Archive for noviembre, 2019

Hacia una América sin Trump

lunes, noviembre 25th, 2019

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Seguimos con el espectáculo de elecciones y impeachment que mantienen ocupadas todas las cadenas de televisión. No hay quien mire nada, siempre las mismas historias. Yo ni la enciendo la caja tonta, prefiero leer la prensa escrita ya que puedo buscar las informaciones que me interesan sin pasar por los ridículos espectáculos a que nos someten.

En el partido demócrata hay unos 26 candidatos que se presentan a las primarias para las elecciones presidenciales más unos posibles seis más que no está claro si se llegarán a presentar. Este número no está muy bien definido ya que va variando de día en día. Falta más de dos meses para que empiecen las primarias, pero ya van a todo gas. Se han hecho debates televisivos entre los candidatos, se han seleccionado 10 para estos debates. La selección se basa en el nivel conseguido en las encuestas y en la cantidad de fondos que han conseguido.

Marie Yovanovitch durante su declaración en el congreso de los Estados Unidos

El que se usen el dinero conseguido por los candidatos como medida para participación en los debates me parece un serio error que tiende a destruir las bases democráticas en el proceso electoral.

Con eso lo que se consigue es que el foco de todas las campañas sea el conseguir dinero. Así es fácil para los multimillonarios como Trump entrar en las campañas y se pone muy difícil para ciudadanos normales.

El candidato que parece ir a la cabeza es Jon Biden, el que fue vicepresidente con Obama. Es el candidato oficialista y más conservador. Puede ser el equivalente de lo que fue la Clinton en las pasadas elecciones. Después están los candidatos de más hacia la izquierda, Elizabeth Warren y Bernie Sanders. Ambos tienen capacidad y altura para el puesto. Sería un buen equipo si al final se aliaran. Así como Biden no despierta ningún entusiasmo en el electorado, estos dos si lo hacen al menos en un sector.

Otros dos candidatos con bastantes posibilidades son Kamala Harris y Pete Buttigieg, ambos más jóvenes y de un carácter centrista.

Claro que a tanta distancia de las primarias es difícil juzgar posibilidades.

Pero el centro de atención está en la investigación en el Congreso sobre el posible impeachment de Trump. Ya hace un par de semana que han empezado oficialmente la sesiones y las declaraciones de los testigos son públicas. No es muy buena propaganda para Trump, aunque los republicanos siguen defendiéndolo a pesar de la evidencia que se acumula. Muy importante fue la declaración de Marie Yovanovitch, la embajadora de USA en Ucrania que Trump hizo dimitir. Esta señora tiene alta reputación como diplomática y es una seria profesional. Esto era un problema para Trump poder hacer las manipulaciones y presiones para su ataque a Biden.

Trump la trató de intimidar varias veces y así lo declaró ella en el Congreso. El idiota de Trump no se le ocurrió otra cosa que mandar tuits atacándola mientras estaba ella declarando.

El presidente del comité leyó esos tuits públicamente durante la sesión y le pregunto a Yovanovitch si se sentía amenazada, a lo que respondió afirmativamente. Así que Trump no solo demostró que ella decía la verdad sino que incurrió en el delito de amenazar a un testigo.

Marie Yovanovitch durante su declaración expresó su preocupación por el deterioro en el sistema diplomático desde que está Trump y la violación de la independencia política que debe mantener el servicio diplomático.

No es este solamente el problema que se le ha presentado a Trump.

El Congreso le había pedido su declaración de Hacienda de los últimos años. Contrariamente a lo que hacen los presidentes al ser elegidos, él nunca presentó estos datos y llevó a juicio esta petición. El juez concluyó que debía presentar lo que se le pidió y Trump ha recurrido al Tribunal Supremo. Evidentemente, la continua negativa a enseñar esos datos sugiere que tiene algo que ocultar. Un nuevo problema que se le puede presentar pronto.

Esperemos que todo esto nos evite otros cuatro años de Trump.

De elección en elección

lunes, noviembre 11th, 2019

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

De nuevo al otro lado del charco, mi marcha coincidió con el comienzo de lo que llaman «campaña electoral» en España. Esto es un típico ejemplo de la inútil super-regulación española. Todo se regula, pero a la vez, quienes lo regulan buscan salidas a su regulación. Así tenemos la ‘precampaña electoral’ que es como la campaña salvo alguna cosita y hemos tenido meses de precampaña este año. Total, que con mi marcha solo me he perdido el oír muchas más estupideces y mentiras durante la campaña oficial.

Al llegar a Estados Unidos me he encontrado con la información del Consulado español para votar aquí, es la primera vez que ocurre y puedo votar en las elecciones españolas estando en Estados Unidos. Me alegro que por fin estas cosas empiecen a funcionar, pero en este caso casi esperaba tener una excusa para no hacerlo ya que si bien tenía muy claro a quién no votar, no por los partidos sino por sus líderes, el problema es que no me quedaban opciones de voto. Finalmente tomé una decisión, de la que seguro me arrepentiré en unos días, y envié mi voto. De todas formas, cualquiera que hubiera sido mi decisión casi seguro me arrepentía de ella.

Volodymyr Zelensky y Donald Trump en una reunión

Cuando se publique esa carta se estarán celebrando las elecciones. Así pues no vale la pena hablar de ellas ya que se empezará hablar de cuando serán las próximas; Si la cosa estaba complicada después de las últimas elecciones, probablemente más complicado estará ahora.

Si bien al marcharme me he perdido una semana de tonterías entre políticos incompetentes y mentirosos, al llegar aquí me he encontrado con el mayor incompetente y mentiroso entre todos los políticos, el Sr. Trump, también en plena campaña electoral. Nos falta justo un año para ir a votar a un nuevo presidente en los Estados Unidos, pero aquí no se distingue entre precampaña y campaña y ya hace muchos meses que se ha abierto el proceso electoral.

Al regresar también me encontré que se había aprobado en el Congreso el empezar el proceso de impeachment al presidente. Justo llegó la noticia mientras volaba a Nueva York. Aunque los pasos iniciales para el proceso ya se habían dado. Esta aprobación lo hace oficial y hace que sean públicas la declaraciones de testigos. Naturalmente el presidente ha seguido emitiendo tweets en los que acusaba a los demócratas de toda clase de crímenes y de empezar la «mayor caza de brujas de la historia de los Estados Unidos.» La mezcla del proceso electoral con el impeachment hace que el ambiente político sea nefasto.

El tema central del proceso de impeachment son las relaciones de Trump con el gobierno de Ucrania. Trump presionó a Ucrania, parando ayuda económica y militar, para que investigaran y sacaran pruebas sobre conducta inapropiada del hijo de Biden, su posible rival en las próximas elecciones presidenciales. Este es solo un ejemplo bien documentado de las posibles conductas inapropiadas e incluso ilegales del presidente y da para mucha salsa para la presente situación política que va más allá de cualquier posible comedia o ficción.

Esa sensación de estar en un teatro viendo una comedia increíble aumenta de día en día. La reputación de Trump y su equipo en el mundo en general está por debajo de cualquier nivel que uno podría esperar. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, fue previamente actor de teatro y comediante, por tanto alguien que entiende bien lo que es comedia. En la foto adjunta durante una reunión con Trump parece que Zelensky usó sus habilidades para expresar lo que pensaba de Trump. Claro que a lo mejor solo se rascaba la sien.

Es imposible adivinar en ese punto lo que puede pasar. El impeachment parece que no puede funcionar ya que los republicanos controlan el Senado y es el Senado quien tiene la última palabra, pero claro en el contexto electoral puede jugar un papel un importante. Así que habrá que esperar.

Mirando a ambos lados del Atlántico, me pregunto ¿y es eso democracia?