Los fenicios rumbo a América

Hemos tenido unas semanas de todo tipo de actividades y sucesos políticos. Sería en cierta manera lógico que comentara algunos de ellos. El problema es que el escribir en un periódico requiere mantener cierta prudencia y limpieza de lenguaje algo que en este caso no podría hacer. Menos mal que en el mundo pasan muchas cosas aparte de la política, muchas que son más interesantes que las que hacen los payasos del mundo político, por eso en un momento como ese prefiero mirar atrás y pensar en los fenicios.

Hace un poco más de un mes salió de Cartago una nave fenicia rumbo a América. Es una nave llamada «Phoenicia» y es una replica de las naves fenicias. Esta nave ya es conocida por haber hecho la circunnavegación de África en 2008 a 2010, tratando de mostrar que era posible que los fenicios la hubieran hecho este viaje alrededor del año 600 antes de la era común. Ahora la cosa es mucho más interesante y es ver si fue posible para ellos llegar al nuevo continente.

El velero «Phoenicia» rumbo a América

Este no es un tema nuevo. Se ha especulado desde hace mucho tiempo si los fenicios habían realizado tal viaje. El pueblo fenicio tenía características muy peculiares, hoy se le llamaría un pueblo de emprendedores. Con grandes habilidades para la navegación llevaron el comercio por todo el Mediterráneo, por las islas Británicas y posiblemente mucho más allá. Además nos dotaron del alfabeto, lo que fue un avance importante en la escritura. La cuestión es si pudieron llegar a América dos mil años antes de Colón.

En 1872 se encontró en Brasil una inscripción grabada en una roca y escrita en fenicio, la llamada inscripción Paraibada. Ahora existe solo una copia en papel. Esta inscripción cuenta el viaje de diez veleros fenicios. La inscripción comienza diciendo: «Somos hijos de Canaán de Sidón de la ciudad del rey. Una tormenta nos lanzó a esta costa lejana, una tierra de montañas, y dimos un joven a los dioses y diosas, en el año 19 de Hirom, nuestro gran rey». El arqueólogo que analizó esta inscripción, Frank Moore Cross, consideró que estaba en demasiada buena condición para ser auténtica y contenía caracteres alfabéticos mezclados de épocas diferentes. Así que esa inscripción se considera una falsificación. Parece extraño que alguien en Brasil en 1872 quisiera falsificar una inscripción fenicia, pero todo es posible. Es interesante especular en cómo se creó esta falsificación. Podría ser que algún aficionado a la arqueología encontrara el original, en mal estado, e intentó hacer una copia de la misma y con el tiempo se perdió la original. Esta es una posible especulación, pero desde entonces ha habido muchas y ha sido objeto de muchas discusiones. En cualquier caso sigue aún abierta la posibilidad de que los fenicios realizaran este viaje.

Para probar que es posible, el velero «Phoenicia» sigue su ruta, el 17 de octubre llegó a Cadiz y ahora ya está cruzando el Atlántico. De su viaje no se sabrá prácticamente nada a través de la prensa o de la televisión. Eso no es interesante comparado con las mentiras de los payasos. Pero se puede seguir la ruta del barco en la página web de los organizadores del viaje https://www.phoeniciansbeforecolumbus.com/progress.

Al pobre Cristóbal Colón no le van muy bien las cosas recientemente. Ahora su nombre se ha convertido en una maldición en la Américas como el primer instigador de la destrucción de las civilizaciones indígenas. Le quedaba el ser el primer navegante europeo que cruzó el Atlántico, pero ese puesto ya se lo quitaron los vikingos. ¿Perderá ahora el segundo puesto?

Es curioso pensar que si realmente hubo una expedición de fenicios que acabó en Brasil, la expedición pudo muy bien atracar y repostar en Menorca. ¿Se sumaría algún menorquín? Podría haberse puesto enfermo algún marinero fenicio y tenido que buscar un sustituto. No sería el único caso de menorquines que se unen a expediciones que pasan por la Isla. ¡Sería curioso si el primer europeo que pisó América fuera de Menorca!

Leave a Reply