Archive for septiembre, 2020

Murió Ruth Bader Ginsburg

lunes, septiembre 28th, 2020

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La muerte de Ruth Bader Ginsburg ha sido como una explosión que ha resonado en todos los Estados Unidos. Una mujer admirada y respetada por todos los progresistas del país, un ejemplo para las mujeres luchadoras y una gran profesional del Derecho. Hacía tiempo que sufría cáncer pancreático pero ni durante su enfermedad dejó su puesto en el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

Para darse uno cuenta del cariño y respeto que tenía entre los ciudadanos, basta mirar a las escaleras del Tribunal Supremo, todas cubiertas de recuerdos a su memoria que la gente en forma continua y espontánea ha ido depositando.

Ruth Bader Ginsburg jurando su cargo como miembro del Tribunal Supremo en 1993

Ruth Bader nació en 1933, hija de un emigrante judío, fue una estudiante brillante de Derecho, siendo el número uno de su promoción. No tuvo una vida fácil y en aquellos tiempos el encontrar trabajo como abogada no era labor simple. Como ella misma explicó, para lograr empleo en aquel momento tenía tres cosas en su contra: era judía, era mujer y era madre. Pero no por ello se rindió.

En los años que trabajó de abogada, lo hizo apoyando muchas de las peticiones de ACLU, la organización de libertades civiles de Estados Unidos. Fueron una serie de casos destinados a demoler poco a poco las barreras de discriminación tanto raciales como de genero. Consiguiendo que finalmente se desmontaran esas limitaciones.

Los éxitos que tuvo en esta serie de batallas legales indujeron al presidente Carter el nombrarla miembro del Tribunal de Apelaciones de Washington DC. Así empezó su carrera judicial que culminó con su nombramiento en 1993 al Tribunal Supremo por el presidente Clinton.

Su labor en el Tribunal Supremo ha sido brillante. Son numerosas las resoluciones que ha redactado en favor de igualdad de derechos. Un caso en particular fue muy significativo cuando en 1996 dicto la obligación de admitir mujeres en el Instituto Militar de Virginia, terminando con una tradición de 157 de solo admitir varones en esta escuela. Esta decisión abrió el camino a la apertura a mujeres de muchas instituciones similares.

La muerte de Ruth Bader no solo a causado dolor por su pérdida, sino que también a levantado una tormenta política ligada al nombramiento de su sucesor en el Tribunal Supremo. En enero de 2016 murió el juez Scalia y Obama empezó la búsqueda de su sucesor. Pero el presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, anunció desde el principio que no reuniría al Senado para la aprobación del sucesor que nombrara Obama ya que era año electoral y el nombramiento correspondía al próximo presidente. Eso era nueve meses antes de las elecciones.

Ahora estamos a menos de mes y medio de las próximas elecciones, pero el mismo Mitch McConnell ya anunciado que reuniría lo más pronto posible el Senado para confirmar al candidato que presentará el presidente Trump antes de las elecciones. A la vez Trump ya ha anunciado que ha empezado la búsqueda de candidatos.

Es curioso, siempre oímos hablar de la independencia judicial en las democracias, pero a la hora de la verdad los partidos políticos hacen toda clase de jugadas para controlar los jueces que se nombran. Es el juego que también viene haciendo Pablo Casado en España. En nuestro caso es para evitar la renovación de los jueces del Supremo y así seguirán dominando los jueces conservadores, lo que es importante en este momento con todos los juicios pendientes de miembros del PP.

En el caso de Estados Unidos no es tanto el temor a que se sustituya Ruth Bader por un juez conservador, es que se va a sustituir por un juez trumpista y eso es mucho peor. Trump ya ha nombrado a dos de los nueve jueces del Supremo. Esta situación a elevado más aun la temperatura de una campaña electoral muy compleja.

Pero lo peor es que hemos perdido a una gran mujer, fisicamente menuda pero con estatura de gigante en su defensa de los derechos civiles y de la igualdad de genero.

…Y llegaron de arriba

lunes, septiembre 14th, 2020

La Biblia ha sido un libro básico para muchos aspectos de las sociedades occidentales. Como base de las doctrinas judeo-cristianas se ha usado y se sigue usando en ciertas sociedades como base para justificar toda clase de interpretación de hechos. Así se sigue esgrimiendo en Estados Unidos para negar el cambio climático o para justificar la desigualdad social en la sociedad capitalista.

Eso ha sido así desde el principio en que se han introducido múltiples cambio y falsificaciones de su contenido para servir a los intereses de quienes la manejan. Un ejemplo muy interesante son las inclusiones en la Biblia de cartas atribuidas a Pablo que están destinadas a enfatizar el papel subordinado de las mujeres. La carta que corrientemente se cita para indicar que la mujer debe ser sumisa al marido es un buen ejemplo de una carta que no fue escrita por él.

Los Nefilim

Por otra parte también la Biblia tiene mucho interés por las memorias de tradiciones milenarias. Hay un capítulo que ha estado abierto a múltiples interpretaciones. Se trata del principio de Génesis 6 que empieza diciendo: «Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la Tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien y tomaron por mujeres a las que preferían entre todas ellas». Esta es la versión suave que da la Biblia de Jerusalén, otras traducciones de la Biblia dan una versión más cruda. En una religión politeísta, los dioses tienen siempre numerosos hijos, pero en una religión como la judía ¿quienes serían los hijos de Dios? Ese capítulo 6 del Génesis tiene muchas partes provenientes de tradiciones sumerias, el diluvio por ejemplo, es posible que de allí venga.

Otro aspecto curioso, pero normal en la Biblia, es que las mujeres juegan un papel básico en los pecados. Ya dijo San Agustín que por la mujer vino el pecado en el mundo y esa actitud misógina tan característica de esta religión sale por todos lados.

Pero la historia sigue con la aparición de los Nefilim en la Tierra, que según algunas traducciones de la Biblia son el resultado de las relaciones entre los hijos de dios y las hijas del hombre. En muchas versiones de la Biblia este nombre, Nefilim, se traduce por gigantes, ya que tanto Ezequiel como Números hablan de ellos como grandes guerreros y gigantes. Pero ¿cuál es la traducción de la palabra Nefilim? Su significado es «venido de arriba». Es un nombre curioso que ha llevado a mucha especulación.

En años recientes han aparecido muchos libros usando esos Nefilim para explicar uno de los misterios de la historia de la humanidad. Este misterio es la de la aparición de la civilización humana. Después de miles de años de vivir el hombre sobre la Tierra sin dejar prácticamente señales culturales, alrededor del 3500 antes de la era común irrumpe la civilización en Summer, se inventa la escritura, las matemáticas y la astronomía entre otras cosas. ¿Qué pudo pasar? Realmente no lo sabemos.

La palabra Nefilim ha sugerido una teoría para explicarlo, los que vinieron de arriba son personas de otro planeta que nos trajeron la civilización. Zecharia Sitchin es quien inició la especulación en ese campo. Usando la Biblia como compilaciones de recuerdos vagos del pasado, no desde el punto de vista teológico, y escritos sumerios, ha desarrollado toda esta teoría sin ninguna base en hechos reales. Llegando a sugerir que en las pirámides de Egipto estaban los centros de control para el aterrizaje de las naves espaciales. Es altamente curioso.

De todas formas, el Génesis 6 a mí me sugiere otra teoría. ¿Dónde podrían vivir estos gigantes? Pues en el único lugar donde hay mesas para gigantes es en Menorca. En las taulas es donde los gigantes celebraban sus banquetes. También sabemos que en Menorca hay muchas mujeres muy guapas, lo que encajaría en la primera parte de la historia. Entonces el mar Mediterráneo puede ser el resultado del diluvio que siguió a los hechos aquí mencionados.