.

Es muy importante que sean conscientes de esto y luchen for su futuro. Un gran ejemplo lo ha dado Greta Thunberg, esa chica de 16 años que ha sido la voz de la protesta frente los políticos.

Ella habló muy claramente ante los políticos de las Naciones Unidas reunidos en la cumbre del cambio climático. Sin pelos en la lengua les dijo: «Durante 25 años han venido muchísimas personas a las cumbres del cambio climático de la ONU para pedir que se pararan la emisiones y claramente no a servido para nada, la emisiones siguen aumentando. Así que yo no voy a pedir a los líderes mundiales que velen por nuestro futuro. Yo vengo a decirles que el cambio se acerca les guste o no.»

Esta joven sueca se ha convertido en todo un símbolo y una auténtica líder frente a los políticos de todos los países. Ahora acaba de convocar una huelga general el 20 de septiembre. ¡Sigamos su ejemplo! Creo que ha llegado el momento de enarbolar esa bandera del cambio climático que tiene un significado mucho más claro que muchas de las banderas que cada día se pasean por este y por otros países.

Leave a Reply