Archive for febrero, 2021

Cristianos en Estados Unidos

lunes, febrero 15th, 2021

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Cristianos por definición son los seguidores de Cristo, pero siempre ha habido múltiples versiones de lo que esto significa. Ya en los primeros siglos de la era común uno encuentra gran variedad de explicaciones de quién era Cristo, lo que llevó a múltiples grupos que se denominaban cristianos. En aquellos tiempos el punto central era la naturaleza de Cristo.

Para algunos Jesús de Nazaret fue solo un hombre al que Dios elevó a Mesías después de su muerte, para otros eran dos personas, Jesús y un espíritu que tomó posesión de su cuerpo en su bautismo. Otros creían que era el hijo de Dios encarnado, pero el cuerpo no era real, era un holograma. También hubo los que creían que era hombre y Dios verdadero en una única persona, esos fueron los que ganaron y se autodenominaron ortodoxos.

Lideres cristianos evangelistas rezando por Trump

Sobre esas ideas se construyeron una gran variedad de edificios teológicos. Pero no solo era teología, hubo muchas luchas y muchas muertes defendiendo esa variedad de criterios religiosos. Actualmente se han descubierto muchos manuscritos de aquellas épocas, evangelios apócrifos que nos dan una mejor visión de la diversidad de construcciones teológicas.

Pero no solo hemos visto esa diversidad, hay en algunos casos de historias totalmente desconcertantes, como es el caso de evangelio de Judas Iscariote. Este evangelio, que se encontró en Nag Hammadi y se publicó su traducción en 2006, nos dice que el único discípulo que entendió a Jesús fue Judas y que juntamente planearon su crucifixión.

Los que nacimos en tiempos de la dictadura, crecimos en un ambiente en el que solo la Iglesia Católica Romana existía. Sí, oímos hablar de iglesias protestantes pero parecía que las ideas sobre el cristianismo estaban bastante unificadas. En esto la Santa Inquisición había hecho su trabajo.

Pero de pronto te trasladas a EEUU y quedas asombrado de la diversidad de denominaciones cristianas. En mi ciudad, con menos de 30 mil habitantes, hay 44 denominaciones distintas. Cada una con su visión del cristianismo, pero ahora la diversidad no esta en la persona de Cristo si no en cuestiones mas bien políticas y económicas. Claro que detrás de las luchas teológicas de los primeros siglos había también posiciones similares. Estás posiciones son las de los que dirigen estos grupos, muchos de los feligreses se comportan como esperas de los cristianos, pero en política siguen a esos dirigentes.

Hay unos temas que sí son comunes a todas las denominaciones: lo que llaman defensa de la vida, eso es contra el aborto pero a favor de la pena de muerte, y el estar en contra del matrimonio homosexual.

Otra cuestión en la que están de acuerdo muchos grupos sobre todo en el Sur es el simbolismo de la tierra prometida a los israelitas. Dicen que esto es solo un símbolo y que la tierra prometida es América y Dios la ha dado a los cristianos, por tanto son los cristianos quienes deben gobernar América.

Otro tema importante sobre todo para los tele-evangelistas es que, según la Biblia, Dios ha dado a cada uno lo que se merece. Como él lo sabe todo se lo ha dado por anticipado, así los ricos son ricos porque se lo merecen y los pobres son pobres por que no merecen más. Es la defensa cristiana del capitalismo.

Con Trump se han podido enlazar aún más estas historia con la Biblia. Trump fue el presidente número 45, entonces si vas al capítulo 45 del libro de Isaías allí se describe la conquista de Babilonia por el rey persa Ciro y la liberación de los judíos. De nuevo el simbolismo, Ciro no era judío, como Trump que realmente no es cristiano, pero Trump está destinado a liberar a los cristianos para que gobiernen América. Así los cristianos por Trump han luchado activamente y siguen luchando para que sea presidente.

Tengo la impresión que, si Jesús de Nazaret volviera aquí de incógnito y empezara a predicar lo que se dice que predicó en Palestina, aquí se le volvía a crucificar por terrorista y filo-comunista.

…Y al fin se fue

lunes, febrero 1st, 2021

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Por fin se fue Trump, parecía que no iba acabar nunca su salida de la presidencia. No me gusta mirar la televisión, en Estados Unidos nunca la pongo, pero este año ha sido distinto. Dos días me he pasado pegado a la tele, primero el día 6, el día de ataque al Congreso, y luego el día 20 el de la marcha de Trump y de la jura del nuevo presidente.

Los días antes de 20 de enero fuero tensos a la espera que algo pasara. Los grupos extremistas pro-Trump habían anunciado marchas contra todos los capitolios de los estados, pero nada pasó. Trump estaba callado y no se sabía qué estaba haciendo, todos temiendo una declaración de la ley marcial o algo por el estilo. Pero no, nada pasó.

Joe Biden abrazando a su esposa después de jurar su cargo.

Ahora sí sabemos lo que estuvo haciendo el día 19. Redactó una orden en que prorrogaba por seis meses los servicios policiales de protección para él y su familia y concedió 143 indultos. Indultos a sus colaboradores, como Bannon, y a personas con influencia. Ya habíamos tenido una experiencia similar en Tennessee hace unos año. Cuando faltaban pocos días para que terminara el mandato del gobernador se puso a emitir indultos de forma que se decidió adelantar la toma de posesión del gobernador entrante para pararlo. ¿Por qué esta actividad con los indultos? En el caso del gobernador estaba claro, cobraba por ellos. En el caso de Trump no lo sabemos, pero no me extrañaría que fuera algo parecido.

Así que el día 20 de enero estuve con la televisión desde las 8 de la mañana que es cuando Trump dijo que saldría de la Casa Blanca hasta que se embarcó en el avión rumbo a Florida, entonces respiré tranquilo. A su marcha nos indicó que ‘volverían’ así en plural, supongo que se refería a él y sus seguidores. Una amenaza que sigue pendiente. Pero de momento se fue, después de haber hecho 30.573 falsas o equivocas afirmaciones en sus cuatro años de presidente.

Más tarde, al mediodía, empezó la ceremonia de jura del nuevo presidente. La ceremonia es larga y muy interesante. Es una celebración de la democracia. No se sí en España se entiende esta ceremonia, sé que a mucha gente le parece un simple espectáculo, pero es mucho más. Es como el caso de una misa, para un no creyente le parecerá un puro espectáculo, pero para un creyente tiene un significado que va mucho más allá. Eso es lo que pasa con el acto de la jura para los americanos que son creyentes en la democracia.

En la ceremonia participan miembros de todas las instituciones del Estado y de ambos partidos. También los expresidentes, salvo Trump, que mostraban claramente relación de amistad entre ellos a pesar de no ser del mismo partido. También participaron reconocidos artistas, cantantes y una poeta, los artistas no quisieron participar en el caso de la jura de Trump. La ceremonia tiende a enfatizar la unidad de todos en la democracia.

Este énfasis en la importancia de la democracia fue el centro del discurso de Biden ya que trata de rescatar el país de los destrozos de Trump en políticas y principalmente en la cultura democrática. Biden pidió una vuelta al civismo como base para el futuro. Trump no ha tenido respeto a nadie, ha mentido e insultado sin parar. Es necesario volver a las buenas maneras, a la unidad, al dialogo entre partidos y a los pactos en servicio de la ciudadanía.

Me hubiera gustado que los políticos españoles escucharan a Biden y entendieran la importancia de esta cultura democrática. La democracia no consiste solo en poder votar cada cuatro años. La democracia requiere esa cultura básica y que aprendan que al Congreso no se va a insultar a los otros, sino a trabajar todos juntos en servicio de la ciudadanía. ¿Es tan difícil de entender eso?

La nueva fase del gobierno ha empezado. Hemos vuelto a unirnos al Acuerdo de París y a la OMS. Se han empezado a cancelar las ordenes firmadas por Trump contra la protección del medio ambiente y el cambio climático. Ya podemos empezar a respirar relajadamente, aunque queden muchas tareas pendientes