…Y llegaron de arriba

La Biblia ha sido un libro básico para muchos aspectos de las sociedades occidentales. Como base de las doctrinas judeo-cristianas se ha usado y se sigue usando en ciertas sociedades como base para justificar toda clase de interpretación de hechos. Así se sigue esgrimiendo en Estados Unidos para negar el cambio climático o para justificar la desigualdad social en la sociedad capitalista.

Eso ha sido así desde el principio en que se han introducido múltiples cambio y falsificaciones de su contenido para servir a los intereses de quienes la manejan. Un ejemplo muy interesante son las inclusiones en la Biblia de cartas atribuidas a Pablo que están destinadas a enfatizar el papel subordinado de las mujeres. La carta que corrientemente se cita para indicar que la mujer debe ser sumisa al marido es un buen ejemplo de una carta que no fue escrita por él.

Los Nefilim

Por otra parte también la Biblia tiene mucho interés por las memorias de tradiciones milenarias. Hay un capítulo que ha estado abierto a múltiples interpretaciones. Se trata del principio de Génesis 6 que empieza diciendo: «Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la Tierra y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien y tomaron por mujeres a las que preferían entre todas ellas». Esta es la versión suave que da la Biblia de Jerusalén, otras traducciones de la Biblia dan una versión más cruda. En una religión politeísta, los dioses tienen siempre numerosos hijos, pero en una religión como la judía ¿quienes serían los hijos de Dios? Ese capítulo 6 del Génesis tiene muchas partes provenientes de tradiciones sumerias, el diluvio por ejemplo, es posible que de allí venga.

Otro aspecto curioso, pero normal en la Biblia, es que las mujeres juegan un papel básico en los pecados. Ya dijo San Agustín que por la mujer vino el pecado en el mundo y esa actitud misógina tan característica de esta religión sale por todos lados.

Pero la historia sigue con la aparición de los Nefilim en la Tierra, que según algunas traducciones de la Biblia son el resultado de las relaciones entre los hijos de dios y las hijas del hombre. En muchas versiones de la Biblia este nombre, Nefilim, se traduce por gigantes, ya que tanto Ezequiel como Números hablan de ellos como grandes guerreros y gigantes. Pero ¿cuál es la traducción de la palabra Nefilim? Su significado es «venido de arriba». Es un nombre curioso que ha llevado a mucha especulación.

En años recientes han aparecido muchos libros usando esos Nefilim para explicar uno de los misterios de la historia de la humanidad. Este misterio es la de la aparición de la civilización humana. Después de miles de años de vivir el hombre sobre la Tierra sin dejar prácticamente señales culturales, alrededor del 3500 antes de la era común irrumpe la civilización en Summer, se inventa la escritura, las matemáticas y la astronomía entre otras cosas. ¿Qué pudo pasar? Realmente no lo sabemos.

La palabra Nefilim ha sugerido una teoría para explicarlo, los que vinieron de arriba son personas de otro planeta que nos trajeron la civilización. Zecharia Sitchin es quien inició la especulación en ese campo. Usando la Biblia como compilaciones de recuerdos vagos del pasado, no desde el punto de vista teológico, y escritos sumerios, ha desarrollado toda esta teoría sin ninguna base en hechos reales. Llegando a sugerir que en las pirámides de Egipto estaban los centros de control para el aterrizaje de las naves espaciales. Es altamente curioso.

De todas formas, el Génesis 6 a mí me sugiere otra teoría. ¿Dónde podrían vivir estos gigantes? Pues en el único lugar donde hay mesas para gigantes es en Menorca. En las taulas es donde los gigantes celebraban sus banquetes. También sabemos que en Menorca hay muchas mujeres muy guapas, lo que encajaría en la primera parte de la historia. Entonces el mar Mediterráneo puede ser el resultado del diluvio que siguió a los hechos aquí mencionados.

One Response to “…Y llegaron de arriba”

  1. manumenorca dice:

    … la biblia es un libro del estante de «ficción» y está sobrevalorado… que lo esgriman los estadounidenses, fanáticos religiosos a la altura de los ayatolás de la teocracia iraní, no me impresiona… parece mentira que haya tanta gente dispuesta aún a elucubrar en base a ese desecho, recopilación de cuentos, si no fuera por la manía que tenemos de otorgarle algún crédito siquiera a su tribu de interpretadores oficiales, el clero de la secta… del clero oficial, o de aquellos que tras una tarde de juerga, empinan un poco el codo y les da por sumarse también al juego… feliz semana, y a dormir la mona… esperemos que para el próximo post se encuentre usted un poco más recuperado

Leave a Reply