Archive for the ‘Sin categoría’ Category

Tablas y tabletas

Jueves, Septiembre 21st, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace solo unos sesenta años que estaba a punto de empezar el cuarto curso de Bachillerato. Era un momento interesante, el final del llamado Bachillerato Elemental, y era el primer año en que chicos y chicas íbamos a compartir clase. En las clases las chicas se sentaban en las primeras filas y los chicos detrás. A mí me tocó la primera fila de chicos, cosa que no estaba nada mal, ya que si te aburrías en clase podías contemplar la belleza que tenía en las filas de delante y en nuestra clase belleza había mucha.

También tenía una cierta sensación de temor ya que el profesor de Matemáticas que íbamos a tener era don Jaime Mir, al que los estudiantes de los cursos superiores a veces pintaban como un profesor muy temible. Ese temor se me pasó enseguida ya que don Jaime Mir resultó ser una persona muy agradable y un gran profesor. Era junto al Sr. Cardona Mercadal y al Sr. Hernández Mora uno de los mejores profesores de aquel Instituto de Mahón en el que tanto aprendí y del que tantos buenos recuerdos tengo.

Tableta Plimpton 322 de alrededor de 1800 antes de Cristo

Estos profesores no nos repetían lo que venía en el libro de la asignatura y que podíamos y debíamos leer nosotros, ellos iban más allá. Nos enseñaban a pensar y a crear que es lo más importante para un adolescente aprender.

Una de las cosas que tuvimos que aprender aquel año fue el manejar las tablas de logaritmos y de funciones trigonométricas. Esas tablas ahora son algo desconocido. Los alumnos van a clase con sus calculadoras y todas las operaciones las hace la calculadora. En aquellos años los cálculos se hacían con la cabeza. Era un buen ejercicio para mantener la agilidad mental. Pero, claro, nos hacían falta las tablas para tener los valores de algunas de las funciones matemáticas.

Hace bastantes años que se usan tablas matemáticas, pero estas últimas semanas hemos tenido una sorpresa, se ha identificado una tableta babilónica de unos 3.800 años de antigüedad como tabla matemática. Se trata de la tableta llamada Plimpton 322 que fue hallada a principios del siglo pasado y que ahora está en la Universidad de Columbia. La tableta contiene 60 números distribuidos en 15 columnas de cuatro. La primera columna es simplemente el número de la fila, de uno al 15, los otros tres números son lo que llamamos tripletes de Pitágoras.

Esta tableta, que se ha datado alrededor del año 1800 antes de Cristo, es muy anterior al nacimiento de Pitágoras y por lo tanto muy anterior al teorema que se le atribuye. El teorema como es bien sabido da la relación entre los lados de un triángulo rectángulo, la hipotenusa al cuadrado es igual a la suma de los cuadrados de los catetos. Claro en aquel momento no se conocía esta relación y probablemente las tablas se construyeron de forma empírica.

¿Por qué tenía importancia saber esta relación? Pues para muchas aplicaciones prácticas, como en construcciones de edificios en que tener un ángulo recto es importante, ya sea por verticalidad o por la forma de las habitaciones.

Es ya muy conocido que los egipcios usaban el triplete 3, 4, y 5 al trazar ángulos rectos. Cogían una cuerda y hacían trece nudos equidistantes y después hacían el triángulo de lados 3, 4 y 5, con esto tenían su ángulo recto. Una forma simple y práctica para el trazado de paredes que están en ángulo recto.

La interpretación del contenido de la tableta la han dado dos matemáticos australianos, quienes también han interpretado su uso como un método de enseñar trigonometría sin usar ángulos explícitamente. Esa interpretación no ha sido aceptada por muchos y hay bastante discusión sobre el uso que se hacia de estas tabletas.

Pero sea cual sea el uso que se hiciera de la tableta, lo que muestra es que en Babilonia hace 3.800 años ya se usaban las matemáticas mucho más de lo que creíamos. La humanidad avanzaba a grandes pasos, pero luego venían unas guerras que destruían civilizaciones y volvíamos a la oscuridad. ¿Cuándo aprenderemos esta lección?

 

Odio

Miércoles, Septiembre 6th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace quince días y en estas mismas páginas hablaba de violencia, centrándome más bien en lo que ocurría en Estados Unidos. Desgraciadamente, casi al mismo tiempo, tuvimos otro tipo de violencia en España, el acto de terrorismo en Barcelona. Otra prueba de que la violencia está en todos los puntos de la sociedad humana.

No voy hablar aquí de lo que ocurrió en Barcelona, demasiado ya se ha dicho en los medios de comunicación sobre un acto que unos usan de propaganda y que luego estos medios les hacen un servicio de amplificación. Desgraciadamente, eso solo contribuye a más propaganda y más odio. Ese odio que es directamente o indirectamente el combustible que alimenta la misma violencia.

Odio, por Salvador Dalí

El odio a quienes producen el terror es una reacción natural y espontánea que tenemos, pero que hay que evitar a toda costa ya que luego se generaliza y acaba siendo dirigido a quien nada tiene que ver con los actos cometidos. Recuerdo muy bien mi propia reacción al ataque de las Torres Gemelas en Nueva York.

Estaba yo en Japón cuando ocurrió el ataque. Me llamaron del laboratorio donde trabajaba para que no me moviera de la habitación del hotel. Al laboratorio lo cerraban ya que esperaban más ataques. Estuve en la habitación unas horas escuchando noticias y calentándome internamente, pero al final decidí salir a trabajar. Aquello no tenia ningún sentido. A los pocos días al regresar a casa me fui directo al taller de escultura a empezar algo para desahogarme. Empecé una talla de Santiago Matamoros.

Al poco de haber empezado la talla me di cuenta de lo que estaba haciendo, intentaba descargar mi odio acumulado contra todos los musulmanes. Hacía como los terroristas, descargar el odio contra quienes nada tiene que ver con lo pasado. Nunca acabé la talla y allí está, en un rincón, el trozo de madera para recordarme mi propia estupidez. A veces me da angustia mirarlo.

Hay que evitar que ese odio se acumule dentro, ese resentimiento mezquino y ciego. A veces la gente pregunta: «¿Cómo esas personas pueden ser tan malas?». Nos olvidamos de nuestra propia historia en la que quienes han controlado el poder han usado la religión para fomentar sus intereses. Se dirá que eso era en tiempos pasados, pero no tan pasados. No me voy a remontar a las cruzadas, ni a la quema de judíos y herejes. Sí, esos eran otros tiempos que queremos olvidar. Pero en la misma Guerra Civil en España se vio a la religión siendo una parte muy directa de todo el problema. Para algunos todos los curas eran culpables de los abusos de una jerarquía eclesiástica ligada a los poderosos que oprimían al pueblo, así vimos matanzas de curas y asesinatos de católicos. Para los otros, Dios estaba a su lado y podían encarcelar e incluso matar con impunidad a quienes no opinaban como ellos.

Esto pasaba con una religión en la que su fundador, aquel Jesús de Nazaret del que normalmente nos olvidamos, solo hablaba de amor y de perdón. La institución que incorporó esta religión y los poderes de los estados transformaron a aquel Jesús en rey y alentaron a cometer muchos actos de violencia en su nombre.

Ya dijo Antonio Machado:

«Españolito que vienes

al mundo te guarde Dios.

Una de las dos Españas

ha de helarte el corazón».

Para mí, nacido solo cuatro años después de aquella horrible guerra y oyendo historias de la familia y de conocidos cuando era niño, las dos Españas me helaron el corazón. Se notaba ese odio ciego acumulado tras años de guerra y actos atroces. Odio que venía de antes, de situaciones injustas, y que se magnificó con las atrocidades de la guerra y de la postguerra.

Desgraciadamente, parte de este odio aún se sigue notando. Para muchos, aun siguen las dos Españas. Basta ver ese odio en los insultos que se dirigen los políticos entre ellos. Incluso hemos visto estos días a un cura durante una homilía usar Barcelona para fomentar el odio a los políticos que no son de su agrado. ¿Cuándo emergerá con fuerza la tercera España que nazca del respeto mutuo y sin odio?

Violencia

Miércoles, Agosto 30th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

El nivel de violencia en el mundo está creciendo. La violencia parece estar siempre presente en nuestra sociedad. Basta mirar los intentos de emigrantes subsaharianos de entrar en nuestras fronteras y ver como se les trata. Pero últimamente hemos visto un aumento significativo de amenazas y hechos violentos en gran parte gracias a las actitudes irresponsables de dirigentes políticos que estimulan violencia para mantenerse en sus puestos.

LA LLEGADA DE TRUMP a la presidencia de Estados Unidos fue un comienzo de este crecimiento de la violencia. Él la fomentó internamente estimulando a losa más extremistas de la derecha y externamente la sigue fomentando provocando cuanto más posible a países con los que Estados Unidos tiene difíciles relaciones. No parece tener ni idea de diplomacia y su forma de actuar es provocando.

Momento en que un coche embiste a los que protestaban
por la manifestación neonazi en Charlottesville

Claro que en cuanto a provocaciones se ha encontrado un ambiente perfecto para ejercerlas. Kim Jong-un, el presidente de Corea del Norte, aunque muy distinto a Trump, es igual en cuanto a estabilidad mental y falta de responsabilidad. En él, Trump ha encontrado a su perfecto compañero de juego. El problema es que una guerra nuclear no es un juego, pero ambos así la tratan.

Kim Jong-un avisa que tiene cuatro misiles preparados para lanzar en las cercanías de la isla de Guam, Trump responde que se va ver un fuego y una furia nunca vistos en el mundo. Trump después de criticar el mal estado del arsenal nuclear que encontró a su llegada a la presidencia, la culpa obviamente de Obama, ahora dice después de siete meses que el arsenal está en su mejor estado. Evidentemente Trump no tiene ni idea del tiempo que lleva el producir armas nucleares ni los correspondientes medios de lanzamiento. En tan poco tiempo no se ha podido ni empezar a desarrollar los planes nuevos si es que existen.

Pero también está Venezuela, el único problema pendiente de Rajoy que cada vez aparece más por aquí, pero que también es un foco de atracción de Trump. El señor Maduro, que nada tiene de madurez mental, ha sido capaz de crear una situación de violencia y falta de sentido democrático impensable. Por su trabajo ciertamente se merece la repulsa internacional, pero Trump pasándose de la raya como de costumbre, ya habla de intervención militar. Más violencia interna y más amenazas de violencia.

CON MADURO, Trump tiene otro compañero de juego. En este caso Trump habla de la proximidad de Venezuela y casi como si Venezuela fuera parte de Estados Unidos. ¿Es amor desinteresado hacia este país? No, es que Venezuela tiene petróleo y eso si lo ama el presidente.

El trío Trump, Kim y Maduro sería impensable en una obra de ficción. Nadie sería capaz de haberse inventado un trío como este dirigiendo la política en pleno siglo XXI. Ni los hermanos Marx lo podrían haber hecho tan bien. La cuestión es a dónde nos van a llevar tales perturbados mentales. No será a la paz y convivencia.

No solo es a nivel internacional que Trump a creado tensiones, es también a nivel interno de Estados Unidos. Trump fue apoyado en su elección presidencial por grupos extremistas y que podríamos llamar neonazis. Son grupos racistas, creen en la supremacía de la raza blanca y en sus lineas militan miembros del Ku Kux Klan. Tiene más fuerza en el llamado sur profundo y desde que Trump fue elegido se han sentido con más animo de actuar en la calle y con violencia.

En el sur de Estados Unidos se está viviendo un proceso parecido al de España con la Memoria Histórica, en bastantes ciudades se están quitando estatuas de dirigentes del sur durante la guerra civil. A estos dirigentes se les acusa de haber promovido la esclavitud, cosa que es cierta, pero para algunos pesa más el que protegieran al sur de la ocupación por parte de los del norte. Ahora los grupos neonazis envalentonados por el triunfo de Trump han salido a la calle en contra de la retirada de estatuas.

La manifestación hace unos días en Charlottesville fue muy violenta y acabó con tres muertos. La violencia sigue creciendo.

De Dalí a Sidón

Viernes, Agosto 18th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Las técnicas de análisis del ADN se han extendido bastante y las vemos que se aplican para resolver muchos problemas de identidad de padres. Uno de los casos más recientes ha sido el caso de una señora que cree ser hija de Salvador Dalí y que ha conseguido que desenterraran al pintor para extraerle una muestra de ADN. Eso de desenterrar a los muertos a creado cierta controversia, pero en unos meses se sabrá el resultado.

Ha habido peticiones del mismo tipo a algunos de los famosos, entre ellos el rey emérito. Pero en este último caso, al estar vivo y ser rey, él se ha podido negar. El ADN es un buen test de paternidad, pero creo que aun es más seguro el resultado cuando el supuesto padre se niega a proporcionar una muestra y someterse a la prueba.

Gran jarra de barro conteniendo los restos de un habitante
de Sidón (Dra. Claude Doumet-Serhal)

Hace unos años se hizo un estudio genético en España sobre la presencia de genes judíos en la población actual. No conseguí acceso a los estudios originales pero sí vi los resultados que se publicaron en la prensa. Lo más curioso fue que en un solo punto de España se dio el resultado cero en cuanto a presencia de genes judíos. Este lugar era Menorca.

Para los que trabajamos en probabilidades un cero es siempre un valor que pone algo nervioso. Hace falta saber cuán completo fue el estudio, qué fracción de la población participó, etc., pero aun sin saber estos detalles el resultado fue curioso. Parece que el obispo Severo fue efectivo en la eliminación de judíos en la Isla. En un sitio como Menorca en el que durante milenios han ido pasando todo tipo de pueblos, sería interesante saber sobre los ingredientes que tiene nuestro cocktail de genes. ¿De dónde venimos los menorquines actuales? A lo mejor tendríamos más de una sorpresa.

En la misma línea que estos estudios, hace pocos días, el 27 de julio, la revista «American Journal of Human Genetics» ha publicado un interesante artículo comparando el genoma de unos cuatro individuos canaanitas que vivieron hace 4.000 años con el de unos 99 individuos actuales viviendo en el Líbano. El resultado es que el 90 por ciento de los libaneses actuales pueden provenir de los antiguos habitantes de Canaán.

En la región de la antigua ciudad de Sidón, una de las más importantes ciudades de la región canaanita, desde hace casi 20 años se han llevado a cabo excavaciones por el British Museum con resultados muy interesantes. La directora de la excavación, la doctora Claude Doumet-Serhal, ha publicado varios artículos describiendo los resultados de las excavaciones y los hallazgos más importantes. Entre estos hallazgos hay los restos de antiguos habitantes de la región enterrados en grandes vasijas de barro. Algunos de estos cuerpos estaban lo suficientemente bien conservados y ha sido posible extraer las muestras de ADN usadas en estos estudios.

Sobre los canaanitas no hay información directa, es a través de escritos egipcios, griegos y sobre todo la Biblia que conocemos de ellos. En la Biblia la ciudad de Sidón se cita 38 veces y no siempre amablemente. Según el Deuteronomio, 20:16-18, Dios mandó a los israelitas destruir las ciudades de varias tribus, entre ellas las de los canaanitas, y no dejar a ninguna persona con vida.

Realmente no sabíamos lo que habría pasado. ¿Destruyeron los israelitas totalmente a estos pueblos? Ahora tenemos la respuesta: no. El hecho de que los pobladores actuales del Líbano tengan mucho en común con el legado genético de los canaanitas nos demuestra que no fueron totalmente eliminados.

Es curioso que en el caso de los cadáveres de Sidón parece que no crea ningún problema el desenterrarlos y estudiar su genética. Estos cadáveres acabarán en algún museo y puede que
incluso sean expuestos al público. Pero si es el cadáver de una persona muerta recientemente y cuyo nombre conocemos produce una reacción diferente. Al final, mejor seguir el consejo de Jesús: “Dejad que los muertos entierren a sus muertos”.

¿Causalidad, sí o no?

Miércoles, Julio 26th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace poco días que se han publicado unos estudios sobre el consumo del café y la esperanza de vida. En la prensa, la noticia apareció bajo titulares como: «beber más café puede llevar a una más larga vida». Para algunos parecía que ya se había encontrado la formula mágica para prolongar nuestra vida.

Dos son los estudios publicados, uno en la Unión Europea y otro en America y Hawaii. Entre ambos se hizo el seguimiento a casi 800.000 persones y cubriendo etnias muy diferentes. En este seguimiento se vio que personas que tomaban regularmente de dos a tres tazas de café era un 18% menos probable que hubieran muerto en el periodo de tiempo estudiado.

Una taza de café y una sonrisa es lo que se necesita para empezar bien el día

Un estudio como este no dice nada sobre la causalidad. Nada se puede inferir de esta información sobre si el café fue la causa de la prolongación de vida de los participantes en el estudio o la causa nada tenía que ver con el café. Pero a veces al transmitir la noticia se le da este giro causal que es engañoso.

Por el estudio no se sabe nada de porque tendría que haber relación causal. No sabemos si por ejemplo personas que tienen una vida más relajada, se toman su tiempo tomándose un café de cuando en cuando, y como consecuencia viven más. En este caso sería la vida relajada lo que contribuiría a una más larga vida. También podría ser que el tomar café es un indicio de una mayor actividad social de la persona, lo que también podría contribuir.

Existen muchas otras explicaciones de los resultados de este estudio que se podrían dar sin que el café fuera la causa sino más bien algo que acompaña a quienes tienen una mayor esperanza de vida. Hay que ir con mucho cuidado en aceptar conclusiones simplistas que van más allá de lo que estudios de este tipo concluyen. Así nos encontramos con frecuencia con consejos contradictorios sobre lo que es una dieta sana.

En Estados Unidos podría hacer un estudio estadístico sobre la esperanza de vida de las personas en relación a que posean o no coches de alta gama. El resultado estoy seguro seria que los dueños de coches de lujo tienen una mayor esperanza de vida que el resto. ¿Es que el ir en coche de lujo alarga la vida? No, pero quienes tienen esos coches tienen más dinero y en Estados Unidos debido al coste de la medicina y la falta de seguridad social hay diferencias significativas en la esperanza de vida de las clases altas y los menos pudientes.

Si miramos en España las estadísticas de los casos de corrupción veremos que la mayoría de los encausado son políticos y empresarios. ¿Es que los políticos y empresarios tienen menos respecto a la ley que el resto de los españoles? No lo creo, lo que pasa es que son los que tienen la oportunidad de aprovecharse de la corrupción. Al resto de los españoles nos es prácticamente imposible estafar unos cuantos millones.

La relación causa-efecto es una de las más difíciles de establecer y es labor de los científicos el buscar maneras de poderla establecer. Eso normalmente requiere múltiples experimentes y serias criticas por parte de quienes no participan en ellos. Pero en muchos casos no es fácil poder hacer experimentos.

Esta es la situación del cambio climático. En este caso, es muy difícil establecer cuando el cambio climático es la causa de sucesos concretos. Tendrían que pasar muchos decenios de repetidos sucesos para poder hacer estas demostraciones y eso ni suele ocurrir ni tenemos vidas lo suficientemente largas para poder experimentar.

Este año hemos tenido una primavera particularmente caliente y con cambios bruscos de tiempo. Todo hace pensar que el cambio de clima es una de las causas de ello, pero solo es sospecha. El que estas subidas térmicas sigan adelante año tras año refuerza la sospecha. El problema es que cuando podamos probarlo sin lugar a dudas, será demasiado tarde para poder hacer nada.

¿A quien protege Trump, a los americanos o a los terroristas?

Domingo, Julio 9th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

La semana pasada en Estados Unidos hemos tenido el ataque terrorista más inimaginable. Un ataque en el que varios miembros del Congreso fueron heridos. Oficialmente no fue un ataque terrorista ya que fue un ciudadano blanco que el cometió el atentado y, claro, eso no es terrorismo.

El hecho sucedió en un campo de baseball en West Virginia en el que se entrenaban varios miembros del Congreso del partido Republicano. Anualmente suele haber un partido de baseball entre miembros del Congreso Demócratas y Republicanos con fines benéficos. Allí estaba entrenándose el presidente del grupo parlamentario del partido Republicano, Steve Scalise, que con otros cuatro congresistas fue herido de gravedad. El llevaba dos policías de escolta.

Mapa de los incidentes por armas de fuego en Estados Unidos desde el 1 de Enero de 2017. Mapa elaborado por Gun Violence Archive

La cosa fue que en el campo entró un hombre armado con un rifle ametrallador. Al entrar preguntó si eran Republicanos o Demócratas los que se entrenaban. Con toda normalidad un congresista presente le contestó que Republicanos, ya que el llevar un fusil ametrallador es algo normal. Incluso otro de los presentes le comento: ”¿cazando pajaritos?”. El hombre al asegurarse que eran republicanos empezó a disparar a los que estaban en el campo. Según parece disparó más de cien tiros. Al final fue abatido por los guardias de seguridad.

Es una historia que si no fuera por las trágicas consecuencias que tuvo daría risa. ¿Se imagina alguien qué pasaría si en el bar del Congreso de Diputados de Madrid entrara un señor con un rifle? Es inconcebible, pero en Estados Unidos esas cosas pasan y más en grupos Republicanos que están a favor de que todo el mundo lleve armas.

Este fue el ataque masivo número 154 en los 165 días que van de año. Todo un récord. Se considera como ataque masivo un ataque en el que hay más de 4 heridos sin contar el autor del atentado. Poco se vio en las noticias sobre ese atentado ya que por los números puede verse que es un atentado normal, no como los que causan los yihadistas que son atentados terroristas. Claro que al estar involucrados políticos de los niveles más altos del país se comentó más que si fueran simples ciudadanos.

Los Republicanos son los máximos defensores de la tenencia de armas por los ciudadanos y Trump ha mostrado siempre sus buenas relaciones con la National Rifle Association, el lobby más importante de la fabricas de armas. Incluso la ministra de Educación de Trump defendió el llevar armas en los colegios para proteger a los estudiantes de “ataques por osos”. Veremos qué nos van a decir ahora.

De algunos primeros comentaristas cercanos al partido Republicano ya ha salido la conclusión obvia, la culpa es de Obama. ¿Cómo no? Igual que en España con el mantra de la “culpa es de Zapatero”. Cómo lo deben echar en falta ahora nuestros políticos. Pero en explicaciones más elaboradas y como el hombre era partidario de Bernie Sanders se ha atribuido a los discursos inflamatorios que Sanders ha dedicado al presidente Trump. No parece que a nadie se le haya ocurrido señalar que lo de llevar un rifle como quien lleva un reloj en la muñeca puede ser un problema.

En lo que va de año llevamos 6984 muertos por arma de fuego en Estados Unidos, ninguno de estos casos ha sido identificado como terrorismo, son incidentes por armas de fuego. El número total de incidentes por arma de fuego en lo que va de año ya llega a los 28261. Todo un récord. La página web Gun Violence Archive tiene una información bastante completa sobre estos incidentes.

A la vista de esto nos podemos preguntar: Con la política de no dejar entrar ciudadanos de siete países musulmanes, ¿a quién protege Trump, a los americanos o a los terroristas? Seguro que es más peligroso para un posible terrorista que pudiera entrar el estar en Estados Unidos que para los americanos el posible daño que pudiera causar con su entrada.

 

¿Qué es lo que realmente nos importa?

Viernes, Julio 7th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace un mes que tuve el placer de visitar la isla de nuevo y encontrarme con parientes y amigos. Siempre es agradable y lo pasé muy bien. La ocasión fue el dar un par de charlas sobre cómo está la situación del planeta debido al calentamiento global. Era parte de una semana dedicada al replanteamiento de las fuentes de energía en la isla.

Una vez de vuelta en Madrid y por el diario Menorca vi la foto de una manifestación que era parte de estas jornadas y me sentí algo desanimado el ver la poca participación que hubo. No parece que el que nos estemos cargando el planeta y el futuro de hijos y nietos sea algo de gran interés. En España, la prensa en general no habla casi del cambio climático y sus consecuencias. ¿Es que no interesa a la gente o es que no se quiere que interese a la gente?

Este tipo de preguntas son difíciles de contestar. No hay duda que el fútbol apasiona y hay páginas y páginas dedicadas a ese deporte. Parece que para el país es mucho más importante qué equipo gana que el futuro político o económico de la sociedad.

Sí, se reproducen las tonterías que dice el Trump o las mil historias de corrupción, pero poco se habla de cómo evitar esa corrupción y cómo dar al país una estructura económica para el futuro. Cuando estaba Franco sabíamos muy bien que había muchas noticias de fútbol y ninguna de política por razones obvias. ¿Siguen operando los mismos mecanismos?

La Virgen María de la Amargura

Los mismos mecanismos ciertamente no, pero otros que pueden causar efectos similares puede ser. Por ejemplo, 2015 fue un año malo por atentados terroristas en Europa, hubo 175 muertos como consecuencia. En el mismo año en Europa hubo 26.000 muertos por accidentes de carretera. Las televisiones dedicaron horas y horas comentando los actos terroristas, causando miedo en la población, con lo que se incrementa el efecto que los terroristas pretenden. Pero casi nada se dice de los accidentes mortales de carretera. Las personas están preocupadas por el terrorismo pero se suben al coche sin ningún problema cuando es casi 150 veces más probable que mueran por accidente que por ataque terrorista. Pero lo que parece que importa es el espectáculo, no la información.

Esta actitud ciudadana es consecuencia directa de lo que nos venden. Pero por otra parte hay muchas cosas que nosotros los ciudadanos no queremos saber. No nos interesa lo que nos imponga un sacrificio o un cambio de estilo de vida. Preferimos muchas veces la ignorancia.

Es curioso en este sentido lo que podemos observar durante las celebraciones de la Semana Santa. Durante esta semana escogemos unas tallas de Jesús, ese obrero de la construcción de Galilea, y de su madre, a pesar de lo que dice el segundo mandamiento del decálogo de Moisés, para pasearlas por la ciudad. En primer lugar, esas tallas nada tienen que ver con las típicas características étnicas de los palestinos, son evidentemente representaciones de personas de etnia blanca. Vestimos a las tallas con ropas de la realeza, coronamos a la madre de Jesús con corona real y se le ponen medallas.

Con gran devoción y ornato se pasean estas imágenes por las calles de las ciudades. Se encienden velas, se ponen flores y en algunos lugares se recibe a la madre de Jesús a gritos de “guapa”. Si hiciéramos eso a una mujer por la calle ahora nos tildarían de machistas, pero se ve que a la madre de Jesús se le puede hacer.

Es una gran celebración la que se hace y parece que para estos ciudadanos la figura de Jesús es muy importante, pero ¿realmente importa algo lo que dijo Jesús? El habló de dar de comer al hambriento, de vestir al desnudo, de visitar a enfermos y presos.

En las ciudades hay mucha gente viviendo en la calle, pidiendo para comer, ¿nos ocupamos de ellos? A las puertas de Europa se agolpan refugiados de la guerra en Siria prácticamente sin nada para vivir y allí los dejamos. En el Mediterráneo mueren miles de subsaharianos en busca de un futuro y allí se quedan. De los miles de refugiados que España se comprometió a acoger este año solo unos pocos han sido recibidos. De esas cosas no queremos saber.

Nos importa lo que no altera nuestro modo de vida y no nos carga con responsabilidades. Veremos cómo nos juzgan las generaciones futuras.

 

Y a los nueve meses resucitó de entre los muertos

Viernes, Junio 2nd, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Hace ya unos días tuvieron lugar las elecciones para secretario general del PSOE, con el resultado que todos conocemos de que Pedro Sánchez fue elegido con un amplio margen. Con esto se cierra una etapa triste para este partido y para la democracia española en general. Los militantes hicieron justicia y condenaron los procedimientos antidemocráticos de los llamados barones del partido. Como en los casos de corrupció,n es bueno ver que finalmente quien la hace la paga.

El proceso que empezó con el motín de Ferraz el pasado octubre no solo fue una muestra de poco respecto por las normas y la democracia sino que también demostró la poca inteligencia de quienes lo llevaron a cabo. Fue una maniobra burda y en la que se pudo ver que quienes la acometieron estaban más interesados en controlar al partido que en lo que deseaban los militantes y los votantes. A todos ellos decepcionaron con aquel golpe.

Luego siguió la abstención en la elección de presidente de gobierno que permitió a Rajoy seguir gobernando. La gestora del PSOE niega siempre que apoyaran a Rajoy para ser presidente del gobierno, pero esto es cuestión de palabras. Simplemente con la abstención permitieron que Rajoy fuera presidente. Quienes votaron al PSOE se sintieron profundamente decepcionados y traicionados con ello.


Lo peor es que la gestora del PSOE, y quienes la manipulaban, permitieron a Rajoy ser presidente a cambio de nada. Si hubieran establecido un pacto en el que los diputados del PSOE se abstuvieran a cambio de la anulación de alguna de las leyes, como la ley mordaza por ejemplo, es posible que los votantes y militantes lo hubieran entendido, pero la abstención a cambio de nada no tenía ningún sentido. Fue algo muy poco inteligente.

La mala gestión de la gestora continuó prolongando la situación de transición sin definir por bastante tiempo cuando sería la elección de secretario general. Supongo que esperaban que las aguas se calmaran para poder presentar a su candidata. Cuando finalmente se anunciaron las elecciones todos los miembros de la gestora y sus aliados se agolparon para facilitar la elección de Susana. Se pusieron trabas y zancadillas a los otros candidatos.

No era un proceso imparcial.

Cuando la candidatura de Susana finalmente se anunció oficialmente, las viejas glorias del partido, más viejas que glorias, se agruparon a su alrededor y atacaron a Pedro Sánchez. De nuevo se mostró la poca inteligencia de estos dirigentes ya que los ataques ayudaron más a Pedro Sánchez que a Susana. Parece que esos líderes y la mayoría de barones del PSOE no se han dado aun cuenta que los ciudadanos y los militantes de a pie han ido perdiendo fe en la estructura clásica del partido que cada vez se ha ido moviendo más hacia la derecha.

El movimiento del 15-M fue un fenómeno que claramente puso de manifiesto que los votantes estaban desencantados con la estructura clásica de los partidos en España. La absoluta falta de democracia interna y la falta de interés de los líderes por los problemas de los ciudadanos había llegado a tal punto que los ciudadanos indignados querían romper con los partidos. Por desgracia los líderes de los nuevos partidos que nacieron de este movimiento han decepcionado bastante.

A pesar de lo clara que era esa indignación los partidos tradicionales no intentaron ni siquiera reformarse. Del PP siguen saliendo historias de corrupción constantemente y sus líderes siguen sin aceptar una renovación. En el PSOE también ha salido algo de corrupción pero los barones quieren el control total del partido.

Nadie escucha a los ciudadanos.

Con la votación del otro día al PSOE se le abre una gran oportunidad.

Habrá que ver si Pedro Sánchez sabrá aprovecharla inteligentemente y si los barones paran de hacer zancadillas. Ya sé que es mucho pedir, pero hay que tener esperanza de que algún partido y su dirección central escuche alguna vez a la ciudadania.

 

 

La parábola del fariseo enojado

Viernes, Mayo 19th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Aquel día salió Jesús de casa y se sentó a la orilla del mar.

Con Él estaban sus discípulos y se puso a hablarles en parábolas, diciendo: «He aquí que un fariseo estaba solo en su casa cuando agua de la lluvia inundó una de las habitaciones. Como no estaban ni su mujer ni sus sirvientes tuvo que pasarse un buen rato recogiendo el agua. El fariseo estaba enojado por la situación y así se sentía cuando salió para ir al templo. Por el camino se encontró un mendigo al que conocía, el fariseo le dio una limosna y le preguntó al mendigo: ¿cómo te van las cosas? De pronto la cara al mendigo se le iluminó y sonriendo le contestó: muy bien, hace días que ya no duermo en la calle! Al oír esto, el espíritu se le hundió al fariseo porque no había sabido apreciar lo que él tenía y por enojarse por algo sin importancia. El que tenga oídos, que oiga».

Esta parábola no la encontrareis aún en el Nuevo Testamento y tampoco en ninguno de los evangelios apócrifos, aunque creo bien pudiera ser que la hubiese contado Jesús. Creo que encajaría bien en el espíritu de sus enseñanzas. Pero esta parábola está basada en un hecho real, en el que el fariseo soy yo.

Persona sin hogar pidiendo en la calle

Sucedió en Madrid hace un par de semanas. El agua que entró en mi piso no era de lluvia sino de las tuberías de la calefacción, pero por todo lo demás la historia es como la conté antes. El mendigo es un señor que está en la calle pidiendo desde hace un par de años. Si se le ve andando por la calle es una persona totalmente normal de un poco más de 60 años. Va vestido como el ciudadano medio y no va ni sucio ni desaliñado. Desde mi punto de vista y sin haberle preguntado nada, da la impresión de alguien que se iba defendiendo en la vida y que de pronto lo perdió todo.

Su historia en sí no tiene importancia para lo que os contaba, para mí lo más importante fue su expresión de alegría y satisfacción, a la vez que una cierta inocencia, cuando me dijo que ya no dormía en la calle, no se quejó en absoluto de su suerte. Había encontrado una habitación cerca de donde acostumbra a pedir limosna. No sé en qué condiciones pero evidentemente tiene que seguir pidiendo para tirar adelante.

Yo sentí una profunda vergüenza,  en primer lugar por mi actitud personal de enojarme por pequeños contratiempos sin importancia y por no saber apreciar todo lo que tengo en esta vida. Es tan normal el tener vivienda y comer cada día que no sabemos apreciar el valor que tiene. Me acuerdo de mi niñez, cuando hacía poco se había acabado la guerra civil y había tanta gente que carecía de lo más básico. En aquel momento creo que nos dábamos mejor cuenta del valor de las cosas que teníamos.

Pero hay una segunda razón que me hizo sentir mal. ¿Cómo en nuestra sociedad pueden existir tantas personas que no tienen un lugar donde dormir? Nuestra sociedad se presenta con unos valores humanos que no deberían permitir estas situaciones. En estos últimos años y desde la llamada crisis el número de personas sin hogar ha aumentado considerablemente. Las deudas de bancos y de los derroches públicos se han pagado en parte con las vidas de estas personas abandonadas por todos.

Encima y como hemos visto estas últimas semanas, cuando peor andaban las cosas para los ciudadanos más pobres, se seguían robando millones de fondos públicos. Estos escándalos de corrupción han dejado huecos de decenas de millones cada año. En Madrid, para cubrir agujeros de los presupuestos, la alcaldesa Ana Botella vendió a fondos buitres una serie de viviendas sociales con el resultados que quienes vivían en ellas perdieron su hogar por no poder pagar la subida de alquileres. Este hecho en sí ya es escandaloso, pero aún lo es más si parte del agujero que tapaba la alcaldesa era debido a personas como el señor Ignacio González.  Curiosamente una de las primeras preguntas que hizo este señor al entrar en la cárcel fue cuándo se decían las misas.

¿Qué parábola le contaría Jesús al señor González?

 

De las cloacas a la Roma imperial

Viernes, Mayo 5th, 2017

Benjamí Carreras
Oak Ridge (EEUU)

Parece que en Madrid han abierto las cloacas y sale porquería por todas partes, me refiero a la porquería de la corrupción de los gobiernos autonómicos. En las últimas semanas es un continuo de noticias sobre desvíos de fondos públicos, comisiones, y concesiones de obras a empresas de amigos y parientes. El gobierno de Ignacio Gonzalez fue algo inconcebible por el nivel de corrupción, pero es claro que la cosa continuaba de gobiernos anteriores.

La única buena noticia es que las puertas giratorias parecen funcionar. Me refiero a las puertas giratorias que llevan de puestos públicos a los juzgados, no a las que llevan a consejos de administración de compañías eléctricas y a bancos. El número de personas ingresadas en prisión o imputadas es elevado, a pesar de los esfuerzos del fiscal general anticorrupción de evitarlo.

Esperanza Aguirre anunciando su dimisión

Es bueno  que quede claro que no hay impunidad. Pero sería también bueno ver esos dineros robados que vuelvan a las arcas del gobierno para cubrir las necesidades cada vez en aumento en sanidad pública, educación y ayudas sociales. Es realmente desolador el ver esos increíbles niveles de corrupción y la cantidad de dinero robado mientras parte de la sociedad se está hundiendo cada vez más en la pobreza.

El alud de corrupción del gobierno autonómico de Madrid se ha llevado por delante a Esperanza Aguirre. Después de la Púnica y ahora con todos los nuevos casos no ha tenido más remedio que dimitir. Es posible que ella no se beneficiara personalmente, pero es difícil pensar que con todo el montaje corrupto de sus colaboradores más cercanos ella no se enterara de nada. De todas formas aunque no tenga responsabilidad legal por todos esos sucesos si tiene responsabilidad política.

Mientras teníamos  esa inundación  de noticias sobre la corrupción en Madrid, hemos visto poco de lo que hacía, y no hacía, Trump en Trumplandia. Al menos no ha tirado ninguna bomba a nadie últimamente.

Eso es algo tranquilizador. Pero él ha seguido trabajando sus políticas. En Estados Unidos estamos en un punto cercano a tener otro posible cierre del gobierno por falta de fondos. Los presupuestos tienen que aprobarse para evitarlo antes del viernes 28 de abril.

Parece que Trump está jugando con ello, amenazando con el cierre si no se encuentra el dinero para empezar ha construir el muro con México.

Trump sigue con el estúpido argumento que los mexicanos pagarán por el muro, pero quiere empezar a construirlo ya y sugiere que Estados Unidos adelante el dinero. No hay dinero para seguridad social ni para investigación, pero si lo sacará para el muro y naturalmente para seguir bombardeando a quien le apetezca.

Desgraciadamente hemos tenido más noticias que reafirman ese hundimiento de la sociedad occidental y el deterioro de la democracia.

Francia nos las ha dado el pasado fin de semana. Las elecciones para la presidencia del país nos han mostrado otra nación en la que sus ciudadanos están hartos de los partidos tradicionales.

Los dos candidatos que permanecen para la segunda vuelta no pertenecen a los partidos tradicionales. El caso más notorio es el del partido socialista cuyo candidato solo sacó el 6% de los votos.

Parece que los dirigentes  socialistas franceses aun lo han hecho peor que los españoles y eso era realmente difícil ya que los de nuestro país parece que han hecho todo lo posible para hundir el partido. Claro que aun no han llegado las primarias en el PSOE. Aun pueden intentar ganar a sus compañeros galos en las próximas eleciones y sacar peor porcentaje.

Lo bueno de vivir en España es que cuando el presente se vuelve insoportable uno puede escaparse al pasado. Hay multitud de restos arqueológicos que nos pueden llevar desde la edad de piedra a cualquier otro periodo de nuestra historia. Así que aproveché para largarme a la Roma Imperial visitando la colonia Clunia Sulpicia, una experiencia que vale la pena vivirla.